jueves, 11 julio 2024

Díaz-Canel: Política hostil de Estados Unidos impacta de forma directa y extraordinaria sobre el flujo migratorio cubano

En el Encuentro de Palenque, el mandatario de la Isla denunció el hecho de que el potencial migratorio cubano se ve adicionalmente estimulado, de manera muy significativa, por la política de hostilidad de los Estados Unidos hacia Cuba.

El Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez denunció este domingo en México que la política hostil del gobierno de Estados Unidos contra la Isla “impacta de forma directa y extraordinaria sobre el flujo migratorio cubano y de manera colateral en los países de la región por los que transita esa migración.”

En el “Encuentro de Palenque: por una vecindad fraterna y con bienestar”, convocado por el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador para abordar el tema migratorio en la región, el Jefe de Estado de Cuba consideró que “el potencial migratorio cubano se ve adicionalmente estimulado, de manera muy significativa, por la política de hostilidad de los Estados Unidos.”

Ancla El líder caribeño subrayó que esa política de máxima presión se expresa, en primer lugar, con el “bloqueo económico, reforzado en los últimos años de manera criminal con un sistema integral y abarcador de medidas coercitivas dirigidas, por definición, a deprimir el nivel de vida de la población cubana, reducir sus ingresos reales, y hacerla sufrir hambre y miseria.”

La injusta, absurda y arbitraria calificación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo también tiene un peso significativo en el efecto económico de esa política, consideró.

Díaz-Canel se refirió a cómo el gobierno de los Estados Unidos “otorga un tratamiento privilegiado a los cubanos que llegan a su frontera sur o a sus fronteras marítimas con el fin de establecerse permanentemente en ese país”.

En su inmensa mayoría, dijo, son aceptados con independencia del status con que hayan llegado a la frontera. Muchos cubanos, precisó, confían en que, a diferencia de los nacionales de otros países, sus posibilidades de establecerse en Estados Unidos son muy altas si logran llegar a la frontera por cualquier vía.

También por razones políticas, agregó el Presidente, “existe en los Estados Unidos una ley federal llamada Ley de Ajuste Cubano, según la cual todo cubano que haya entrado a ese país, después del primero de enero de 1959, tiene la oportunidad de obtener su residencia permanente al cabo de un año de haber llegado”.

Se trata, explicó, de un privilegio singular que no disfruta el nacional de ningún otro país. Es exclusivo para los cubanos y brinda un incentivo extraordinario para el migrante.

Díaz-Canel denunció la impunidad de las autoridades estadounidenses ante migrantes que se han valido del robo de una aeronave de fumigación, u otros que viajan como polizón en aeronaves civiles,  lo cual, enfatizó, “además de estimular la emigración ilegal desde Cuba, sienta precedentes muy peligrosos para la seguridad de la aeronáutica civil internacional, y se incumple con los acuerdos migratorios firmados entre los dos países.”

“Todas estas prácticas responden a motivaciones netamente políticas y carecen de legitimidad o justificación moral alguna”, dijo.

Ancla Díaz-Canel detalló a los demás delegaciones reunidas en Chiapas, que entre Cuba y los Estados Unidos existen varios acuerdos migratorios, aún vigentes, que fueron concebidos para asegurar que la migración entre los dos países fuera ordenada, regular y segura.

Sin embargo, criticó, las acciones del gobierno de Estados Unidos van en sentido opuesto a tales objetivos e impiden su cumplimiento.

“Resulta imposible comprender el volumen y la naturaleza de los flujos migratorios de cubanos que transitan por países de la región con destino a los Estados Unidos, sin considerar el peso de estos factores que la singularizan y refuerzan”, subrayó.

El Jefe de Estado de Cuba — país que se encuentra entre las ocho naciones que más migrante contabiliza en la región latinoamericana y caribeña, según datos de la cancillería mexicana — aclaró que “modificar las causas estructurales de la migración cubana, tanto la regular como la irregular, e influir de manera fundamental en la reducción de los flujos de migrantes cubanos por diversos países está en manos de las autoridades norteamericanas.”

Recordó que en general los cubanos que salen legalmente de la Isla, se convierten en migrantes irregulares, sometidos a todo tipo de riesgos y peligros, en el tránsito hacia Estados Unidos.

“Cuando exista la voluntad de actuar en esa dirección, les aseguro que contarán siempre con el compromiso y cooperación de Cuba.”

En su intervención, Díaz-Canel apuntó que Cuba mantiene mecanismos bilaterales de cooperación migratoria con naciones de la región, e intercambio de alertas migratorias con otros, con el objetivo de implementar las herramientas que permitan alcanzar un flujo de viajeros regular, ordenado y seguro; y al mismo tiempo, combatir el tráfico de migrantes irregulares y la trata de personas”.

En la reunión participaron delegaciones de 11 países de la región, impactados por la migración regular: Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá y Venezuela. Estuvieron presentes de manera particular los presidentes Nicolás Maduro, Gustavo Petro y Xiomara Castro.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *