Lun, 14 junio 2021

Unidos: Hacemos Cuba

Inicia mayo y el país vuelve a levantar sus banderas. Las mismas que aunque este año no desfilen por la plaza, desde cada hogar demuestran el compromiso de un pueblo con la historia y su futuro.

Otra vez la pandemia impide la marcha habitual de nuestra vida. Este Mayo, como el anterior, la Plaza no será testigo de los vítores, las banderas, el desfile, el entusiasmo de pueblo que desde hace décadas celebra así la fiesta del proletariado en Cuba. No obstante, esta «nueva vida» no ha opacado ni opacará nuestro entusiasmo, y cada barrio, cada hogar, cada palmo de esta Isla se convierte en Plaza.

Muchos son los motivos para celebrar, el primero: «nos tiraron a matar y estamos vivos». Y esa vitalidad, capaz de hacer frente a bloqueos que se aferran, a la asfixia económica que se nos impone, a las campañas que pretenden desacreditarnos, también debe servirnos para transformar. Hacer la Cuba que queremos requerirá cambios que ya el país reconoce y asume, pero si de algo tenemos que estar seguros, es que esa transformación nunca implicará perder nuestra esencia.

El 2021 llegó a su quinto mes mostrándonos aún el lado triste de una pandemia; exigiéndonos más disciplina en esta batalla por la vida, más respeto hacia los verdaderos héroes de esta guerra: el ejército de batas blancas, los profesionales de la ciencia, los voluntarios de los centros de aislamiento, el personal de apoyo, los trabajadores de comunales, los obreros vinculados a la producción; hombres y mujeres que cada día, sin importar la adversidad, salen a hacer y hacer bien, solo con la meta de un país mejor.


Redacción Telecubanacán

canal de televisión Canal de Televisión fundado el 5 de noviembre de 1984

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.