sábado, 16 octubre 2021

El próximo mes

Para aquellas que por algún motivo han perdido a sus hijos, para esas que sueñan y luchan por ser madres. Este también es su día
Ilustración: Cristina Castañedo Canto

Creo que estoy embarazada. Hace 15 días tenía que caer con la regla y no ha pasado. Me siento muy feliz.

Llevo siete años intentando tener un hijo. Hace siete años mi vida solo gira alrededor de los médicos y de mi embarazo. Ya esto me ha pasado otras veces, pero luego sangro y mis esperanzas caen al suelo.

Mi esposo está tan ilusionado como yo. En su último viaje compró la cuna, el coche y varias cosas más para nuestro bebé. Mis amigos ya le pusieron nombre y eligieron quiénes serían los padrinos. Mi familia…, mi familia no entiende que debo reposar permanentemente. 

Mi abuelo me llama todo el tiempo porque le duele la cabeza, estornudó o cree que tendrá un infarto. Mi tío llegó hace dos días a la casa con un millón de problemas bien preparados en un saco, especialmente para mí.  Pero al menos mis padres están felices por el nieto —o nieta— por venir.

Desde que me casé no he dejado de pensar en ese angelito. Imagino de qué color serán sus ojos, tal vez verdes como los de su papá. Y su sonrisa llenará de alegría la casa. Lo imagino en mis brazos, apretando bien fuerte uno de mis dedos. Su pelito, rizado o lacio, estoy segura de que será muy suave.

La doctora me dijo que debo reposar para que la fertilización surta efecto. No me he movido de esta cama por un mes, a pesar del millón de llamadas de mi abuelo.

Creo que esta vez sí estoy embarazada. No puedo esperar a mañana para hacerme la prueba y que me digan: “¡Felicidades, tendrá un bebé!”…

Hoy amaneció nublado. ¡Ay Dios mío! ¿Será una señal? No, no, todo saldrá bien. Reiré mucho cuando me den la noticia, abrazaré a mi esposo y le diré: “Amor, tendrá tus ojos”. Ya vamos a salir.

¡Ay que dolor! ¡Duele! ¡Duele! ¡Duele mucho! Otra vez no. ¿Por qué, Dios mío, por qué?

Mi esposo me aprieta la mano. No me haré la prueba, volví a sangrar. Él besa mi vientre. El próximo mes todo comenzará de nuevo. Pero tú, pequeño angelito, ya tienes una mamá.


Chábeli Rodríguez García

Estudiante de Periodismo Estudiante de Periodismo UCLV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.