jueves, 29 julio 2021

Calidad de alimentos, cuestión de prioridades

La salud humana está estrechamente ligada a la inocuidad de los alimentos, así que acceder a los servicios de la Oficina Nacional de Inspección Estatal debiera ser más que un llamado a la conciencia.

La salud humana está estrechamente ligada a la inocuidad de los alimentos, así que acceder a los servicios de la Oficina Nacional de Inspección Estatal debiera ser más que un llamado a la conciencia.

¿Se ha preguntado qué calidad poseen los productos alimenticios que adquiere cada día tanto por la vía estatal como por cuenta propia? ¿Poseen alguna certificación que avale su inocuidad? Puede ser esta una duda lógica y es la esencia de la Dirección territorial en Villa Clara de la Oficina Nacional de Inspección Estatal recientemente acreditada por el Órgano de Acreditación de la República de Cuba debido a su confiabilidad y rigor en la aplicación de métodos de análisis.

Según explicó a un equipo de Telecubanacán Taimi Rojas Valdés, especialista en gestión de la Calidad, se acreditaron 8 métodos en diferentes ramas, aplicados a productos como la leche en polvo, el café, las bebidas alcohólicas, cervezas y conservas de frutas y vegetales.

“Esta acreditación en sumamente importante para la credibilidad del laboratorio, favorece la comercialización con garantes de calidad y permite la seguridad a los consumidores”, declaró Rojas Valdés.

Con el objetivo de patentizar la vigilancia y control de alimentos de la industria ligera, efectúan procesos de análisis físico-químico, microbiológico y sensorial de bebidas y alimentos a empresas e industrias estatales. Además de realizar inspecciones al proceso productivo u otros laboratorios y efectuar cursos sobre el manejo y cuidado de alimentos.

Aún cuando abarcan en sus servicios las tres provincias centrales, poseen los mecanismos para establecer vínculos y contratos legales, tanto en moneda nacional como libremente convertible, con todo aquel que produzca y comercialice alimentos, dígase minindustrias, CCS, centros de elaboración, cuenta propistas, exigencias que debieran ser cumplidas con rigurosidad y ser condicionante para la venta de alimentos a la población.

Raquel Rojas López, directora territorial, explica la necesidad de acercar más a los productores de alimentos a estos servicios, de convertirlo en una exigencia. “podemos hacer contratos diferenciados, estudiar el tipo de producción y en función de eso establecer las formas de pago. Además, de otros servicios relacionados con la calidad en las líneas de producción; diseño, montaje y puesta en práctica de laboratorios de ensayo, como el aseguramiento de las mediciones”.

La salud humana está estrechamente ligada a la inocuidad de los alimentos, así que acceder a los servicios de la Oficina Nacional de Inspección Estatal debiera ser más que un llamado a la conciencia.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.