domingo, 1 agosto 2021

Alimentación saludable ¡cuida tu vida!

Una alimentación saludable consiste en ingerir una variedad de alimentos que te brinden los nutrientes que necesitas para mantenerte sano, sentirte bien y tener energía. Estos nutrientes incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales.

Una alimentación saludable consiste en ingerir una variedad de alimentos que te brinden los nutrientes que necesitas para mantenerte sano, sentirte bien y tener energía. Estos nutrientes incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales.

Soy de las personas que pienso que un buen desayuno, y por supuesto un equilibrio alimenticio durante el día, es vital para lograr una vida sana.

La experiencia me permite asegurar que desayunar es el primer y más importante alimento del día y siempre me aseguro de que el mío reúna las condiciones necesarias y disponer del tiempo preciso para consumirlo.

Trato de tener en casa los abastecimientos necesarios para lograr una alimentación adecuada. Carne, huevo, vegetales, frutas y leche que no deben faltar.

Me enseñaron de pequeña que tomar leche en el primer alimento del día era lo idóneo e incluso hasta en los horarios de meriendas. Según mi madre, ese preciado líquido no debe faltar en casa porque de él se derivan varias recetas, todas muy alimenticias. Sin embargo, una voz especializada me aseguró no abusar del consumo de ella.

Luego de dudar al respecto comencé a alternar ese primer alimento del día con jugos naturales y comprobé la veracidad del argumento dado por el especialista.

Aprendí también a beber un vaso de agua al levantarme, preferentemente a temperatura ambiente, antes del primer café mañanero y realmente me hace mucho bien.

Desde entonces hago un balance con frutas y jugos sin azúcar en los diferentes horarios del día y así creo lograr los nutrientes necesarios para estar sana.

Si usted es de los que piensa que no tuve en cuenta mi economía doméstica, está equivocado. Al valorar el consumo y los precios existentes sí logro adquirir lo que necesito con similares gastos económicos.

Compro menos leche, pastas y panes. En cambio, aumento el consumo de frutas y vegetales con los mismos ingresos del mes y logro así ese balance alimenticio que tanto buscamos.

Aun cuando también los vegetales de hoja verde, (la acelga, la lechuga) suben de precios por día y quizás sean menos sabrosos al paladar, sí son más nutritivos que el tomate y otros, y esta es una buena época para consumirlos, los adquiero porque ahora hay por doquier, ¡Aprovecha la temporada!

Recuerda que una alimentación saludable consiste en ingerir una variedad de alimentos que te brinden los nutrientes que necesitas para mantenerte sana, sentirte bien y tener energía. Estos nutrientes incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales.

Aun cuando los dulces siempre han sido mis preferidos, y también gusto de la comida chatarra y de rápida elaboración, trato de consumirlos, pero en menor cantidad. Ese gustico hace daño a la salud y solo déjalo para una ocasión; que no se convierta en una constante.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.