domingo, 14 julio 2024

Cuando los niños dejan de ser niños… los peligros de la erotización infantil

Tendrá seis o siete años. Lleva un short corto de mezclilla y una camiseta roja por encima del ombligo. Alguien le ha echado colorete y brillo labial. Baila como una chica mayor, se menea, la elogian, la aplauden, se mueve aún más. En el fondo se escucha un reguetón tan llamativo como polémico. Otros niños a su alrededor la imitan. Varios adultos, divertidos, le dicen que “baje hasta el suelo”, que baile con el amiguito, que disfrute. Ríen, nadie ve nada malo en la escena. La graban con un celular. El video da vueltas y vueltas en Facebook. Aparentemente no ha pasado nada grave: nada más lejos de la realidad.

Cubadebate