domingo, 14 julio 2024

Meladura concentrada en Encrucijada

La Empresa agroindustrial azucarera “Pedro Felipe Figueredo y Cisneros” es una de las que está destinada en Villa Clara para la producción de meladura concentrada con vistas a la fabricación de alcohol.

Un gran ajetreo reina entre los trabajadores de la Industria de la Empresa agroindustrial azucarera “Pedro Felipe Figueredo y Cisneros”; el ingenio volverá arrancar su maquinaria para producir meladura concentrada con destino a la destilería anexa a la Empresa “Heriberto Duquesne”, especializada en la obtención de etanol, un subproducto de alta demanda en el mercado y que permitirá a los azucareros del territorio obtener buenos dividendos a partir del corte de las plantaciones de la gramínea que incluso estaban destinadas a la demolición.

Según Eduardo Monteagudo Martín, quien funge comodirector de la Empresa, lo primero es el hombre y en la entidad existe la fuerza de trabajo con disposición; el directivo agregó que se comenzó a reparar la industria hace quince días y existe un ambiente favorable que se demuestra en los avances que ya son significativos en la etapa.
Por ello se labora a doble marcha en la reparación del ingenio, bajo la orientación de su administradora Miriam González Olivera y del grupo asesor y donde se espera además obtener beneficios de la venta de la cachaza líquida del proceso como alimento animal.

En opinión de Miriam González Olivera, los trabajadores de la industria tienen una vasta experiencia y se ha contado con su opinión autorizada: “Ellos han dado criterios, ideas, con el espíritu de “sí se puede”, de lo que podíamos lograr más que nada con nuestro esfuerzo porque sabemos de las limitaciones materiales objetivas que tiene el país.”

José Pérez Mederos, quien lleva más de cuarenta años en los trajines de los centrales y quien es miembro del Grupo Técnico asesor, destacó que hoy se labora en todas las áreas, tanto Maquinaria como Casa de calderas y Planta eléctrica. Pérez Mederos afirmó  que no existen labores de reparaciones que puedan poner en peligro la molienda, si bien queda trabajo arduo con la caldera de vapor y en la estación de molinos, dónde se trabaja en 4 de ellos, por lo que existen posibilidades que se adelante la fecha de arrancada del central para los últimos días de diciembre o los primeros de enero de 2023, en vez de la primera decena de del mes febrero como estaba previsto.

Esta es una muy buena inversión para el país, pues más allá de mantener vivos a los centrales y generar fuentes de ingresos, con un buen balance energético de fábrica, se podría aportar energía eléctrica a la red nacional.


Reinaldo Cañizares

Periodista Ingeniero Químico de profesión, ama el Periodismo y la Literatura y el acontecer de su tierra: Encrucijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *