jueves, 5 agosto 2021

Precisiones sobre la reforma integral de salarios, pensiones y prestaciones de la asistencia social

La Tarea Ordenamiento, a partir del primero de enero, conllevará una transformación de los ingresos en el país, con la reforma integral de salarios, pensiones y prestaciones de la seguridad social como uno de los pilares del proceso.

Desde que se dio a conocer la noticia, múltiples han sido las inquietudes planteadas por la población. Para responder dichos planteamientos participan este miércoles en la Mesa Redonda el miembro del Buró Político del PCC y jefe de la Comisión de los Lineamientos, Marino Murillo Jorge, y la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera.

Marino Murillo: No se puede repartir más riqueza mientras no se crea

“No se puede repartir más riqueza mientras no se crea”, comenzó su intervención en el programa televisivo el jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, Marino Murillo Jorge. “Estuvimos muchos años estudiando cómo romper ese círculo, porque había una deuda con la población, sobre todo con los empleados en el sector estatal en cuanto a la insuficiencia con el salario. 

“También hemos dicho que, como estaban y generaban valor agregado en un ambiente de 1×1, y tenían que enfrentar precios a 1×24, eso afectó la capacidad del salario. Estamos partiendo de que el salario tenía grandes limitaciones en términos de capacidad de compra”.

El salario mínimo en el sector empresarial –recordó– era de 225 pesos y estaba por debajo de la canasta básica. Todos los asistenciados de la seguridad social y un grupo grande de los jubilados estaban por debajo de ese nivel, entre 250 y 380 CUP, que pasan ahora automáticamente a 1 528.

“Poder haber hecho ese incremento tiene como principio distribuir la misma riqueza de un modo diferente. Pero la realidad es que la riqueza no ha crecido todavía. Se supone que estos estímulos al trabajo, junto a otras cosas que se deben hacer en la economía, nos propicien otro nivel de riqueza”.

Entre esos desarrollos que se deben impulsar en la economía, mencionó el estímulo a la inversión extranjera como fuente externa del desarrollo. “Porque no solo el salario resolverá todos los problemas. Lo que es muy difícil sin un buen incremento del salario que las personas reaccionen positivamente ante el trabajo”.

Actualmente, en formas no estatales en la economía, el país cuenta aproximadamente con un 1 400 000 personas (27% de los ocupados). De ese total, los trabajadores por cuenta propia están en el orden de los 618 000. 

A su vez, poco más de 3.1 millones de empleados se encuentran en el sector estatal. De ellos, el 48% en el sector presupuestado y el 52% en el sistema empresarial. 

A todo esto –precisó Murillo Jorge–, hay que agregar las tendencias demográficas. “La población económicamente activa baja. Por tanto, en los próximos años tendremos una carga muy grande sobre los ocupados. Incluso, después de esta reforma salarial debemos seguir haciendo cosas. Nos convienen más empleos en el sector productivo. Tampoco hemos tenido grandes procesos inversionistas que generen grandes fuentes de puestos de trabajo”.

En los últimos años, el país transitó por distintas resoluciones, la 6, la 114, la 17. “Todas tuvieron críticas y en alguna medida resolvieron algo. Pero en alguna medida tuvieron insuficiencias, entre otras cosas, porque todos los sistemas de pago tenían como punto de partida una escala muy baja”.

Había una deuda en la economía de subir la escala salarial

En ese sentido, apuntó que “había una deuda en la economía de subir la escala salarial. Era muy difícil seguir haciendo cosas. Incluso en la distribución de las utilidades. En síntesis, el tema del ingreso es complicado y hemos dado con esta fórmula, que se trata en lo fundamental de una distribución diferente del ingreso”. 

¿En qué consiste?, preguntó. “Se trata de subir el salario e ir quitando subsidios. Ahí empieza la relación salario-precios. “Es muy difícil en una economía subsidiar al ciento por ciento de la población, subsidiar al que aporta y al que no aporta”.

Al respecto, recordó los planteamientos de la población cuando se debatía la Constitución en relación con la ley del vago. “Realmente hay un apoyo social a que las personas aptas para trabajar tienen que aportar para poder recibir. Y aquí hay muchas personas que la solución que tienen ahora es salir a buscar empleo. Ya hay números de personas que lo han hecho. En ese panorama entran la reforma de salarios y la subida de jubilaciones y la asistencia social.

“Esto lo intentamos resolver manteniendo un mínimo de equilibrio macroeconómico en la economía. Porque si no lo tienes y sueltas un nivel de ingreso muy fuerte, y después no tienes bienes y servicios para recaudar lo que estás pagando, lo primero que ocurre es un proceso inflacionario pues los precios suben”.

Cuba –continuó– tiene otra característica importante: el 92% de la ventas minoristas las hace el Estado, el cual es dueño de ese comercio. Entonces, ante los déficits de oferta que hoy tenemos, el Estado no sube los precios. Pero cuando no subes precios y sí la capacidad solvente de las personas, ocurren, por ejemplo, colas y desabastecimiento, un efecto denominado en la economía como “reprimir la inflación”.

Por ejemplo, “si la libra de arroz en el mercado informal está a 50.00 CUP es porque alguien la paga. Si tú subes los ingresos y no tienes aumento de ofertas, no puedes pensar que va a haber más personas dispuestas a pagar esos 50.00 CUP y que esa libra de arroz se mantendrá en ese precio. Si aumentas la demanda solvente, crece el precio otra vez y fenómenos así los vamos a tener en la economía en los próximos meses, como hemos reiterado con respecto a la batalla contra los precios abusivos y especulativos.

“Vas tomando decisiones, pero tienes que ir atendiendo a determinados equilibrios macroeconómicos porque, si no, no es verdad que a ese salario que incrementaste le puedes mejorar la capacidad de compra. Son límites que hay que ir moviendo”.

El fondo de salario en 2018 ascendió a 28 368 000 000 CUP. Luego, con el incremento de salario en el sector presupuestado, se elevó a 36 500 000 000. “El Gobierno siempre dijo que el adelanto del ingreso en el sector presupuestado era un adelanto de la reforma salarial. No se decidió el adelanto al sector presupuestado hasta que no estaban terminados los números de la reforma”, aseguró.

“Había una deuda grande en términos de salario con todos los empleados del sector estatal, en general, pero en el sector empresarial había sistema de pago y distribución de utilidades, y en el propio sector presupuestado había sectores como la salud y la educación que ya habían tenido adelanto, pero otros no, como los organismos globales de la economía. Eso drenaba personal especializado del sector presupuestado al sistema empresarial”.

En Cuba, el trabajo por cuenta propia se convirtió en una fuente de empleo. “Hemos tenido años en los que el proceso inversionista ha generado alrededor entre 5 000 y 12 000 empleos, y en ese sector hay más de 600 000 personas. Es una fuente de empleo y sirvió para dar servicios y descargar al Estado de un grupo de cosas. El fenómeno negativo es que, aun cuando las personas reconocen que la calidad de los servicios es buena, todos tienen opiniones sobre los precios”.

¿Hasta dónde se pudo llegar con la actual reforma?

Cuba cuenta con una fuerza de trabajo muy calificada –destacó Murillo Jorge–, “y cuando empieza a ocurrir que esa fuerza se mueve a sectores de baja intensidad de capital, ya tú dices hay que parar. Pero no le puedes prohibir a la gente que se vaya para allí”.

Mirando a ese contexto, “después de varios análisis se llegó a la conclusión de que no era posible seguir avanzando en la transformación del modelo, sin hacer una reforma salarial y de los ingresos en sentido general. La pregunta es hasta dónde llegar con esa reforma salarial, que tiene un fondo de salario de más de 139 385 000 000 CUP”.

Los primeros números –recordó– se hicieron con 160 000 millones de fondo de salario, y con ello la canasta no era 1.3, era 1.5. Con un salario mínimo equivalente a 1.5 ya se podían rectificar muchas cosas que existen: pirámide invertida, poca diferencia entre un tramo y otro… “Con ese fondo de 160 000 millones tendríamos capacidad respecto a elementos e inconformidades de la población, pero las posibilidades de la economía no permiten hacer una reforma con ese fondo de salario, porque en la medida en que se mueve el salario, también lo hacen las jubilaciones y la asistencia social”.

