jueves, 27 enero 2022

Los jóvenes villaclareños frente a la COVID-19

Aun cuando cada 12 de agosto se celebra en el mundo el “Día Internacional de la Juventud”, cualquier fecha del calendario es jornada para celebrar la labor de los jóvenes en el mundo, y especialmente en Cuba.

Los jóvenes cubanos siempre han estado al pie de cualquier tarea, ya sea en el plano económico, político o social. Desde que comenzó la pandemia están en línea roja, enfrentándola.

Citar ejemplos sobran para validar su labor. En la salud, vemos los médicos recién graduados unido a los de experiencia, en el combate a la pandemia; también los que aun estudian la especialidad, que se unen a este enfrentamiento. Similar sucede con los enfermeros jóvenes, los técnicos y otros que brindan sus conocimientos en laboratorios y otros departamentos de investigación y de servicios.

Pero en Cuba y en particular en Villa Clara, se destacan en esta batalla jóvenes campesinos, obreros de industrias, de servicios, en fin, en los sectores de la economía y los servicios, ellos han escrito páginas de gloria.

En la revista especial en tiempos de pandemia que trasmite cada día Telecubanacán, Yunaisy Roque Santos, presidenta de la ANAP en Santa Clara, aseguraba que los campesinos jóvenes se sumaron a la batalla contra la COVID, desde el surco, en la producción de alimentos como misión fundamental, pero también en las donaciones de sus producciones a centros de aislamientos y hospitales así como a hogares de ancianos y de embarazadas.

Se sumaron a las pesquisas en sus campos, a las donaciones de sangre y apoyan el proceso de vacunación y cualquier tarea de enfrentamiento que aparece.

Por su parte, similar labor realizan los jóvenes obreros del Central José María Pérez de Camajuaní, aseguró en el propio programa Asiel Barrio, jefe de la sala de análisis del central.

«En tiempos de pandemia nuestros jóvenes se vuelcan cada amanecer a cualquier tarea que se les encomienda para apoyar el combate a la pandemia: pesquisas, mensajeros, activistas y otras que aparecen en este enfrentamiento se suman a las tareas habituales de nuestra empresa como son la reparación del central y la siembra de caña».

Ejemplos cotidianos de la labor de los jóvenes se multiplican  cada amanecer en todos los espacios donde se les necesita, y hacen que no solo el 12 de agosto sea un día para reconocerlos y homenajearlos, cualquier jornada del calendario es propicia para ello.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *