miércoles, 29 mayo 2024

10 datos remarcables sobre un laboratorio antidopaje en Cuba

Detalles destacados sobre la trayectoria de una institución del sistema deportivo cubanos que suele pasar inadvertida.

Fotos: cortesía Leo Hidalgo

Parece improbable que una nación del tercer mundo y en crisis pueda sostener durante más de dos décadas un laboratorio antidopaje propio con precios y servicios competitivos. Estos son algunos detalles destacados sobre la trayectoria de una institución que, en el epicentro del sistema deportivo cubano, suele pasar inadvertida.

10. Solo existen dos laboratorios homologados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en Latinoamérica, 28 en todo el orbe. El laboratorio antidopaje de La Habana es uno de ellos.

9. Su equipo de profesionales analiza un promedio de 5 mil muestras anuales para federaciones o eventos internacionales. Los laboratorios que se autofinancian necesitan unas 10 mil muestras anuales o superar la barrera del millón de dólares en ingresos.

8. Su financiamiento resulta heterogéneo. El director Rodney Montes de Oca explicó que la institución retiene hasta el 80% de los ingresos por los servicios que prestan, pero necesita del presupuesto del Estado cubano para mantener funcional su equipamiento y adquirir reactivos y materiales.

7. La fundación del laboratorio fue una iniciativa de Fidel Castro.  Después de los Juegos Panamericanos de Winnipeg ’99, en Canadá, se cuestionó la integridad de varios atletas cubanos. El periodista Ernesto Ruiz Ramos fue testigo de la solución propuesta por Fidel, que se materializaría el 13 de febrero de 2001 después de una inversión millonaria.

6. Además de deportistas cubanos, se realizan pruebas analíticas a atletas de más de 20 naciones, sobre todo a federaciones nacionales e internacionales.

5. La Agencia Mundial Antidopaje somete a sus laboratorios afiliados a controles rigurosos y sistemáticos. “Cualquier falso positivo que dañe la carrera de un atleta puede suspender automáticamente la licencia de cualquier laboratorio de este tipo”, explica el director de la organización habanera.

4. La evolución del dopaje requiere de un equipo cada vez más capaz y multidisciplinario que se rige por estrictos protocolos internacionales. Su personal se capacita dentro y fuera de Cuba y viajan como colaboradores a eventos multideportivos en varios continentes.

3. La institución se encuentra en proceso de ampliación y remodelación. Hace tiempo el objetivo dejó de ser las 3 mil muestras que exige la AMA, sino acercarse a las 6 mil o 7 mil muestras por año.

2. La mayoría de los insumos y equipamientos que exige la carta olímpica se producen solo en los Estados Unidos, asegura la subdirectora del centro. La institución debe arreglárselas para encontrar terceras vías o nichos en las leyes norteamericanas que sostienen el bloqueo contra Cuba.

1. Solo en los últimos años, unos 7 laboratorios del mundo dejaron de prestar servicios. A pesar de la crisis económica y las privaciones del embargo, el laboratorio de Cuba nunca perdió su acreditación en dos décadas de trabajo.

i interior lab antidopping Leo Hidalgo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *