sábado, 16 octubre 2021

COVID-19 en el mundo: Protestas en Londres contra confinamiento y vacunación obligatoria

Decenas de manifestantes se congregaron en la céntrica Plaza de Trafalgar, en Londres, para protestar contra el confinamiento impuesto por la pandemia de la COVID-19 y la vacunación obligatoria, en un país que se enfrenta a una nueva ola de casos de coronavirus, pese a que el 54 % de la población se ha vacunado completamente.

En Reino Unido, las autoridades han detectado 16 contagios con la variante B.1.621, identificada por primera vez en Colombia en enero de este año.

A partir de este 19 de julio, Inglaterra anunció un levantamiento de la mayoría de las restricciones que tenía en pie para combatir el coronavirus.

En un intento de regreso a la normalidad, se anunció que no habrá límites sobre la cantidad de personas que pueden reunirse o asistir a eventos, así como otras medidas como que los clubes nocturnos pueden reabrir, y las personas que trabajan desde casa gradualmente deberán volver a sus oficinas.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, hizo un llamado a ser cautos durante esta nueva etapa, en la que expertos pronostican que las infecciones en ese país, que actualmente son cerca de 50.000 diarias, podrían llegar a 200.000, a medida que avanza el verano.

El 40% de nuevos casos de COVID-19 en EE.UU. se concentran en 4 estados

El 40 % de los nuevos casos de COVID-19 en Estados Unidos se registran en cuatro estados: Florida, Texas y Misuri. Los afectados son sobre todo personas no vacunadas, aseguró el coordinador de la pandemia de la Casa Blanca, Jeff Zients.

De acuerdo con el funcionario, la diferencia en el número de casos es y será más significativa entre los estados que han vacunado más y los que han vacunado menos, en especial si se tiene en cuenta que la variante Delta de COVID-19 se contagia más rápidamente.

Zients dijo que el 97 % de todos los casos de hospitalizaciones y de muertes por COVID-19 se corresponde con personas que no se vacunaron, aunque as personas vacunadas también corren riesgo, aunque menor o nulo.

Esta cifra concuerda con la facilitada por la doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el control y prevención de enfermedades, informa The Guardian.

Para Walensky, al menos el 99 % de las muertes causadas por el coronavirus fueron de personas no vacunadas o no completamente vacunadas. En Alabama, por ejemplo, el 96 % de las muertes por COVID-19 que se registraron en abril fueron de personas que no estaban totalmente vacunadas.

A pesar de este panorama, Zients señaló que, en Arkansas, Louisiana, Florida, Nevada y Misuri, ha aumentado el número de personas vacunadas durante las últimas dos semanas. Sin embargo, en esos mismos estados también se registra un aumento de casos, lo que se debe a que la inmunidad tarda dos semanas en ser alcanzada.

Para Zients, estos datos deberían ser una motivación para que los gobernadores locales se tomen más enserio el proceso de vacunación.

Nuevas protestas en Francia contra el pase especial COVID-19

Cerca de 160.000 personas, entre ellas activistas de la extrema derecha y miembros del movimiento de los chalecos amarillos, protestaron en varias partes de Francia, contra un proyecto de ley que exige a la población  contar con un pase especial COVID-19 para entrar a restaurantes y otros recintos, y a todos los trabajadores de la salud a vacunarse contra el coronavirus.

Este sábado los senadores debatieron el proyecto, luego de su aprobación en la víspera por la cámara baja.

El llamado ‘pass sanitaire’ o pase sanitario es requerido desde este miércoles para todos los eventos o lugares con más de 50 personas, y se extenderá a restaurantes, cafés y centros comerciales en agosto, según  anunció el presidente Emmanuel Macron en un discurso televisado.

Los manifestantes congregados en la Plaza de la Bastilla corearon “¡libertad, libertad!” y marcharon por el este de París, mientras que miles se concentraron al otro lado del río Sena frente a la Torre Eiffel, en un acto organizado por un exdirigente del partido antiinmigrante de Marine Le Pen.

Aunque la mayoría de los manifestantes mantuvo la calma, la tensión estalló en los márgenes de la marcha en la Bastilla. La policía antimotines roció gas lacrimógeno contra los manifestantes cuando alguien arrojó una silla a uno de los agentes.

La propagación del virus en Francia y las hospitalizaciones van en aumento. El gobierno francés busca acelerar la campaña de vacunación para proteger a los sectores vulnerables de la población y no verse obligado a imponer nuevos confinamientos.

La mayoría de los adultos del país han recibido todas sus dosis de vacunas y varias encuestas indican que la mayoría de los franceses aprueban las nuevas medidas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.