Reiteró que incluso a este fondo de salario aprobado, de 139 385 millones, “está complicado buscarle el respaldo de bienes y servicios, lo cual no quiere decir que no se pueda hacer.

“Esto también tiene un efecto en el presupuesto del Estado, que respalda todo el salario del sector presupuestado. Se ha aprobado, como discutimos en la Asamblea, un déficit fiscal de 86 000 millones, entre 18 y 20% del PIB, que hay que financiarlo y pedir prestado al banco, porque los déficits no se administran, se financian. Esto genera una deuda, llamada en economía deuda pública. Todo el financiamiento que los Gobiernos piden para financiar los déficits presupuestarios, se llama deuda pública”.

Explicó que existen muchos criterios en torno a cuánto pueden llegar los déficits de un país, pero todos coinciden en que 18% es un número muy alto.

“Trátese de cualquier porcentaje, el riesgo más grande de financiar un déficit presupuestario es el riesgo inflacionario, porque en la práctica estás tirando un dinero para la calle que no generó la economía real. Hay que tener mucho cuidado con los déficits presupuestarios”.

Esta no es la última reforma de salarios

A continuación, el jefe de la Comisión de los Lineamientos presentó un modelo matemático realizado por el Banco Central de Cuba, que tiene por la parte de arriba los ingresos monetarios de la población: remesas (que con el nuevo tipo de cambio se multiplican por 24), pago de salarios, pago a privados, distribución de utilidades, asistencia y seguridad social, pagos a colaboradores y otros, y créditos. “Esos son todos los ingresos monetarios posibles que tendrá la población en un año”, precisó.

La parte de abajo del modelo es la fuente de absorción del Estado de todos esos ingresos de arriba, e incluye las ventas minoristas (92% de todas las ventas), la recaudación tributaria, las retenciones tributarias y las amortizaciones de créditos. 

“Si las fuentes de absorción del Estado son aproximadamente el 92% de los ingresos monetarios de la población, hay equilibrio financiero interno. Entonces, no puedes disparar todas las fuentes si no tienes capacidad de absorción del Estado, que, como dijimos, tiene que estar en torno al 92%”.

Aclaró que en este modelo no están presentes los ahorros de la población. “El ahorro presiona menos sobre la demanda que el dinero en efectivo. Se supone que si de los ingresos monetarios, los más líquidos, el Estado recoge el 92%, el ahorro se mantiene fijo”.

El otro problema sería –continuó– que “si no tienes capacidad para recoger el 92% y se disparan los ingresos monetarios, y a su vez sube la inflación, entonces las tienden a sacar del ahorro para cubrir el incremento de los precios, con lo cual el ahorro viene a presionar más sobre la demanda. De ahí la importancia de los equilibrios macroeconómicos”.

En resumen dijo –Murillo Jorge– esta no es la primera reforma de salarios. “Tratemos de que todo lo que hemos hecho tenga un respaldo en creación de riqueza, y en futuras reformas salariales y pasos que habrá que dar esto se seguirá acomodando. Si la economía reacciona, podremos estar en otras condiciones”.

Ante las inquietudes de la población sobre las subidas de salarios y la actual escala salarial, explicó que había niveles a los que no se le había subido nada y otros que ya estaban en determinado nivel. “Se ha hecho un esfuerzo grande para los salarios en el sector de la educación”.

Por último, aclaró por qué el Estado recoge el 92% y no el ciento por ciento de los ingresos de la población. “Si yo te recojo mañana todo lo que te pago, te quedas sin capital de trabajo. Cómo te vas a relacionar con una forma de trabajo no estatal si el Estado lo recoge todo. En la práctica, no tendrías cómo pagarle”.

Finalmente, recalcó que no es la última reforma de salarios y que hasta el momento se ha podido llegar a un fondo de salario de 139 385 millones.

Ministra de Trabajo: La transformación de los ingresos es un proceso complejo

En su intervención en la Mesa Redonda, la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera, destacó que para el desarrollo de la economía, para poder cumplir la estrategia económica y social y avanzar en el plan de desarrollo nacional hasta 2030, tras un año complejo, con una pandemia y en medio del recrudecimiento del bloqueo como nunca antes, era necesario el proceso de reforma salarial.

La transformación de los ingresos es un proceso complejo, que abarca a 3.1 millones de trabajadores, 1 000 671 pensionados y 185 000 beneficiarios de la asistencia social: “Tenemos una población directamente impactada por esta medida, y es lógico que, a partir de la propia transversalidad de la medida, eso tenga un impacto grande en toda la población.

“Hemos escuchado, revisado y respondido los planteamientos recibidos por diferentes vías”, aseguró Feitó al referirse a los miles de planteamientos de la población.

Destacó que existen opiniones positivas respecto a la Tarea Ordenamiento. “Muchas personas consideran que es el momento para realizar esta transformación en la economía. Y un aspecto importante del que nos hablan, es el de la necesidad de que las personas trabajen, la motivación por el trabajo”.

¿Cuáles son las principales dudas de la población?

Al referirse a las principales inquietudes de la población, Feitó Cabrera dijo que hay trabajadores que todavía no saben en qué escala se encuentran y, por lo tanto, no saben qué salario van a tener. Sobre esto, subrayó que las personas deben saber el cargo que ocupan, la categoría ocupacional del cargo, así como el grupo de complejidad en la escala.

“Las administraciones están en la obligación de ofrecer a los trabajadores la información sobre estas cuestiones. Se había previsto que esto hubiera sucedido al cierre del año. Evidentemente, es una tarea aún inconclusa, una deuda que tienen que resolver las administraciones en la mayor brevedad posible”.

También hay trabajadores inconformes con el grupo de la escala en que se han ubicado, porque consideran que deben estar en otro. En ese sentido, la ministra explicó que en la reforma hay una escala con 32 grupos. “Lo que se produce en la Tarea Ordenamiento no es un incremento del salario, sino un ordenamiento de la pirámide salarial”.

Añadió que se produce una jerarquización de los principales cargos de cuadros y especialistas, según alcance de sus funciones, la complejidad y responsabilidad, así como la intensidad, lo cual estimula al trabajador.

Además, se mantendrá en niveles superiores a las restantes, las escalas de determinadas profesiones, así como un reconocimiento del papel de la fuerza técnica en la economía. “Nadie puede decir que se perjudica, en todos los casos el salario es superior”, afirmó.

salarios ordenamiento 1

“Hay que saber la diferencia entre un incremento salarial y una reforma de la pirámide salarial, en la que había distorsiones”, puntualizó.

Añadió que la política que se siguió fue tratar de estimular el conocimiento, la superación de los trabajadores. Por ello las categorías de máster y doctor, por ejemplo, tuvieron un incremento sustancial.

Al referirse a la dispensa salarial, la ministra aclaró que ello consiste en un trabajador que tiene un salario y, ante un interés estatal, se requiere trasladar a esa persona para otro cargo de la misma o de otra entidad. 

En ese sentido, expuso que uno de los principales planteamientos ha sido asociar a las dispensas salariales las autorizaciones a trabajadores que ocupan cargos sin tener todos los requisitos, para lo cual el reglamento del Código de Trabajo faculta a los jefes entidades para otorgar esas autorizaciones.

“Existen personas que ocupan, por ejemplo, una plaza como si tuvieran nivel superior y, si bien no tienen la titulación, sí están facultadas como tal. Por tanto, en la Tarea Ordenamiento no constituye una dispensa salarial, ni motivo para demover a un trabajador que viene desempeñando un cargo bajo esta situación. Es importante que los trabajadores conozcan y defiendan sus derechos”, insistió.

Respuestas a las inquietudes del sector sanitario

Al referirse a la insatisfacción de los médicos y estomatólogos por el no incremento del pago de la nocturnidad en la reforma salarial, la ministra de Trabajo y Seguridad Social afirmó que ese es uno de los planteamientos de mayor peso que se han recibido por parte de la población y los trabajadores de la salud pública.

“La guardia no se paga, lo que se paga es la nocturnidad”, precisó, y recordó que antes de 2013 no existía el pago por este concepto, si bien la nocturnidad en un hospital o un policlínico es fuerte.

Por ello, se priorizó el incremento de la escala salarial, los pagos por las categorías de máster o especialidad equivalente y el grado científico de doctor y, en el caso de la salud pública, se elevó 5.5 veces el pago adicional por impartir docencia. “No hubo olvido”, enfatizó.

salarios ordenamiento 2

La reforma salarial –continuó– debe motivar a las personas en el trabajo y el incremento de la productividad, debe conducir a una reanimación de la economía que posibilite incrementar las tarifas actuales, a partir del estudio que a tal efecto presentará el Ministerio de Salud Pública.

“Se le ha indicado al Minsap hacer un estudio de este tema y presentar una propuesta para, cuando las condiciones de la economía lo permitan, proceder a incrementar ese pago a los médicos por la nocturnidad”, dijo.

¿Por qué se elimina el pago por años de servicio en la educación?

La ministra de Trabajo y Seguridad Social habló también sobre las inconformidades en el sector de la educación en torno a la eliminación del pago por años de servicio. “Esto tampoco fue un olvido, y la Tarea Ordenamiento ha tratado de vincular más los resultados de salarios con los resultados que obtienen las personas, y se han buscado otros incentivos asociados al desempeño, más que el de permanecer en el lugar”.

“Pagos que tampoco eran elevados, estamos hablando de 120 pesos por 30 años de servicio. Sí por la magnitud de la cantidad de maestros que tenemos en nuestra sociedad. Desde el punto de vista económico, estamos hablando de 211 millones educación general y media y 22 millones educación superior.

salario maestros ordenamiento

“Eso fue un principio, ajustar más el salario a los resultados. Por ejemplo, yo estudié en la Escuela Vocacional Ernesto Che Guevara y me dieron clases estudiantes del Destacamento Pedagógico; tenían tres años más que nosotros, cuando empezamos séptimo grado. Ellos estudiaban en la universidad y eran excelentes y brillantes profesores.

“Teníamos también profesores ya graduados, que llevaban años de experiencia en educación, y distaba mucho la calidad de la enseñanza que teníamos con esos profesores, porque no siempre –para nada estoy siendo absoluta–, se corresponde la cantidad de años en un cargo con los resultados.

“Fíjense que en la educación superior hay una diferenciación, que los profesores van escalando hasta que son profesores titulares, hay una gradualidad. Una categoría docente que se va alcanzando por los resultados que se van teniendo, tiene que ir venciendo un grupo de requisitos Pudiera ser que un joven recién graduado, brillante, empezara a transitar por esas categorías y llegara a profesor titular. Eso es una buena vinculación a un resultado. No tenemos que esperar a que ese joven tenga 30 años, sino que desde que pueda y sea capaz de alcanzar esa categoría docente puede llegar a ser profesor titular”.

En la actual reforma se priorizó el incremento del salario de los maestros graduados de nivel superior, lo que significó un incremento que supera el pago por años de servicios. “Esa era una deuda con los maestros. No era un reclamo solo de los educadores, sino de la población, los padres, porque era importante para garantizar la calidad de la educación en Cuba. Para que nuestros hijos en todos los niveles de enseñanza tuvieran mejores profesores, más preparados”.

Entonces –agregó–, “se priorizó el incremento de la escala salarial, que también abarcaba a mayor cantidad de personas”.

Feitó Cabrera continuó diciendo que “nos parecía que es razonable estimular ese planteamiento de que los maestros que no tengan nivel superior continúen sus estudios.

“En este escenario resulta necesario destacar que no cerramos ningún análisis. En la medida en que la economía se restablezca y crezca, este es uno de los pagos que va a ser objeto de análisis. Estamos preparando condiciones sobre cómo vamos a implementar a futuro ese pago. Se ha propuesto al Ministerio de Educación estudiar un mecanismo para reconocer la categoría docente de los maestros, es decir, una diferenciación por resultados.

“No es copiar lo que tiene la educación superior; es buscar por las características propias del sistema de la educación general y media, establecer un mecanismo en el que puede haber una diferencia entre un maestro recién graduado y uno que tiene resultados que implican moverse de categoría y ser reconocido por sus resultados”.

Informó que también se está informando un cambio de política. “Para los docentes se aprueba un pago por alto desempeño, un tema implementado en el sector empresarial para los que más aportan, financiado con el ahorro del fondo de salario.

“Lo que está establecido es que cualquier ahorro en el fondo de salario se retira por el Ministerio de Finanzas y Precios del gasto. Aquí ese fondo de salario que se ahorra, se va  a poder repartir. ¿A quién se va a poder repartir? A los que mejor desempeño y resultados tengan. No será un pago igualitario, para verdaderamente reconocer la labor de los maestros que más se distingan”.

Otra de las preocupaciones tiene que ver con los profesores que trabajan en diferentes centros educacionales, que tenían un pago por los diferentes centros donde trabajaban. 

Sobre este tema, la ministra explicó que estos eran parches que tenían los salarios como una manera de incrementar los ingresos de los profesores. “Este es un pago que se mantiene, no es tan significativo. Es un pago entre 60 y 100 pesos; por ejemplo, los centros internos, un grupo de características que tienen por laborar en estas condiciones, en los centros rurales internos.

“Lo que se determinó fue no eliminar estos pagos y mantenerlos en las cuantías actuales, atendiendo a que en la reforma se prioriza el incremento del salario escala de los maestros de nivel superior, que abarca mayor cantidad de trabajadores”.

Otras observaciones que se tuvieron en cuenta

Otras opiniones están dirigidas a las incongruencias entre el salario de los directores municipales de Educación y Salud Pública con instituciones subordinadas.

“Ahí se nos produce una incongruencia salarial que, de hecho, hoy existe. Lo que pasa es que antes, las diferencias entre las escalas salariales no se veían tanto y ahora sí hay una diferencia mayor entre uno y otro grupo para poder distinguir esa complejidad.

“Las direcciones de salud, los hospitales municipales, las escuelas, están subordinados a los Gobiernos. Lo primero es que  hay un techo, a partir del salario que tiene el gobernador y toda la estructura hasta abajo, eso es una situación que influye.

“Por ejemplo, no se puede subir el salario al director de un policlínico y entonces empezar a subir a otros por encima de él en cargo, porque hay un techo.

“En el caso de la salud pública, hay una característica: a diferencia del resto de la economía, el cargo de de médico especialista en grado II, con dos especialidades, se utiliza en cualquier institución del sistema –nacional, provincial, municipal–, y lejos de sentir que se tiene un médico sobrecalificado, lo que tienes ahí es una fortaleza”.

El otro tema al que la ministra hizo referencia fue a la cantidad de niveles de dirección. “Llegará un momento en que también las estructuras de dirección intermedias habrá que simplificarlas, porque mientras más grande sea la estructura de los cargos de dirección, más bajo dentro de la pirámide cae el salario del especialista”.

En el caso de la educación, hay una situación también parecida, porque hay centros que están categorizados atendiendo a su matrícula y la condición de interno, seminterno y externo, sin tener en cuenta el nivel de subordinación, la categoría del municipio y el límite salarial de los cuadros de los órganos locales del Poder Popular, a los cuales se subordinan.

Por ejemplo, “cuando usted tiene un centro con un nivel por la cantidad de estudiantes y está en un municipio de categoría II, no podemos bajar el salario al director de la escuela”.

Lo positivo es que próximamente va a haber un perfeccionamiento de los órganos locales del Poder Popular y está previsto cómo solucionar estos casos. “Esta es una situación transitoria, que tendrá su expresión en ese momento”, puntualizó la ministra.

Al abordar la aplicación de sistemas de pago por resultados en las actividades de higiene comunal y áreas verdes, Feitó Cabrera apuntó que esa es una actividad que debe ser empresarial. “Es una actividad que se mantiene en el sector presupuestado, hasta que se haga la transformación que debe realizarse a la mayor brevedad posible”.

