lunes, 27 mayo 2024

Netanyahu insiste en objetivo de invadir Rafah, cifra de muertos en Gaza se acerca a 32 000

El primer ministro Benjamín Netanyahu reafirmó este miércoles su objetivo de invadir Rafah, en el extremo sur de la Franja de Gaza, donde hay más 1.4 millones de desplazados por la ofensiva israelí, más de la mitad de la población del enclave palestino.

Netanyahu declaró que ya ha dado luz verde al plan militar del ejército para la ofensiva dentro de Rafah y que se avanza en los preparativos. Reiteró que se hará pese a las reticencias de EE.UU., cuya Administración considera ese paso como una “línea roja”.

El primer ministro israelí afirmó que la operación contra Rafah es clave para asegurar l victoria de las fuerzas de Israel y, respecto al desacuerdo con Washington, comentó que “desde el principio acordamos que había que eliminar a Hamás, pero durante la guerra, no es ningún secreto, hemos tenido diferencias de opinión sobre la mejor manera de lograr ese objetivo”.

El número de víctimas mortales en la guerra sigue aumentando en la Franja de Gaza.

Según una actualización divulgada este miércoles, los ataques de Israel, que ya han durado 166 días, han dejado 31 923 muertos, al sumar 104 fallecidos en las últimas 24 horas debido a los intensos bombardeos israelíes, informaron fuentes en la Franja, citadas por EFE.

Fuentes palestinas y un testigo de la cadena catarí Al Jazeera relataron que en la noche del martes hubo un ataque contra camiones que iban a distribuir comida cerca de la rotonda de Kuwait, en la ciudad de Gaza, matando a al menos 24 personas e hiriendo a decenas.

Se cree que entre los muertos está el jefe del comité de emergencia encargado de la distribución de ayuda en la zona, el funcionario Amjad Hathat. Sería la cuarta persona vinculada a la policía de Gaza o a actividades humanitarias muerta por ataques israelíes en los últimos dos días.

El pasado lunes murió un policía responsable de la seguridad de los camiones de ayuda en el área de Jabalia (norte), quien fue asesinado junto a su esposa y dos hijos en el bombardeo de su vivienda.

El martes murió en un bombardeo contra su vehículo, junto a otras tres personas y al menos un niño, Mahmoud al Bayoumi, el director de policía de Nuseirat, área central costera, según fuentes locales.

La agencia palestina Wafa informó que hay familias sitiadas por los intensos bombardeos de las fuerzas israelíes en las inmediaciones del Hospital Al Shifa, en la ciudad de Gaza, y que al menos 20 personas murieron en un ataque con misiles israelíes contra un edificio residencial en el oeste de la devastada urbe.

También se registró un número indeterminado de muertos en ataques de aviación israelí en la zona de Sidra, en el este de la ciudad.

Palestinos sepultan a muertos en ataque a campos de refugiados, incluidos niños y mujeres

Palestinos despedían el miércoles a las 28 personas que fallecieron en tres ataques aéreos israelíes sobre campos de refugiados urbanos, en el exterior de un hospital del centro de Gaza, informó The Associated Press.

Las imágenes de la agencia mostraron a los dolientes rezando ante los cadáveres, que estaban envueltos en mortajas, antes de ser trasladados en carros tirados por burros para darles sepultura.

Diecinueve personas, entre las que hacía cinco mujeres y nueve niños, perdieron la vida en un ataque que arrasó una vivienda familiar el martes en la noche en el campo de refugiados de Nuseirat. Otra persona murió en otro operativo en el mismo lugar y un tercer ataque en el cercano campo de Bureij causó ocho víctimas mortales, incluyendo tres mujeres.

Los fallecidos fueron trasladados al hospital Mártires de Al-Aqsa, el principal centro médico en el centro del sitiado enclave. Un reportero de la AP vio los cadáveres y sus nombres y los registros hospitalarios.

Nuseirat y Bureij están entre los densos campos de refugiados de Gaza que se remontan a 1948, cuando unos 700 000 palestinos huyeron o fueron expulsados de sus hogares en lo que hoy es Israel durante la guerra en torno a su creación.

Los refugiados y sus descendientes son la mayoría de los 2.3 millones de habitantes de la Franja.

Israel sigue limitando acceso humanitario a Gaza

gaza ninos ayuda alimento marzo24

Los niños de la Franja de Gaza necesitan alimentos, pero los suministros siguen disminuyendo. Foto: UNRWA.

