Mar, 22 junio 2021

Playoffs final 2021: Granma da “jaque” con caballo y arrincona al rey

Los Alazanes de Granma vencieron por tercera vez en esta final a los Cocodrilos matanceros, ahora con holgada pizarra de 15-5 en siete episodios, para arrinconarlos contra la pared y comenzar a acariciar el trofeo de campeones de esta Serie Nacional número 60.

A caballo entró la tropa de Carlos Martí al terreno neutral del estadio José Antonio Huelga y no paró hasta acumular 16 indiscutibles para volver a darles “jaque” a los reyes de la pasada campaña, colocarse a solo un paso de recuperar el trono del béisbol cubano y reafirmarse como sus verdugos naturales al aniquilarlos en todos los duelos de postemporada que han pactado.

La dirección del equipo yumurino optó por volver a colocar en el montículo al diestro Renner Rivero, víctima de su descontrol en su apertura apenas 24 horas antes, y la estrategia (polémica) no funcionó. El joven natural de Unión de Reyes después de una primera entrada donde se le embasaron dos jugadores (boleto y hit) soportó cuatro sencillos, tres de ellos de forma consecutiva, y tuvo que irse a las duchas.

Un ramillete mortífero de cinco anotaciones lograron fabricar en ese segundo inning los caballos orientales, cuatro a la cuenta de Rivero (las primeras que permitía después de 9.2 episodios inmaculados) y otra a los récords de Joel Suárez, quien esta vez no pudo apagar el fuego que hacía arder la hierba sobre el campo de juego.

Un cañonazo de Roel Santos, una base por bolas con las almohadillas repletas (otorgada por Suárez), un tubey del cuarto madero Carlos Benítez, y un imparable del talentoso Guillermo García; se combinaron para traer las carreras a casa y completar una producción que a pesar de lo temprano del duelo parecían definitivas.

En el quinto capítulo continuó la “cacería” de Cocodrilos y otra vez García, un bayamés de solo 20 años que juega su segunda Serie Nacional, fue protagonista al sacudir su tercer bambinazo de esta postemporada para seguir estremeciendo las “coronas de laureles” en las cabezas de sus adversarios.

Una entrada más tarde con otro paquete de tres carreras que sirvió para sacar del montículo a Suárez y a su sustituto Armando Dueñas, nadie tenía dudas que había un solo equipo sobre la grama. Garcia, convertido en un verdadero dolor de muelas para sus contrarios, volvió a remolcar al traer a dos compañeros para el plato con un cohete al medio, saludando al novel Leandro Hernández, único serpentinero de los Cocodrilos que faltaba por ver acción en esta postemporada.

La lluvia interrumpió el partido en la séptima entrada. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El desafío estuvo detenido por una lluvia que atacó con furia la arcilla del estadio espirituano y después de la reanudación los Alazanes dispararon el “tiro de gracia” con seis anotaciones más para completar el fuera de combate, donde destacó un imparable de Benítez que empujó sus carreras tres y cuatro de la tarde y el segundo cuadrangular de Guillermo García para completar su quinto remolque de la jornada.

Una rebelión tardía de los yumurinos a la hora de recoger los bates frente a los envíos de Juan Danilo Pérez les abrió las puertas del home-plate a cuatro corredores, dos de ellos impulsados por hit de Yadir Drake para llegar a 21 y reafirmarse como líder en ese departamento.

Este viernes la caballería granmense saldrá a tratar de arrebatarles el título a sus rivales con su estelar Lázaro Blanco en el box, mientras que los matanceros se lo jugarán todo al brazo izquierdo de Yoanni Yera, en lo que promete ser un buen partidazo de pelota


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.