Jue, 24 junio 2021

Presidente cubano reconoce en el Parlamento los avances en la Política de la Vivienda

Los resultados positivos en el primer año de la implementación de la Política de la Vivienda, “nos dicen que podemos hacerlo mejor, para que estos sean superiores”, valoró esta jornada el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien participó de los debates de los diputados de la Comisión de Industria, Construcciones y Energía de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reunida con anterioridad al IV período ordinario de sesiones correspondiente a su IX Legislatura.
Miguel Díaz-Canel asiste a análisis del programa de la vivienda en trabajo en comisiones del Parlamento. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miguel Díaz-Canel asiste a análisis del programa de la vivienda en trabajo en comisiones del Parlamento. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El mandatario agradeció el papel del Parlamento y los diputados en sus sistemáticas acciones de fiscalización a dicho programa, “tan importante para el país y el cual se ha priorizado en cada una de las visitas gubernamentales a las provincias”.

Al intervenir en la sesión de trabajo matutina de la Comisión, el jefe de Estado consideró que se puede dar un impulso a esa Política, al amparo de la cual fueron terminadas 43 mil 700 casas al cierre de diciembre por las vías estatal, de subsidios y por esfuerzo propio.

“El logro más consistente es que se ha sobrecumplido el plan previsto por todas las vías en más de 10 mil viviendas; si seguimos esforzándonos y llegamos a 60 mil en un año, estaremos en condiciones de dar un golpe al tema habitacional en menos de una década”, indicó.

Díaz-Canel consideró que, pese a dificultades en 2019, como la escasez de combustible para el funcionamiento de las fábricas de cemento y la transportación de ese recurso, así como en la adquisición de acero y problemas con los áridos, el número de viviendas construidas “demostró que existen potencialidades y que si nos organizamos bien, se puede avanzar más”.

Enfatizó en la necesidad de lograr que el plan, desde que se conciba, esté en función de las necesidades y prioridades de cada territorio.

“Lo que no está en el plan no se realiza y, por tanto, se sigue acumulando”, apuntó, y manifestó que también existe una visión a mediano y largo plazos, atendiendo a que “debemos ser realistas: los problemas de la vivienda acumulados en el país no se resuelven en un año”.

Por otra parte, el Presidente cubano demandó hacer viviendas más robustas y con mejor calidad, de esta manera “seremos menos vulnerables a las afectaciones por fenómenos naturales”.

“Todavía hay insatisfacción en cuando a la calidad, y no tiene que ver con la tipología, sino en lograr que se realicen con belleza y confort, a fin de mejorar el entorno urbano de cada una de nuestras comunidades y ciudades”, añadió.

Uno de los problemas señalados por el mandatario fue el de la corrupción y la documentación, por ejemplo, en la cantidad de trámites.

“A eso hay que volarle la cabeza, no podemos permitir que un programa como este se empañe con actitudes corruptas de algunos, ni que en el sistema de la vivienda hayan personas que se aprovechen de sus responsabilidades”, puntualizó.

Díaz-Canel insistió en que las acciones de rehabilitación sean profundas, a fin de otorgarle más solidez a la vivienda. Asimismo, exhortó a continuar erradicando los pisos de tierra, a dar otro enfoque al tema de las cuarterías, y a resolver el tema de la reparación de edificios, también con ayuda de la participación popular.

Ministro de la Construcción: “No podemos conformarnos”

Durante los debates en la Comisión, en presencia de los vicepresidentes del Consejo de Ministros, el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés, e Inés María Chapman, la directora general de la Vivienda, Vivian Rodríguez Salazar, informó que la cifra de casas terminadas (43 mil 700) hasta diciembre de 2019, es superior en 10 mil 801 a la cantidad prevista para el primer año de la Política.

En el caso la construcción por la vía estatal, la funcionaria explicó que aún restan 427 por concluir, con incumplimientos de la provincias de Pinar del Río y Mayabeque.

Los subsidios se cumplen al 93%: Se terminan 11 mil 525 Células Básicas Habitacionales (CBH) de las 12 mil 444 planificadas, con retrasos en Mayabeque, Santiago de Cuba, Pinar del Río, Cienfuegos, Holguín y el Municipio Especial Isla de la Juventud.

Rodríguez Salazar precisó que desde 2012 hasta la fecha, quedan pendientes de terminación 13 mil 472 CHB, con un financiamiento otorgado que asciende a más de mil 227 millones 594 mil pesos, para diferentes acciones constructivas.

De manera general, el presupuesto Estatal ha otorgado más de 7 mil 475 millones de pesos para el programa de subsidios.

La Directora General de la Vivienda indicó que la mayor cantidad de casas se ha concluido por esfuerzo propio, con 16 mil 497, de las 7 mil 170 previstas.

Afirmó que han sido beneficiadas 490 madres con tres o más hijos, con más de 42 millones 534 mil pesos destinados a la construcción de nuevas casas, ampliaciones, rehabilitaciones y conservaciones mayores y menores.

En cuanto al programa de rehabilitación de viviendas, dijo que se finalizaron 30 mil 260 acciones constructivas, de las 29 mil 563 previstas, la mayor cantidad de ellas por la vía de esfuerzo propio.

Mientras, en lo relacionado con la recuperación de las afectaciones climatológicas, trascendió que todavía quedan pendientes más de 67 mil viviendas, la mayoría dañadas total o parcialmente.

René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción, dijo que “no se puede estar conforme con el sobrecumplimiento en este primer año de la Política de la Vivienda, porque aún existen muchos problemas a nivel territorial, fundamentalmente en los Consejos Populares”.

“El plan estatal y el programa de los subsidios aún presentan fisuras”, pues en el caso de este último hay una alta cifra de dinero entregado a familias que no han podido satisfacer sus necesidades habitacionales.

Ante los diputados de la Comisión, el titular del sector particularizó en el tema de la producción local de materiales de la construcción, sobre todo para cubrir los subsidios. En tal sentido, demandó la búsqueda de soluciones con sistemas constructivos acordes a cada localidad, así como el control de los recursos, “los cuales no se están destinando a las prioridades”.

“Organizativamente falta mucho por hacer en el tema de la calidad y la fiscalización del destino de los financiamientos para los subsidios”, valoró.

Los diputados debaten

Debates en la comisión de Industria, Construcciones y Energía. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

En la fiscalización realizada por los diputados de la Comisión al programa de la vivienda en 32 municipios en 12 provincias, corroboraron que muestra avances en el primer año.

Cuba tiene un déficit habitacional de más de 900 mil viviendas, de las cuales unas 500 mil deben hacerse nuevas, y rehabilitar más de 400 mil, según el informe presentado por los legisladores.

Entre las insuficiencias encontradas en los territorios visitados, resaltan que hay casas terminadas en 2018 que no poseen el certificado de habitable, y que presenta fisuras el seguimiento y control por los técnicos de la vivienda a las personas beneficiadas con subsidios.

Igualmente, tienen poca planificación y se incumplen cuestiones como la rehabilitación integral de edificios y viviendas, la reducción de vulnerabilidades, la sustitución de redes hidrosanitarias, la rehabilitación de ciudadelas y otras que generan gran cantidad de planteamientos.

Al tomar la palabra en las discusiones, el diputado Carlos Massip, por Santa Cruz del Sur, en Camagüey, aseveró que “desde la comunidad se pueden hacer más cosas, y que se debe motivar para que todos se sientan parte de la solución del problema”.

Consideró que en las comunidades más alejadas, las entidades productivas juegan un rol importante para ayudar a sus trabajadores en la construcción de viviendas.

“Se necesita también que más personas se involucren en los subsidios. Si cada quien, desde el delegado hasta el Consejo de la Administración, pone la vista en ello, se podrán erradicar los pendientes”, valoró.

Por su parte, José Cabrera, por Pinar del Río, añadió que no en todos los lugares la Política de la Vivienda se ha llevado con la seriedad requerida; por tanto, urgió a trabajar de manera diferenciada, particularmente en los territorios donde no se logran los objetivos trazados.

“Cada persona tiene que preocuparse más por el mantenimiento y rehabilitación de su vivienda, no todo puede recaer en hombros del Estado”, añadió el diputado al demandar una participación más activa de todos.

Otros legisladores opinaron que no basta con disponer de recursos y medios para acometer la obra, sino velar por la calidad, el confort, la seguridad y la satisfacción espiritual de la población.

Segundo día de trabajo de la comisión de Industria, Construcciones y Energía. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.