Vie, 23 julio 2021

COVID-19 en el mundo: El pánico en Guayaquil hace aparecer cadáveres en las esquinas

Guayaquil vive una pesadilla. Vive escenas de película de terror, de desesperación. Además de los gritos lastimeros que claman afuera de las casas de salud públicas y privadas para que decenas, cientos de personas agonizantes sean recibidas para tratarse del coronavirus, los cuerpos de quienes han fallecido en los domicilios empezaron a ser arrojados en las aceras, en esquinas, portales o depósitos de basura, embalados.

Una periodista de televisión puso la tarde del domingo un mensaje de voz en un chat de comunicadores formado por la Gobernación del Guayas. “Tenemos una situación complicada por el hospital del Seguro (Teodoro Maldonado Carbo, en el sur), por el lado del centro de diálisis, por donde está la basura… Han dejado ahí los muertos, pensamos que es por coronavirus, porque nunca han dejado ahí…Necesitamos que nos auxilien…”, decía.

El audio se difundía dos horas después de que personal de Comunicación de la Gobernación diera a conocer que en ese chat ya no se debía notificar ese tipo de novedad, pues dos funcionarios estatales pasaban a manejar el tema de la recolección de cadáveres, por decisión del Comité de Operaciones de Emergencias (COE). Se dieron los nombres de Jorge Wated, del Banco del Estado, y Abraham Bedrán, del IESS.

El problema del retiro viene desde hace más de una semana, pero la tardanza y el temor a contagiarse de coronavirus u otra patología ha causado desesperación y, entre el domingo y ayer, los cadáveres de personas fallecidas con síntomas del COVID-19 u otras patologías empezaron a aparecer abandonados en las esquinas. La crítica era que al llamar al 911 nadie daba solución y los cuerpos se descomponían por dos y hasta cuatro días de espera.

El domingo al amanecer, un cuerpo yacía, tapado con plásticos, en Escobedo y Padre Solano, centro de Guayaquil, junto a un recolector de basura. Ayer en la mañana se denunciaba la presencia de otro cadáver, ensacado, en Nueva Prosperina, en el noroeste.

Por la cantidad de muertos y la demora en los trámites, en los hospitales también hay bodegas de cadáveres. Así se refleja en fotos y videos.

En otros casos, los fallecidos en las casas siguen en espera del retiro. Con la voz entrecortada, Estefanía Guerrero contó ayer que el cuerpo de su padre, Celso, quien falleció el sábado en la mañana, aún no había sido levantado. En su vivienda en la ciudadela Sauces 9, norte de Guayaquil, yacía el cadáver hasta el mediodía de ayer.

Estefanía relató que su padre tenía problemas respiratorios. El sábado llamó al ECU911 para pedir una ambulancia. Le dijeron que enseguida le enviaban. Nunca llegó.

Su desesperación hizo que salieran a buscar una casa asistencial. En una clínica del norte no le permitieron el ingreso. Luego lo llevaron al hospital IESS de Los Ceibos, pero él llegó sin signos vitales.

“De ahí lo llevamos a la casa y un policía nos dijo que reportemos por el 911, que es el trámite menos corto. Pero no contestan, no me dan respuesta”, manifestó Estefanía.

Hasta el mediodía de ayer, el cadáver no había sido levantado. “Yo ya no sé qué hacer, el olor es putrefacto”, refirió llorando Estefanía.

Agregó que el pasado domingo cancelaron 400 dólares en el IESS por los servicios de cremación.

No ha cifras de personas que mueren en sus casas por problemas respiratorios sin haber sido recibidos en casas asistenciales.

Ayer, el viceministro de Salud, Ernestro Carrasco, refiriéndose a la atención de la pandemia, dijo: “No nos sirve manejar estadísticas si la cadena de transmisión se mantiene”.

La semana pasada, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, señaló que en tres días recogieron 100 cuerpos. En algunos casos, estos llevan hasta 72 horas sin ser levantados.

Al mediodía del sábado, pedían levantar el cadáver de Gustavo Logroño, de 77 años, quien vivía solo y falleció el pasado jueves en Padre Solano y Escobedo. Sus restos son los dejados la madrugada del domingo junto al tacho de basura.

A las 14:15 del sábado, se solicitaba que el personal correspondiente acuda a levantar el cadáver de Lorgia Santacruz, quien murió en el bloque 6 de la cooperativa Unión de Bananeros, en el Guasmo sur.

Al minuto, se reportó que José Luna tenía 9 horas de fallecido sobre un colchón en un inmueble de las calles 17 y Medardo Ángel Silva.

Mercedes Ávila falleció a las 20:45 del viernes en la urbanización Lago Capeira. Su caso empezó a hacerse viral a las 16:30 del sábado, pues hasta esa hora no habían ido a levantar el cadáver. La mujer vivía junto a 9 personas, dos de ellas consideradas de alto riesgo.

Evelyn Mazzini indicó que su tío Walter Olvera falleció el viernes, a las 20:00. “Estuvo enfermo desde anteayer (jueves), se llamó a los números de emergencia y solo dijeron que tomara paracetamol y no les importaron los síntomas que él tenía. Falleció ayer (viernes). Hemos insistido varias veces al 911 y la respuesta era que ya mismo llegaban. Ahora nos dicen que tenemos que esperar tres días para el levantamiento del cadáver”, expresó Mazzini.

En las calles Domingo Comín y Juan Péndola, en el Guasmo sur, familiares de María Gonzaga esperaban el sábado por el levantamiento de su cadáver, fallecido horas atrás. Pese a llamar al 911, no obtenían respuesta.
El trámite de retiro y su costo es otro capítulo.

With corpses on sidewalks and hospitals and morgues overwhelmed with COVID-19, Ecuador just paid $325 million to international creditors. This person was left in a hospital parking lot in Guayaquil. https://t.co/vv99JBvlZQ #CoronavirusEcuador pic.twitter.com/xDCbBE0gvh

— Steven Donziger (@SDonziger) March 30, 2020


(Tomado de El Universal)

Hay 450 cuerpos por recoger en Guayaquil tras muerte en las casas

Cuerpo abandonado junto a una farmacia en Guayaquil. Foto: Agencias

Los guayaquileños ya no saben qué hacer con los cuerpos que se descomponen en las viviendas. Algunas familias llevan hasta cuatro días encerrados con los cadáveres de sus familiares y siguen en el listado para ser retirados por Medicina Legal.

Aquello generó reacciones de descontento la noche del lunes cuando algunas personas quemaron llantas, muebles y ropa de algunos fallecidos en el suburbio de Guayaquil. Y mediante videos amenazaban con incinerar incluso los cuerpos de los fallecidos.

Ese clamor de los parientes y el mismo hecho de que algunos cadáveres empezaban a ser arrojados en las calles guayaquileñas trajo una reacción del presidente Lenín Moreno, quien descartó que se vayan a emplear fosas comunes y dijo que las víctimas tendrán un entierro digno y este martes las autoridades anunciaron acciones para solucionar el caos.

No hay cifras oficiales sobre cuántas personas han fallecido y sus cuerpos no han sido retirados, tampoco sobre los levantamientos ejecutados. No obstante, según un listado que tiene la Policía para acudir a los levantamientos y al que pudo acceder este Diario, este martes estaban registrados casi 450 cuerpos en lista de espera para ser retirados de las viviendas.

Una cifra similar citó el concejal de Guayaquil Andrés Guschmer, la noche del lunes. Él señaló que esa lista era de 400.

El temor de los deudos y vecinos es de contagiarse. Por eso la reacción de un grupo de personas que la noche del lunes quemaron llantas y un mueble en la 19 y la Q, suburbio de Guayaquil. Ahí la familia de un hombre que había fallecido tres días atrás exigía a las autoridades que retiren el cuerpo. En ese sector se han registrado algunos decesos.

En un video, en cambio, se ve cómo tres hombres casi sin protección sacan de la habitación de una vivienda un cadáver en una sábana, lo depositan dentro de una caja de madera elaborada de forma artesanal, donde han colocado un plástico.

El cuerpo estuvo varios días sobre una cama, donde habían echado cal por el mal olor.

Cadáveres empiezan a aparecer abandonados en varias esquinas de Guayaquil
En el registro de la Policía se han reportado más de 550 casos de fallecimiento en hogares desde el jueves.

En el Registro Civil se han inscrito desde el 23 de marzo más del triple de las actas de defunción que se emiten regularmente. En una jornada normal se inscriben entre 30 y 40 actas de defunción. La semana pasada se inscribieron 120 en promedio, por eso se habilitaron también la agencia del sur de Guayaquil y del Parque California y se ampliaron los horarios hasta las 17:00.

Otro fallecido tirado en la calle en Guayaquil , Padre Solano y Boyacá, pleno centro. Los cadáveres se apilan en la ciudad, cuidado y aparecen otras epidemias porque los cuerpos se descomponen y traen más problemas, por humanidad recojan a ese hombre. pic.twitter.com/FZrsy7qNBx

— Stalin Briones (@stalinbriones) March 29, 2020

Putin con buena salud mientras médico da positivo a COVID-19

Putin Foto: Sputnik.

El médico en jefe del principal hospital de tratamiento del coronavirus en Rusia ubicado en las afueras de Moscú y quien se reunió recientemente con el presidente Vladimir Putin, ha resultado positivo en la prueba de la COVID-19.

«Sí, tengo una prueba positiva a la CoV, pero me siento bastante bien», escribió el 31 de marzo en Facebook Denis Protsenko, el médico, y agregó que está en autoaislamiento y trabajando a distancia.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los reporteros el 31 de marzo que Putin fue sometido a pruebas regulares de coronavirus y «todo está bien».

Protsenko encabezó un recorrido por el hospital el 24 de marzo para Putin y otros altos funcionarios, ocasión en que se estrecharon las manos.

Comenzaron en Japón los ensayos clínicos del antigripal favipiravir

Se prueban medicamentos en Japón contrra la COVID-19. Foto: Reuters
La farmacéutica japonesa Fujifilm Toyama Chemical, responsable del antigripal experimental favipiravir que se está probando para tratar los síntomas de la enfermedad respiratoria por coronavirus COVID-19, ha empezado los ensayos clínicos en Japón.

La empresa nipona tiene previsto realizar pruebas con el fármaco en unos 100 pacientes infectados en un ensayo clínico que se prolongará hasta finales de junio, detalló este miércoles la cadena publica japonesa NHK.

El favipiravir, conocido en Japón bajo su denominación comercial Avigan, impide que los virus copien su material genético a través de un mecanismo de acción para inhibir selectivamente la RNA-polimerasa involucrada en la reproducción vírica del virus de la gripe.

Por ello, se espera que “pueda tener un potencial antiviral en el nuevo coronavirus, ya que está clasificado en el mismo tipo de virus ARN monocatenario (que se replica en la célula del infectado) que la influenza”, señaló la farmacéutica en un comunicado.

El Avigan obtuvo en 2014 la aprobación del Gobierno nipón para su producción y venta como un medicamento contra la influenza, pero nunca se ha distribuido en el mercado y no está disponible en hospitales o farmacias de ningún país, ni siquiera en Japón.

Esto se debe a que este medicamento experimental se emplea para tratar ciertos tipos de gripe “sólo cuando se da un brote de un virus de influenza nuevo o emergente en los que otros antivirales no son efectivos o son ineficientes” y bajo expresa autorización del Gobierno, dado que se han documentado graves efectos secundarios.

Entre estos efectos se encuentran abortos o las malformaciones fetales, por lo que el fármaco no es apto para embarazadas.

El Gobierno japonés sí tiene “una cierta reserva” del fármaco, ha dicho la empresa, una reserva que, según el diario económico Nikkei, asciende a unos 2 millones de dosis, que podrían no ser suficientes.

Ante menor demanda faltan almacenes para petróleo

Por poco más de US$6, te podías comprar el lunes un barril de petróleo del tipo Western Canadian Select. Y si quisieras comprarte un barril de crudo de referencia, el Brent del mar del Norte, por ejemplo, solo necesitarías unos US$22, dice un reportaje de BBC Mundo.

Si pensamos que hasta enero el precio del Brent rondaba los US$70 y US$36 el Western Canadian, la inversión podría salir a cuenta.

Las consecuencias para América Latina de la caída del precio del petróleo en medio de la crisis por el coronavirus
«Estamos encarando epidemias como el coronavirus de forma equivocada»
Y es que la crisis por el coronavirus -y la guerra de precios que generó entre dos pesos pesados de la producción internacional, Arabia Saudita y Rusia- han puesto en caída el valor del petróleo.

De hecho, esta semana empezó con el crudo sucumbiendo a su nivel más bajo en los últimos 18 años: el Brent alcanzó los US$22,58 y el West Texas Intermediate cayó por debajo de los US$20.

Riad, sin embargo, reiteró que a partir del miércoles aumentará su producción a un nivel sin precedentes (12,3 millones de barriles por día), en una situación de emergencia global donde consultoras y analistas prevén una caída abrupta en el consumo.

Pero en un escenario donde Arabia Saudita abre a tope las llaves de sus pozos mientras cae la compra de hidrocarburos como consecuencia de la pandemia, una cuestión logística ha comenzado a volverse un dolor de cabeza: ¿dónde meter todo el petróleo?

Y es que si históricamente la disyuntiva para muchos países ha sido cómo lograr tener suficiente combustible almacenado para responder ante un potencial fallo en el suministro, ahora el problema resulta que es tanta la oferta que no se sabe qué hacer con ella.

«En algún momento, muy pronto, es posible que la capacidad de almacenamiento de petróleo a nivel global alcance su límite», alertó la pasada semana Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía.

Mientras Rystad Energy, una consultora petrolera con sede en Oslo, estimó que el 76% del almacenamiento mundial ya estaba lleno y que era probable que, de continuar las tasas de producción actuales, el mundo se quedaría sin lugares donde guardar su crudo este abril.

Fútbol: Pospuestos todos los partidos de selecciones que iban a jugarse en junio

La pandemia de COVID-19 ha paralizado el fútbol europeo. Foto: Reuters.

La Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA, por su acrónimo en francés) ha anunciado que todos los partidos de selecciones que iban a disputarse el próximo mes de junio se posponen de forma indefinida debido a la pandemia de la COVID-19, según un comunicado difundido este miércoles en su página oficial.

El texto precisa que esta medida afecta a todos los encuentros de equipos nacionales, masculinos o femeninos, de países europeos, incluidos los de la fase de clasificación para la Eurocopa 2020, que se ha aplazado hasta el año que viene.

La medida también afectará a las competiciones de categorías inferiores y los partidos amistosos que involucren a dichas selecciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.