Menos de la mitad de los convoyes de ayuda humanitaria de la ONU previstos para el norte de Gaza, asolado por el hambre, han llegado en lo que va de mes a su destino, a pesar de los repetidos llamamientos de la comunidad internacional para aumentar la asistencia a más de un millón de personas al borde de la inanición, informó Noticias ONU.

En su última actualización, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), informó que en las dos primeras semanas de marzo solo 11 de las 24 operaciones fueron “facilitadas” por las autoridades israelíes.

El resto fueron “denegadas o aplazadas”, refirió OCHA, precisando que a cinco convoyes se les denegó la entrada y ocho fueron aplazados.

“Las operaciones autorizadas consistieron principalmente en distribuciones de alimentos, evaluaciones nutricionales y sanitarias, y la entrega de suministros a hospitales”, informó la oficina, repitiendo las advertencias de que las “limitaciones del acceso humanitario” siguen “afectando gravemente la entrega puntual de asistencia vital, en particular a cientos de miles de personas en el norte de Gaza”.

Haciéndose eco de estos llamamientos, el secretario general, António Guterres, instó este miércoles a las autoridades israelíes a “garantizar el acceso completo y sin restricciones de la ayuda humanitaria en toda Gaza y a que la comunidad internacional apoye plenamente nuestros esfuerzos humanitarios”.

Desde Bruselas, donde estaba reunido con representantes de la Unión Europea, el máximo responsable de la ONU reiteró también su llamamiento a “seguir haciendo todo lo posible para detener la matanza, alcanzar un alto el fuego humanitario inmediato y garantizar la liberación incondicional de los rehenes”.

Las restricciones a la ayuda humanitaria se producen incluso después de que la Corte Internacional de Justicia consideró plausible en enero pasado que los actos de Israel pudieran equivaler a genocidio y dictó seis medidas provisionales, ordenando a Tel Aviv adoptar todas las acciones a su alcance para impedir actos genocidas, entre ellas prevenir y castigar la incitación al genocidio, garantizar que la ayuda y los servicios lleguen a los palestinos sitiados en Gaza y preservar las pruebas de los crímenes cometidos en la Franja.

Según OCHA, el envío de ayuda al norte de Gaza requiere de “aprobaciones diarias” por las autoridades israelíes, y a pesar de todos los esfuerzos por coordinar el proceso, “los convoyes de camiones son rechazados con frecuencia, incluso tras largas esperas en el puesto de control de Wadi Gaza”, la puerta de entrada al norte del enclave.

Los convoyes de ayuda también se han convertido en el centro de atención de “personas desesperadas” que intentan conseguir comida, ya sea en el puesto de control o a lo largo de la difícil ruta hacia el norte, cuando consiguen pasar. “La única forma de evitarlo es garantizar que se pueda suministrar suficiente ayuda de forma fiable”, indicó la entidad.

Durante el mismo periodo de dos semanas en marzo, las autoridades israelíes concedieron acceso a tres de cada cuatro misiones de ayuda a las zonas al sur de Wadi Gaza (78 de 103), con 15 denegadas y 10 “pospuestas o retiradas”, según OCHA.

Mientras tanto, “la hambruna es inminente”, si no es una realidad ya en algunas partes del enclave, advirtió la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNWRA) en medio de informes de que 24 personas murieron durante la noche en un ataque a un convoy de ayuda en el norte de la ciudad de Gaza.

Continúa el asesinato de civiles en Cisjordania

En la Cisjordania ocupada, un pastor palestino de 43 años, padre de cuatro hijos, murió tiroteado el martes en la comunidad de pastores de Khirbet Tell al Khashaba, cerca del pueblo de Aqraba, en Nablus.

Según fuentes de la comunidad y testigos presenciales, el palestino estaba pastoreando su ganado cuando tres colonos israelíes de un puesto avanzado de asentamiento cercano vestidos con uniformes del Ejército se acercaron a él y lo empujaron por la fuerza al suelo.

Las fuentes comunitarias añadieron que, al intentar defenderse y empujar a uno de los atacantes, otro colono le disparó mortalmente en el pecho.

Según una fuente del Ejército israelí, citada por un medio de comunicación, el palestino recibió un disparo de un soldado israelí.

Desde el 7 de octubre han muerto 422 palestinos, 410 de ellos a manos de fuerzas israelíes, nueve a manos de colonos y tres a manos de fuerzas israelíes o de colonos, en toda Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental.

La cifra incluye 114 palestinos asesinados desde el comienzo de 2024 (frente a 85 durante el mismo periodo de 2023), la gran mayoría por fuerzas israelíes.

Otros 4 690 palestinos han sido heridos, entre ellos 724 niños, desde el 7 de octubre en Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *