Jue, 24 junio 2021

Sesenta y tres medidas para incrementar la producción de alimentos en el país

Con el objetivo de incrementar la producción de alimentos y satisfacer las demandas no cubiertas de productos agrícolas, el Gobierno cubano aprobó, recientemente, con la participación de productores, expertos y directivos del sector, 63 medidas, de las cuales 30 se consideran prioritarias y algunas de implementación inmediata.

Con el objetivo de incrementar la producción de alimentos y satisfacer las demandas no cubiertas de productos agrícolas, el Gobierno cubano aprobó, recientemente, con la participación de productores, expertos y directivos del sector, 63 medidas, de las cuales 30 se consideran prioritarias y algunas de implementación inmediata.

Al intervenir este miércoles en el programa Mesa Redonda, el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca, explicó que, de forma general, las nuevas disposiciones dan respuesta a problemas estructurales, organizativos, productivos y socioeconómicos identificados, a partir de un diagnóstico sobre el comportamiento de los principales programas de la agricultura en los últimos diez años.

Además del diagnóstico, a estas medidas, dijo, se llegó por el camino del consenso, luego de visitas a todas las provincias e intercambios con los productores, quienes emitieron alrededor de 370 opiniones y planteamientos, lo que demuestra el carácter democrático, socialista y participativo del Gobierno con los campesinos.

Entre los antecedentes, Tapia Fonseca también mencionó el escenario económico actual, marcado por el recrudecimiento del bloqueo y el impacto de la pandemia, así como la implementación de la Estrategia económica-social, aprobada por el país, los principios del Plan nacional de desarrollo hasta 2030, y el inicio de la Tarea Ordenamiento.

«La agricultura no logra satisfacer las necesidades de la población», reconoció el Vice primer ministro, al hacer referencia a los resultados del diagnóstico, al tiempo que señaló, entre las principales problemáticas, el sobredimensionamiento de las estructuras, la no separación de las funciones estatales de las empresariales, así como el exceso de intermediarios que abandonaron la misión de producir y contribuyeron al encarecimiento de los costos.

Tapia Fonseca también enfatizó en la baja productividad de las diferentes formas productivas, la poca introducción de la ciencia y la técnica, y las deficiencias en el uso y tenencia de la tierra.

Puntualizó, además, en las dificultades asociadas al ámbito financiero y a las inversiones, la limitada generación de ingresos y la existencia de empresas y cooperativas con pérdidas y deudas sin respaldo en el sistema bancario.

El impago a los productores, un problema añejo que, pese a las medidas aprobadas, no ha logrado resolverse, fue otro asunto abordado por el Vice primer ministro.

En ese sentido, informó que se han tomado nuevas decisiones para, desde los gobiernos locales y con la participación del Ministerio de Finanzas y Precios y las empresas involucradas, se pueda identificar qué le corresponde a cada entidad, con la premisa de que quien compra tiene que pagar de inmediato.

Respecto a las cuestiones sociales, subrayó la insuficiente construcción de viviendas, las limitaciones en la red de servicios públicos, así como la migración del campo a las ciudades y el envejecimiento poblacional en las comunidades rurales.

Las disposiciones aprobadas, insistió, tienen un vínculo directo con las bases productivas y los cuadros, por lo que urge dinamizar el pensamiento y la creatividad y eliminar las trabas.

«Todo tiene que estar en el plato de la gente, porque las medidas solas no resuelven los problemas», resaltó.

La implementación efectiva de las medidas, aseguró Tapia Fonseca, depende, fundamentalmente, de la disciplina, del control y del rigor, y todo ello parte del respeto estricto a la contratación, bajo el principio del mejoramiento de los indicadores productivos.

FAVORECER LOS COSTOS

Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, anunció las decisiones más inmediatas con el objetivo de favorecer los costos en la producción de alimentos, en correspondencia con las circunstancias complejas en las que tienen que laborar hoy los productores.

Servicio eléctrico

Disminución de las tarifas de electricidad en el m3a (registro y metrocontador independiente de la vivienda) y en el m3b (metrocontador con tres registros).

Se aplicarán con carácter retroactivo desde el mes de enero de 2021.

Las tarifas serán fijas durante todo el año, y se aplicarán en todas las actividades agropecuarias.

Contratación del servicio eléctrico directamente con el productor.

Se elimina el cobro automático contra el saldo de las cuentas de la base productiva.

Las juntas directivas de las cooperativas podrán cobrar, de mutuo acuerdo, el servicio de electricidad a sus productores. En esos casos, la Empresa Eléctrica asume el pago de una comisión del 3 % a la cooperativa.

En esta primera etapa no se aplicará la suspensión del servicio eléctrico a la base productora agropecuaria.

A quien no haya pagado el servicio, se le refacturará, y a quien pagó, se le compensará con el consumo futuro, en ambos casos durante el año natural.

Continuar estimulando el consumo en el horario de la madrugada.

Servicio de agua

Las tarifas actuales disminuyen en un 32 % para el arroz, y en un 22 % para las actividades restantes.

Para el agua subterránea, el precio se reduce de 17,50 pesos a 7,50 pesos por cada mil metros cúbicos.

La contratación se establece

directamente con el productor.

Se elimina el cobro automático contra el saldo de las cuentas de la base productiva.

Se establece que la base productiva pague solo el agua que consume realmente.

Precios de los insumos

Se reduce en el entorno de un 20 % la tarifa de la aviación en la producción de arroz.

De las horas improductivas, la aviación solo cobrará el costo.

Se reducen los precios de los piensos nacionales para la producción porcina en un 60 %.

Se disminuye el precio de los bioproductos en función de la revisión de las fichas de costo.

Se disminuyen las tarifas de los servicios y trámites que se brindan a las formas productivas y a productores, en correspondencia con las facultades de los osde y las empresas, de conformidad con las fichas de costo en cada lugar, de mutuo acuerdo con quien recibe el servicio y según el contrato.

Respecto a los precios de Acopio del arroz cáscara húmedo, se dispone que sea de 6 922 pesos por tonelada (318 pesos por quintal) la compra de este producto (si recibe paquete tecnológico, con rendimiento mínimo de 4,2 toneladas por hectárea).

De no garantizarse al productor la entrega de insumos importados, se incrementa el precio de acopio a

7 414,26 pesos por tonelada (341 pesos por quintal).

Precios de otros productos agrícolas

Aplicación de precios duales:

Centralizados para los destinos fijados de entrega a la industria, el consumo social, las dietas médicas y el sistema de alimentación a la familia.

Descentralizados a los gobiernos locales y grupos empresariales para otros destinos, en el caso de la malanga (xanthosoma y colocasia); el plátano vianda, fruta y burro, boniato, mango, guayaba, frutabomba y el tomate para la industria.

Productos bancarios y requerimientos de garantía.

Reorientar en el Presupuesto los fondos de fomento para estimular el crecimiento de las producciones, en un régimen de fideicomiso, que no implique gastos financieros a la base productiva.

Constituir fondos en los bancos, por parte de las cooperativas con capacidad financiera, en pos de otorgarles a sus asociados garantías de financiamiento para el capital de trabajo y su desarrollo.

Seguro agropecuario

Incrementar y diversificar los servicios del Seguro, que constituyan una garantía y real compensación a los productores en las condiciones actuales.

Garantizar una póliza que cubra los principales riesgos (plagas, enfermedades y fenómenos meteorológicos extremos).

Lograr incrementar el servicio de Seguro en las dos modalidades propuestas, que tienen incentivos para el pago de la prima hasta un 47 %: Seguro de inversión (todos los costos, desde la siembra hasta la cosecha) y Por rendimientos, que serían los valores de producción, en correspondencia con la unidad de área y los precios de venta.

Sobre la actividad de Seguros, particularmente, el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca, significó la necesidad de seguir transformando y diversificando estas prestaciones, y que los productores conozcan las medidas que se han ido adoptando en esta materia.

«Igual sucede con el Banco. Hay insatisfacciones por las trabas en el sistema bancario, y se han dado indicaciones desde la máxima dirección del Gobierno para hacer una evaluación integral de los servicios que se brindan a los productores, de manera crítica y responsable».

Aquí, subrayó, también resulta imprescindible presentar un grupo de disposiciones que estimulen la utilización de los créditos y que desbrocen el camino para acceder a estos.

La tarifa de la aviación en la producción de arroz, aunque tiene un alto componente de producto importado, se reduce en el entorno del 20 %. Foto: Vicente Brito

Priorizar, ante todo,la alimentación de la población

Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, señaló la necesidad de exigir y controlar a los gobiernos locales en el cumplimiento de las medidas aprobadas por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros para evitar los impagos a productores, incluyendo la aplicación de los pagos por factura, en concordancia con el principio de que quien no pague, no compra.

«Hay que evitar por todos los medios los impagos a los productores», señaló la titular de Finanzas y Precios. «No tenemos derecho a no pagarles». Al cierre del mes de febrero, ejemplificó, todavía teníamos identificados 43 000 000  de impagos a productores.

De ahí, indicó, que se haya tomado la decisión de que la empresa que le deba al productor deberá pagar sus operaciones, y cada ingreso que genere será destinado a ello.

Todos los sistemas –tanto la Agricultura, Finanzas y Precios, autoridades locales, las bases productivas y los bancos– tenemos que exigir el cumplimiento de esta medida e instrumentar los mecanismos pertinentes para que el productor pueda cobrar en el tiempo fijado en la contratación, agregó.

En cuanto a este tema, el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca, recalcó la importancia de hacer valer los contratos firmados, ir a las bases legales y, si es necesario, que los productores y las bases productivas lleven ante los tribunales a las empresas que incumplan con los pagos.

«Los impagos no solo están en La Habana. Hoy tenemos 960 productores en 55 municipios del país a quienes se les debe», subrayó, y recalcó que lo primero que hay que hacer es pagarle al productor, porque «este no puede afectarse. Los cuadros deben tomar conciencia de eso».

A fin de mantener el principio de favorecer la carga tributaria en este sector, precisamente por la importancia que se le otorga a la producción de alimentos, desde el año pasado se tomó la decisión de eliminar el pago por los diferentes tipos impositivos en el proceso de declaración jurada y liquidación del impuesto sobre ingresos personales que hacen los productores agropecuarios.

Bolaños Weiss señaló que se tomó la decisión de otorgar una bonificación consistente en la disminución de un 5 % a un 2 % del pago del impuesto sobre los ingresos personales durante los años 2021 y 2022.

Por su carácter retroactivo, las oficinas de la Administración Tributaria tienen que llegar hasta las bases productivas, delegaciones de la agricultura y, sobre todo, al productor, y explicar cómo se van a ir compensando los pagos de las producciones, que ya fueron pagadas por los ingresos que generaron durante los meses de enero, febrero y marzo, detalló.

Al decir de la Ministra, se trata de un conjunto de medidas integrales, de aplicación inmediata, que tendrán un efecto importante en otras disposiciones que se adoptarán en este sector para resolver los problemas que hoy presenta la producción de alimentos en la nación.

«Estas medidas tienen un costo para el país, por eso es tan importante el llamado al compromiso y a la responsabilidad social», señaló, y agregó que solo estas medidas tendrán un gasto, en el Presupuesto del Estado, de 3 460 000 pesos aproximadamente en este año».

PRODUCCIÓN GANADERA EN LA MIRA

Posteriormente, el ministro de la Agricultura, Ydael Jesús Pérez Brito, informó sobre las disposiciones

relacionadas con incentivos a la producción ganadera y la comercialización de algunos insumos.

Medidas relacionadas con la base productiva

Autorizar que los productores puedan contratar insumos agropecuarios y maquinaria agrícola de forma directa con los diferentes suministradores.

Precios en la ganadería

Aplicar el precio de 9,00 pesos por litro de leche para estimular el cumplimiento y sobrecumplimiento del plan de entrega mensual a la industria y al comercio minorista, en las condiciones actuales, en correspondencia con el contrato.

Mantener el precio de 7,50 pesos por litro de leche de vaca cuando se incumplan el plan de entrega.

Pagar una nueva tarifa por el acarreo de leche fresca desde el productor hasta el punto convenido:

Incrementar el pago a las formas productivas por el servicio de enfriamiento de leche, de 15 centavos a 25 centavos por litro de leche fría, en un periodo máximo de hasta cinco horas en el termo.

Autorizar la venta liberada de leche y sus derivados, a partir del cumplimiento de indicadores establecidos por la ganadería y el plan de entrega contratado.

Diferenciar los precios máximos de acopio por categorías de ganado bovino (vacuno y bufalino) en el campo, con destino a la industria o a mataderos autorizados.

Comercialización de ganado

Autorizar a los productores agropecuarios que cumplan requisitos de calidad e inocuidad de los alimentos, la comercialización de forma directa de carne de ganado menor en la red minorista en pesos y divisas.

Autorizar la comercialización de carne bovina y el autoconsumo a los productores, después de cumplir el compromiso con el encargo estatal, y siempre que garanticen que no haya decrecimiento de la masa ganadera.

Comercialización de productos agropecuarios

Priorizar, en la política de comercialización, que los productores agropecuarios y cooperativas de forma independiente o conjunta, después de cumplir sus contratos, arrienden

establecimientos para la venta minorista de sus producciones y la de terceros.

Ampliar la nomenclatura de los productos autorizados para su venta directa por las empresas, ueb, cooperativas y productores agropecuarios al turismo, con un respaldo de liquidez que cubra al menos los costos.

Autorizar las ventas directas por las empresas, ueb, cooperativas y productores agropecuarios en las tiendas que operan en pesos y divisas.

Uso y tenencia de la tierra

Respecto a las cooperativas, se anunció la extinción o fusión de aquellas que no tengan posibilidades de recuperación económica y productiva, pasando las tierras al fondo estatal, siempre que sea posible, como vía para el fortalecimiento de las empresas.

Desarrollo Local

Promover el diseño de Proyectos de Desarrollo Local entre productores y cooperativas agropecuarias, para la gestión conjunta de actividades que incrementen el valor agregado de las producciones primarias, a partir de su beneficio e industrialización, así como de la prestación de servicios técnicos y de comercialización a la base productiva.

Incorporar los principios de la economía circular en la producción y consumo, aprovechando recursos endógenos, cerrando flujos económicos y ecológicos de los recursos, además de crear valor añadido.

Consolidar la producción de alimentos a nivel local, sobre la base del Programa de soberanía alimentaria y educación nutricional, que aseguren el autoabastecimiento municipal, apoyada principalmente en los recursos endógenos.

Potenciar el desarrollo de la minindustria para la elaboración de alimentos.

«Entre los problemas de este sector en Cuba, está la alimentación, que no depende de los productos importados, sino de nuestra capacidad para sembrar plantas proteicas. Otros problemas son las fuentes de abasto de agua y la aplicación de la genética. El 77 % de la masa ganadera está en manos del sector no estatal, y aun debemos capacitar a muchos de esos productores», explicó el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca.

Tras la aprobación de este grupo de medidas, una de las líneas de trabajo radica en organizar cómo será aplicada cada una de ellas, enfatizó. Y para eso, añadió, a partir de la próxima semana, varios grupos de trabajo recorrerán todas las provincias, para explicar las decisiones y los procedimientos definidos.

Al Estado le corresponde ahora dar seguimiento a cada una de las disposiciones suscritas, y actuar con agilidad, eficiencia y seguridad, concluyó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.