lunes, 17 junio 2024

Un ganadero, de pura cepa

En las tierras heredadas de su padre,  a las afueras del municipio Quemado de Güines, Yosbani Lorenzo, perpetúa la tradición ganadera.

Por su perseverancia y trabajo constante en atender la masa y buscar incesantemente la mejora genética del ganado vacuno, este productor se convirtió en el primero del municipio en acogerse a la resolución 139 -2021,  que estipula el sacrificio y venta del ganado.

Ahora la mirada de Yosbani, un ganadero de pura cepa, está puesta en el desarrollo de la ganadería en las cerca de cuatro caballerías de tierra de su finca. Este campesino asociado a la CCS Ñico López, no solo apela a las lecciones heredadas de su padre; las acompaña también del  empleo de la ciencia, a decir de él, resulta vital para echar a andar este programa priorizado por el país.

ganadoSolo basta recorrer la finca, que es una pradera de singular belleza, para percibir el trabajo constante de un hombre que hace un correcto manejo de la masa ganadera; en once cuartones cómodamente diseñados para la actividad, a ello se suma el cercado con electricidad. En estas áreas pastan tranquilos y provistos del forraje que cultiva en su finca, una veintena de toros de un color peculiar debido al cruce de la raza Siboney con Bronzui, ejemplares que a decir de la sapiencia de este productor, mejoran considerablemente la producción de leche y carne imprescindible para ayudar el avance de la economía del país.

Aunque los tiempos que corren no son buenos por las limitaciones de recursos que han entorpecido continuar extendiendo los cuartones para  la atención a las reproductoras, teniendo en cuenta el alza de la natalidad, prevé en el año entregar cerca de cinco mil litros de leche  a la industria. También la entrega de carne ya cuenta; solo en el primer mes del año en curso logró vender ocho toros que promediaron más de tres mil kilos de carne vacuna, meta imposible si tuviera una masa sin mejora genética.

En estas áreas donde nació, Yosbani continúa el sueño de seguir siendo líder en esta actividad. La naturaleza le hizo un regalo peculiar, aquí un Jagüey se abraza a una piedra con la misma fuerza y pasión que este campesino  abraza y hace crecer la ganadería.


Marcia Daniel Manrique

Periodista Licenciada en Educación 1999. Desde Quemado de Güines cuenta historias novedosas desde el norte de Villa Clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *