Mié, 24 febrero 2021

Desde casa, en defensa de la vida

Especial atención, ya que estamos en casa, es mantenerla a ella libre de amenazas. Para ese propósito, estas son algunas sugerencias.

Aunque los números de los últimos partes del Ministerio de Salud Pública son muy alentadores y evidencian mayor cantidad de recuperados por día que de positivos a la covid-19, no se puede bajar la guardia. Hay ciudades y países que lo hicieron y las consecuencias fueron un segundo brote de la enfermedad con mayores incidencias.

Por lo tanto, hay que continuar prestando particular interés a las orientaciones y medidas del plan de control y enfrentamiento en el país y, tanto o más que eso, cumplirlas estrictamente. Es la garantía para no retroceder en este combate por la vida. Especial atención, ya que estamos en casa, es mantenerla a ella libre de amenazas. Para ese propósito, estas son algunas sugerencias:

Antes de entrar a la casa desinféctate las manos con gel, solución de hipoclorito o hidroalcohólica.

En la puerta quítate los zapatos, y aplícale una medida de lejía por cinco medidas de agua; usa un calzado que solo emplees en el hogar. Es una medida para evitar el contagio de SARS-CoV-2, pero también para tratar de reducir al máximo el riesgo de traer de la calle cualquier otro patógeno.

Una vez dentro, y aun cuando te hayas aplicado el gel o el alcohol, lo primero es lavarte las manos, y antes evita tocar las superficies comunes.

Quítate la ropa que trajiste puesta, ponla en una bolsa cerrada, y lávala, y si no, déjala en un lugar ventilado y evita recorrer la casa con ella.

Antes de conversar con la familia, sentarte en la sala o cualquier otro lugar, toma un baño.

Si eres de los que estás trabajando, al llegar a casa coloca el bolso, llaves o cualquier otro objeto en una caja y déjalos en la entrada, incluyendo el móvil, que por su uso y llevárnoslo a la cara, es un agente contaminador de alto riesgo. Frótalos con un paño o gasa con soluciones alcohólicas para desinfectar.

Tras ir al mercado, limpia todo aquello que traigas; pásale un paño con alcohol a los paquetes de leche, latas, botellas, etc. La comida, lávala antes de introducirla en el refrigerador.

Fuentes: OMS y Minsap


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.