jueves, 2 diciembre 2021

La nieve y el hombre en Cuba

En varios museos del centro de la isla se exponen hachas de piedra y otras herramientas creadas por estos primeros habitantes. Su tamaño y peso excluye que hubieran sido creadas por poblaciones humanas procedentes del centro y sur de América, si seguimos la máxima que el hombre solo crea objetos de uso cotidiano que puede manipular con sus manos.

Cuando me preguntan si en Cuba ha nevado, no suelo pensar en aquella descripción que hiciera Felipe Poey de la caída de nieve en las montañas de Pinar del Río en enero de 1852 o los reportes de la prensa que documentan una nevada en Placetas, hace aproximadamente cien años.

Prefiero revisar una serie de estudios climáticos realizados por el Museo Nacional de Historia Natural que analizaron las fluctuaciones de las temperaturas en Cuba los últimos 125 000 años, y que arrojaron que en la isla existieron condiciones propicias para la existencia de este tipo de eventos en varios momentos de la historia.

Una de las hipótesis más aceptadas por la comunidad científica es la teoría del poblamiento temprano de Cuba, a partir de grupos humanos que llegaron del sudeste de los Estados Unidos, en los últimos 15 mil años. Se ha determinado que luego del último período glacial, el continente americano fue muy afectado por el avance de los hielos y esto obligó a diversas poblaciones a descender a las zonas más cálidas en busca de un clima más benigno. Un elemento significativo en ese proceso glacial fue el descenso de los mares, considerado entre 90 y 120 metros sobre el nivela actual. Por tanto, la plataforma insular de Cuba se expuso, aumentó su superficie terrestre visible y convirtió al estrecho de la Florida en un lugar más angosto y por tanto factible de cruzar.

La teoría del máximo glacial para fijar el poblamiento temprano de Cuba tiene una importante incongruencia: el fechado de los restos humanos más antiguos de Cuba  (hallados hasta el momento) está sobre los seis mil años y este cambio climático, con sus implicaciones, ocurrió miles de años antes. El grupo de arqueología del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Villa Clara, ha encontrado un enorme herramental confeccionado con piedras que pueden hacer retroceder la presencia humana a unos 20 mil años en el centro de Cuba.

En varios museos del centro de la isla se exponen hachas de piedra y otras herramientas creadas por estos primeros habitantes. Su tamaño y peso excluye que hubieran sido creadas por poblaciones humanas procedentes del centro y sur de América, si seguimos la máxima que el hombre solo crea objetos de uso cotidiano que puede manipular con sus manos.

Para muchos las evidencias de este interesante pasado quedaron sepultadas por el océano cuando comenzó el ascenso del nivel del mar. Hace poco tiempo, mientras investigaba el surgimiento de Remedios, hace medio milenio, me hice de un viejo mapa y así hallé uno de los asentamientos originales marcado con un monolito de concreto por el gobierno de Remedios; posteriormente filmé el pozo que ofreció agua a otro de los lugares fundacionales. Y por último,  tomé por el borde de un campo de caña y cuando giré al norte en busca de otro de los sitios referenciados por la historia, me tuve que detener, el patabán y el mangle se acabaron, delante apareció el inmenso mar…


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *