Lun, 21 junio 2021

Desde Santa Clara, voces por el bienestar animal

Sea también esta sumatoria de voces, una vía para aborrecer cualquier forma de maltrato animal y una manera de renovar el compromiso institucional con esta causa que defiende y dignifica la vida.

La consternación y el dolor han colmado redes y espacios virtuales.  En muchos casos, las reacciones rozan el temor por la seguridad de las mascotas: no importa si pasean libres por la calle o permanecen en casa, su vida se siente más frágil ante el riesgo.

Preocupa y moviliza. Estremece e intimida a los que defienden un espacio de dignidad para los callejeros, o a las familias que ven en las mascotas una parte indispensable de su ser.

En sintonía con inquietudes de aquí y de allá, CMHW conversó con varias autoridades santaclareñas cuyo hacer cotidiano conecta de una manera u otra con la protección de los animales.

En calidad de jefe del Departamento de Sanidad Animal en la delegación municipal de la Agricultura, el doctor Liván Rodríguez Alonso aclara que la red de clínicas y consultorios de la ciudad no ha recibido notificaciones relacionadas con envenenamientos de mascotas en las últimas semanas.

Al mismo tiempo, como defensor del bienestar animal —propósito que le une a otras instituciones y organizaciones no gubernamentales— no puede sino detestar cualquier hecho de esta naturaleza.

Foto: Tomada de Internet.

La asistencia veterinaria estatal en la capital villaclareña cuenta con una clínica, dos consultorios, un servicio ambulante, a cargo de la UEB de Servicios Veterinarios y Reproducción de la Empresa Agropecuaria “Valle del Yabú”, a lo que se suma también la clínica de la Universidad Central, perteneciente al grupo empresarial Labiofam, y los técnicos de las formas productivas rurales que brindan asistencia en su radio de acción.

Ante eventos de este tipo —insiste el especialista— la ciudadanía puede dirigirse a estas unidades o comunicarse con los teléfonos 42203551 y 42222872 para canalizar dudas, preocupaciones o inquietudes.

Por su parte, la doctora Niurka Justiz del Valle, jefa del programa de Zoonosis en la Dirección Provincial de Salud Pública, refiere que desde que se iniciaron las conversaciones relativas a la Ley de Bienestar Animal y por indicación del MINSAP, se suspendieron todos los saneamientos en el país.

«Detuvimos, incluso, aquellos vinculados a la contención de la rabia animal, aun cuando la incidencia de esta enfermedad no resulta despreciable, con 34 controles de foco al cierre de 2020 y 5 en lo que va de año», apuntó.

Foto: Tomada de Internet.

Desde el departamento de Sanidad Animal en la Delegación Provincial de la Agricultura, el doctor Ramón Cardoso Arteaga se suma al diálogo con CMHW y recomienda a oyentes e internautas acudir al sistema asistencial para corroborar cualquier sospecha de envenenamiento.

«Con la remisión de un médico veterinario, el departamento de patología del Laboratorio Provincial de Diagnóstico, realizará un dictamen sobre la causa del fallecimiento del animal y esclarecerá así las condiciones del deceso».

Abierto de lunes a sábado, entre 8 am y 4 pm, este laboratorio está ubicado en la localidad de Las Minas y el cobro de sus prestaciones se rige por la tarifa oficial de precios registrada en la resolución 52 del Instituto de Medicina Veterinaria.

Como representante del gobierno santaclareño, la Intendente Midiala Rodríguez Gómez, reitera la voluntad de contribuir al cuidado y protección de los animales, «es un encargo que emana de la propia Constitución y que asumimos con total responsabilidad» puntualizó la funcionaria.

Sea también esta sumatoria de voces, una vía para aborrecer cualquier forma de maltrato animal y una manera de renovar el compromiso institucional con esta causa que defiende y dignifica la vida.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.