Se aprobó que en el sector presupuestado no se aprueban los sistemas de pago por resultados, que son del sector empresarial, cuestión que no se ha materializado.

Cómo llegó la tarea de ordenamiento y estas actividades aún no han pasado al sector empresarial se decidió mantener excepcionalmente los sistemas de pago, de manera tal que tengan un impacto favorable en la higiene comunal y financiados con el presupuesto aprobado para esta actividad, que debe pasar al sector empresarial.

“Este pago tiene que tener un impacto favorable en la higiene comunal. No es mantener un salario como si fuera una dispensa salarial. Ese pago hay que revisarlo y tiene que ser por área limpia. Las personas deben ver los espacios limpios. Se les va a mantener el pago, pero en el límite del fondo de salario que tienen aprobado”

Este es un elemento que las Direcciones de Comunales de cada territorio tienen que revisar, inclusive la cantidad de trabajadores que tienen, para poder mantenerles ese pago y que exprese un resultado concreto.

Respuestas al sector empresarial

En cuanto al pago en el sector empresarial, precisó que lo primero que se eliminó fueron los sistemas de pago por resultados asociados a indicadores límites y directivos. 

“Este era un cuestionamiento que había, porque era un grupo de indicadores fijos que había que cumplir y que eran directivos. No se eliminan los sistemas de pago a destajo. Donde se pueda medir el resultado individual de una persona y cuantificar, lo que hay que preferenciar es el pago a destajo.

“Se estableció una estructura de salario. El salario del sector empresarial tiene una parte fija, que está asociada al salario escala y los pagos adicionales a los que tenga derecho, y otra parte móvil que está relacionada con las utilidades.

“Al eliminarse el sistema de pago por resultados, se aprobó hacer un pago a cuenta de las utilidades que genera la entidad al cierre de cada trimestre. Entonces, todos los meses o cada tres meses, y eso se puede en el reglamento pagar mensual o establecer cómo se realizará, los trabajadores tendrían, en dependencia de la riqueza que se genere, ese pago a cuenta de la utilidades. Y se mantiene el pago de las utilidades al fin del año. El límite lo pone la eficiencia que sea capaz de general la entidad”.

Insistió en que cada entidad elabora su reglamento para la distribución de esa utilidad por el aporte individual. “Hay que definir de acuerdo al desempeño que tenga cada uno de los trabajadores lo que le corresponde. Ese reglamento hay que aprobarlo en un consejo de dirección, pero previamente hay que discutirlo con los trabajadores. Ahí el sindicato tiene una altísima responsabilidad en el acompañamiento a los trabajadores”.

Aclaraciones sobre las cuantías de las pensión por viudez

Otro tema abordado en la Mesa Redonda, siguiendo los planteamientos de la población, fueron las dudas sobre las cuantías de las pensión por viudez, de 1 070 pesos, que quedan por debajo de la pensión mínima.

Al respecto, la ministra de Trabajo y Seguridad Social explicó que, en el caso de las pensiones por viudez, la Ley de Seguridad Social establece las cuantías que en correspondencia con la cantidad de beneficiarios se pagan de la pensión de la persona que fallece”.

pensiones ordenamiento

Agregó que hay varias situaciones. “Puede ser que sea una viuda, con un hijo, y puede haber un hijo de un matrimonio anterior. Entonces, no es posible que si usted en vida generaba 1 528 pesos, fallecido genere dos pensiones de 1 528 pesos. Y si usted es una viuda, le corresponde el 70%.

“Hay viudas que se acogieron a la pensión del esposo cuando se jubilaron, por resultar esta mayor; son las personas que optaron por la Ley 24. Con la Ley 105 de Seguridad Social, se puede optar por unificar las dos pensiones.

“Esas viudas eran trabajadoras, y cuando se fueron a jubilar, la pensión que les correspondía era menor que la que les correspondería por su esposo. En este caso, en el que tenemos unas 600 viudas, y a partir del estado de opinión, se puede modificar, incluso de oficio, y vamos a poner a las viudas en lo que más les beneficie. De oficio, realizaremos el cambio que más les beneficie, para que no tengan que ir al Instituto Nacional de Seguridad Social”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.