Vie, 25 junio 2021

Por primera vez Cuba se queda sin béisbol en los Juegos Olímpicos

Cuba, una vez más, fue superada por Canadá. Al igual que frente a Venezuela, el elenco de la Mayor de las Antillas se vio con posibilidades ante los norteños, pero los pequeños detalles que hacen grande al béisbol, nos volvieron vulnerables.

Cuba, una vez más, fue superada por Canadá. Al igual que frente a Venezuela, el elenco de la Mayor de las Antillas se vio con posibilidades ante los norteños, pero los pequeños detalles que hacen grande al béisbol, nos volvieron vulnerables.

Demasiados deslices en un partido de vital importancia: falla el abridor nuevamente, esta vez sin pasar del primer episodio; sigue sin llegar el batazo en la hora crucial; la defensa tampoco desempeñó su papel, sobre todo, en la receptoría, pese al esfuerzo de Yovani Alarcón ante los endiablados envíos de Yariel Rodríguez.

Conectaron más imparables que los contrarios, pero el problema de la ofensiva no es solo batear, sino producir carreras, y en esa asignatura volvimos a suspender, entre otras cosas, porque nuestros jugadores le van con el mismo swing a cada lanzamiento, sin tener en cuenta las características de estos. Y eso hay que resolverlo antes del torneo, en la parte técnica de la preparación, que otra vez queda en deuda, como ha sucedido en los últimos años, y nos deja con la sensación de que tenemos las posibilidades y las potencialidades sin explotar.

Los canadienses, en cambio, supieron ajustar su mecánica de bateo, lo mismo ante los rompientes que ante la velocidad, cuando se dedicaron solo a hacer contacto, no swines inmensos.

En definitiva, seguimos sin poder vencer a Canadá desde la última vez, ya en el lejano 20 de octubre de 2011, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

Debemos aplaudir a Yariel Rodríguez, autor de seis entradas y un tercio en las que permitió dos carreras, con 11 ponches, cuatro boletos y la misma cantidad de jits. Su esfuerzo no encontró recompensa por las lagunas mencionadas.

Y como el béisbol tiene esas cosas mágicas, Armando Ferrer hizo la valiente jugada de sustituir a su hombre de más contacto por Frederich Cepeda, y este, en dos y nada, le fue decidido a la pelota, porque vino a eso, a impulsar y trajo una para darnos otro final de infarto, con Yordanis Samón tirándole a todas como un samurái. Un error del pitcher le abrió las puertas del home a la quinta carrera, y puso empate en circulación.

Mas Lisbán Correa, con toda la responsabilidad encima en su debut en la selección nacional, se tomó el ponche que más le dolerá en toda su carrera deportiva. Sin embargo, esa es la última imagen, el último out, pero el mal ya estaba hecho.

Pero levantemos la cabeza, porque la pelota nos seguirá convocando, ella tiene la virtud de hacernos vivir las alegrías y también de despertar estos sufrimientos. Se impone repensarnos, desde los valores científicos que aporten a la organización de un sistema competitivo que, sobre todo desde casa, y también con el aporte de nuestras principales figuras en ligas foráneas, tributen al alegrón que seguiremos esperando, y al cual no renunciaremos.

El resultado deja a Cuba, por primera vez, fuera de una convocatoria olímpica beisbolera, desde que estas vieron la luz en los Juegos de Barcelona, en 1992. Esa condición la mantendrá Japón, que volverá a estar bajo los cincos aros, en calidad de anfitrión.

CLOVER PARK C H E
CAN300 100 110 6 9 3
CUBA000 010 202 5 11 1
JG: Dustin Molleken. JP: Yariel Rodríguez.
JS: John Berton Axford. Jr: Michael Ray Crouse.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.