sábado, 23 octubre 2021

Biden sigue marcando diferencias con la Administración Trump en política exterior

Durante su primer gran discurso sobre política exterior, este jueves en el Departamento de Estado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hizo tres anuncios que modifican o revierten políticas implementadas por Donald Trump.

Durante su primer gran discurso sobre política exterior, este jueves en el Departamento de Estado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hizo tres anuncios que modifican o revierten políticas implementadas por Donald Trump: elevar el límite de refugiados admitidos, de los 15 000 actuales a 125 000; cesar el apoyo de EE.UU. a la ofensiva de sus aliados en la guerra de Yemen y paralizar la retirada de tropas de Alemania.

Biden, quien no tuvo palabras conciliadoras para Rusia y China, que consideró los grandes desafíos exteriores de Estados Unidos ‒en el caso de China, habló de sus “crecientes ambiciones por competir con EE.UU.” y consideró a la nación asiática su “mayor competidor”‒, señaló que, no obstante, también apostaría por la cooperación, incluso con esas dos naciones.

“Liderar con la diplomacia significa trabajar codo a codo con nuestros aliados y socios clave de nuevo (…) Al liderar con diplomacia, también debemos trabajar con nuestros adversarios y competidores de forma diplomática, cuando esté en nuestro interés y en el de la mejora de seguridad del pueblo estadounidense”, dijo.

Eso es por lo que EE.UU. y Rusia acordaron extender el tratado de armas nucleares Start por cinco años más, explicó el presidente.

Biden también dijo estar preparado para «trabajar con Pekín, cuando sea de interés para Estados Unidos hacerlo”, y habló del retorno de EE.UU. al Acuerdo de París contra el cambio climático, una de las áreas en las que se espera cooperación entre ambas potencias.

En ese sentido, el presidente explicó que acogerá una cumbre de líderes sobre la crisis climática este año. Pocas horas después de su toma de posesión, Biden también había ordenado el retorno de EE.UU. a la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la que se había retirado la Administración Trump, al igual que lo había hecho del Acuerdo de París.

Biden, que no habló de América Latina, remarcó su voluntad de devolver el liderazgo a Estados Unidos en la arena internacional y hacerlo a través del multilateralismo, frente al “Estados Unidos, primero” de su antecesor.

“Repararemos nuestras alianzas, interactuaremos con el mundo de nuevo; no para responder a los desafíos del pasado, sino para responder a los del presente y el futuro”, afirmó.

Anunció que su Gobierno incrementará los esfuerzos diplomáticos para acabar con la guerra en Yemen, que lleva devastando el país seis años y se estima que ha provocado la muerte de más de 110 000 personas.

“Para subrayar nuestro compromiso, vamos a poner fin al apoyo de Estados Unidos a la ofensiva en la guerra de Yemen, incluido las ventas de armas pertinentes”, anunció.

Biden se refirió así a la ofensiva de la coalición liderada por Arabia Saudita en el país y su declaración marca un drástico cambio de rumbo respecto a Trump, que elevó su apoyo.

El presidente comunicó además su interés por trabajar con aliados para proteger los derechos de la comunidad LGTBIQ+ en el mundo y anunció una orden ejecutiva para ampliar el límite de admisiones de refugiados en Estados Unidos, de los 15.000 actuales a 125 000 en el primer año fiscal de su mandato.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.