viernes, 17 septiembre 2021

Aportan productos cárnicos, ganaderos manicaragüenses

Con uno de los vacunos, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Genética El Abra, los ganaderos manicaragüenses iniciaron la comercialización de carne de res.

Desde el Complejo Productivo Aseguramiento de la Empresa Pecuaria La Vitrina, en el matadero de urgencia, con todas las condiciones para el servicio, se procedió al sacrifico de ganado mayor para la venta a la población bajo la supervisión del Equipo de Servicios Sanitarios, y así certificar la condición de apto para el consumo humano luego de la inspección que incluye además el vicerado y faenado de las carnes.

Con uno de los  vacunos, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Genética El Abra,  los ganaderos manicaragüenses iniciaron la comercialización de carne de res. “Es un semental no apto ya para la reproducción artificial y en esos casos, se sacrifica. Ahora, a partir de la resolución vigente,  le damos como utilización la venta a trabajadores de todas las dependencias de la Unidad Empresarial y a la población y de ese modo contribuimos al autoabasteciminto local”, refirió Yosday López Ruiz, Director de la citada entidad ganadera.

Con un peso de 1100 libras, luego del faenado de las carnes, el rendimiento del vacuno osciló entre el 55 y 60%, equivalente a alrededor de 490 kilogramos.

Mientras, el sector cooperativo campesino también se inscribió con sus aportes. Fue el caso del campesino Rubén Duarte Pérez, asociado a la Cooperativa de Créditos y Servicios Mártires del Escambray, con 2 toros. Lo avala el cumplimiento del plan de leche, nacimiento, entrega de carne y sostener con garantía su rebaño con mejoras genéticas y suficiencia alimentaria. Con las  condiciones para hacer sostenible la contribución tiene como propósito  para el año sacrificar 5 vacunos más.

El destino de la carne fue para el  Mercado La Plaza de Manicaragua y Güinía de Miranda. En este  poblado se constató el establecimiento de precios diferenciados según clase: filete, 1ª, 2ª, vísceras (hígado, corazón), huesos, ternilla y rabo,  así como la venta organizada y equitativa del cárnico según variante comunitaria adoptada por  acuerdo  del  Grupo de Trabajo Temporal del Consejo Popular de la demarcación.

No hubo aglomeración de personas ni cola en el mercado. La distribución se realizó por circunscripción, con  los delegados en puntos establecidos, con prioridad a personas vulnerables y se estimuló además al grupo de activistas que mantuvo la vitalidad de los servicios durante el largo período bajo cuarentena en el poblado, según aseveró Silvio Castellón López, miembro del órgano temporal del Consejo Popular.

La práctica en Güinía resultó efectiva a partir del cumplimiento de medidas en la actual fase pandémica y la gran demanda del producto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.