Jue, 24 junio 2021

Nueva estrategia socioeconómica cubana: ¿Qué acciones impulsarán los sectores Turismo y Transporte?

El Gobierno cubano aprobó recientemente una estrategia para el fortalecimiento de la economía con el objetivo de enfrentar la situación de crisis del país. Ese plan, dijo el presidente Miguel Díaz-Canel, “parte de la necesidad de transformar el comportamiento de la economía con agresividad, intensidad e innovación”.

Los ministros de Transporte y Turismo comparecen este martes en la Mesa Redonda para informar sobre las responsabilidades que deberán asumir ambos sectores dentro de esa estrategia socioeconómica, así como las acciones que impulsan en la actual etapa de recuperación pos-COVID-19.

En video, la Mesa Redonda

Ministro del Transporte: Hay un grupo de medidas que dependen de La Habana

Los ministros de Transporte y Turismo comparecen este martes en la Mesa Redonda.

Eduardo Rodríguez Dávila, ministro del Transporte, comenzó su intervención refiriéndose a cómo marcha la desescalada en este sector tras la parálisis debido a la pandemia, proceso en el cual ha tenido una activa participación los transportistas, tanto estatales como no estatales.  

Agradeció la comprensión y disciplina del pueblo durante todo este periodo en el que se han ido restableciendo los servicios gradualmente, en correspondencia con las normas emitidas por Salud Pública.   

En estos momentos están en la tercera fase el Municipio Especial Isla de la Juventud y todas las provincias, con excepción de La Habana y Mayabeque, que siguen en fase uno y dos, respectivamente.  

Mientras la capital no entre en la tercera fase, hay un grupo de medidas que no se pueden implementar, como el restablecimiento de los vuelos regulares, explicó el titular.  

De acuerdo con Rodríguez Dávila, desde el 24 de marzo que se suspendieron las operaciones aéreas regulares se han realizado más de 300 vuelos humanitarios, por diferentes razones. Han viajado al exterior más de 30 000 pasajeros, entre extranjeros y cubanos, y han ingresado más de 7 000. 

“Esto es una muestra de que los aeropuertos se han mantenido operativos, en tanto han aprovechado el tiempo para el establecimiento de las nuevas condiciones en cumplimiento de los protocolos sanitarios a nivel mundial”, comentó el ministro y destacó las mejoras desarrolladas en materia de infraestructura.

Sobre la implementación de las medidas de la etapa de recuperación, dijo que en estos momentos ya está restablecido el servicio de transporte público, intermunicipal y rural, en la mayoría de las provincias (las que están en fase tres), así como entró en funcionamiento los trenes locales y algunos interprovinciales que conectan más de una provincia.

Respecto a los trenes chinos aclaró que todavía no se restablecen pues todos sus itinerarios nacionales tienen su origen en La Habana, que se mantiene en la primera fase, además porque el montaje de las operaciones entre provincias, que no incluyen La Habana, al igual son muy complicadas, sobre todo porque la base de los trenes está en la capital.

“Lo que sí se han restablecido son otros trenes que conectan, por ejemplo, a Santa Clara con Santiago, que no son los chinos”, argumentó.

APK Viajando ha comercializado más de 26 mil capacidades

A la par, se mantiene la venta a través de la oficina de Viajero como la vía más utilizada, acotó.

El titular aseveró que han restablecido las transportaciones masivas, tanto por trenes como por ómnibus y comenzó la comercialización de pasajes interprovinciales por la aplicación Viajando, la cual ha ganado mucha aceptación en los territorios.

Aunque se trata de una aplicación joven que se continúa desarrollando, teniendo en cuenta las sugerencias de la población, ya se han venido por esa vía más de 26 000 capacidades para viajar por ómnibus, señaló el ministro y subrayó que “el equipo informático que trabaja en ella está muy comprometido con seguir perfeccionándola”.

A la par, se mantiene la venta a través de la oficina de Viajero como la vía más utilizada, acotó.

Agregó que sigue restringida la comunicación de pasajeros con la Isla de la Juventud. “Estamos organizando viajes mediante el Catamarán, pero se harán de una manera diferente, porque tradicionalmente la conexión con la Isla es desde La Habana, ahora será  desde Batabanó, y los ómnibus saldrán directamente hacia las provincias sin pasar por La Habana”.

Rodríguez Dávila puntualizó que sobre este servicio se informará próximamente a la población.

Listos los aeropuertos de Cayo Coco, Cayo Largo del Sur y Villa Clara para recibir viajeros

El ministro de Transporte aseguró que ya se encuentran listos los aeropuertos de Cayo Coco, Cayo Largo del Sur y Villa Clara para cuando comiencen a venir los vuelos internacionales que están autorizados.

Por otra parte reafirmó que para todos los servicios prosiguen las medidas sanitarias establecidas, como el uso obligatorio del nasobuco, la desinfección de los medios de transporte y la limitación en las terminales. 

Rodríguez Dávila reiteró que son procederes que deben cumplirse y cuando no sucede se toman las medidas correspondientes. Para ello, “tenemos la colaboración del pueblo, pues hay organizado un sistema de atención a la población que nos ayuda, porque inmediatamente recibimos quejas y denuncias que atendemos con mucha seriedad”.

Se han asegurado todas las transportaciones de cargas previstas por el país, así como avanza el proceso de reincorporación de los trabajadores por cuenta propia a la prestación de servicios, que trae aparejado un cambio en la tarjeta de combustible por una más  moderna. 

Más del 70% de los transportistas sustituyeron sus tarjetas, que permitirá utilizar incluso la aplicación Transfermóvil, sin tener que acudir a las oficinas. “El resto de los trabajadores del sector, que suman más de 70 000 (entre ellos mecánicos y chapisteros) hacen su trabajo sin problemas”, precisó.

La transportación pública en La Habana: El mayor reto

De manera general en La Habana se ha cumplido con lo previsto en la primera fase y se trabaja en la preparación de las medidas planificadas para la segunda

En el caso del restablecimiento de la transportación pública en La Habana, el mayor reto, ha requerido mucha atención de la dirección del Ministerio de Transporte, del Consejo de Defensa Provincial y de los órganos del Ministerio del Interior. “Esto ha sido un proceso integral porque muchos factores tienen que ver con el transporte, incluso la población”.

Para garantizar el cumplimiento de las medidas, se han desplegado inspectores en las paradas y se creó un destacamento de jóvenes, con la colaboración de la Unión de Jóvenes Comunistas, los cuales están integrados en un grupo de WhatsApp por donde se comunican en tiempo real. 

“Incluso, intercambiamos con los choferes en las terminales para fomentar la disciplina, y contribuir a eliminar algunas irregularidades en el transporte público, como quizás la música alta, que conducen en ocasiones a alta velocidad y algunos a veces no se ponen el nasobuco”.

Igualmente, hay irregularidades en la población como manifestaciones incorrectas contra los inspectores. No obstante, “hemos apreciado que el transporte funciona en la capital y es una tarea de todos y en todo momento”.

Reiteró que la situación actual precisa de la comprensión de la población y adelantó que se impulsa un proceso de mejoras en las paradas, donde ha estado muy activo el Consejo de Defensa.

El ministro hizo alusión a varias tareas en las que el sector está enfocado como el establecimiento de un sistema de refuerzo en las playas, que ha implicado reorganizar todo el flujo de las transportaciones, teniendo en cuenta que son lugares de alta concentración de personas. 

Se restableció el tren que sale hacia las Playas del Este de martes a domingo a las 9 a.m., desde el patio de carga de la Estación Central en La Habana Vieja.

Afirmó que, aunque con algunas deficiencias, de manera general en La Habana se ha cumplido con lo previsto en la primera fase y se trabaja en la preparación de las medidas planificadas para la segunda, que supone una mayor ocupación de los ómnibus y el restablecimiento de los viajes interprovinciales.

De cara a las nuevas fases

Sobre las operaciones aéreas, dijo que existen “dificultades con los aviones”, de ahí que lo primero que entrará en funcionamiento serán los trenes y los ómnibus.

Rodríguez Dávila precisó que en la actualidad se brinda apenas el 30% del servicio de viajes interprovinciales, porque el 70% se vincula con la capital. 

Sobre las operaciones aéreas, dijo que existen “dificultades con los aviones”, de ahí que lo primero que entrará en funcionamiento serán los trenes y los ómnibus.

Comentó que la comercialización de pasajes se hará por la aplicación Viajando y las Agencias de Venta, y argumentó que en estos momentos se realiza en una gran inversión en la Terminal de Ómnibus Nacionales, que incluye remodelación, a fin de abrir espacios para que exista una mayor ventilación y que los pasajeros se sientan mejor. 

Estas acciones de mantenimiento también se ejecutan en la terminal donde se venden los pasajes de última hora.

Informó que como parte de la primera fase pronto se pondrán en funcionamiento 23 triciclos eléctricos donados al país, que operarán en las rutas de Centro Habana y Habana Vieja. Asimismo, se publicará una aplicación para que los usuarios de los servicios ruteros de las “gazellas” puedan conocer los precios, los itinerarios de las rutas e incluso cuál es la más cercana, además de otras funcionalidades que se ultiman.

¿ Cómo se inserta el transporte en la estrategia para el fortalecimiento de la economía?

El ministro también se refirió a cómo se inserta el transporte en la estrategia para el fortalecimiento de la economía aprobada recientemente por el Consejo de Ministros.

Informó que el Ministerio elaboró un grupo de medidas en función de “aprovechar mejor lo que tenemos”, debido a que “los recursos financieros serán limitados”. Estos procederes, además, deben favorecer las exportaciones, la sustitución de importaciones, y “permitirnos perfeccionar la gestión, ser más eficientes, de modo que existan incentivos y formas de gestión que se autosustenten”. 

En tanto, se buscará aprovechar las potenciales de la ciencia, la informatización y otras alternativas que favorezcan una mayor eficiencia. 

En estos momentos se diseña cómo implementar estas medidas con la mayor rapidez posible y de manera simultánea, aseguró Rodríguez Dávila.

Respecto a las cargas, está previsto concluir un grupo de documentos rectores que establecen las responsabilidades de todos los actores que participan en la operaciones de puerto-transporte-economía interna, así como potenciar el uso de los sistemas de control y gestión de flotas con GPS..  

También se tomarán otras medidas para reordenar el transporte, “porque no siempre los medios de transporte principales están en las manos de las empresas estatales que lo necesitan”. 

Igualmente se incrementarán las transportaciones por cabotaje (gestión de buques pequeños y la fabricación y mantenimiento de otros), las cuales son más eficientes. 

Con respecto a la transportación de pasajeros, el ministro acotó que se trabajará en el reordenamiento de las rutas, con el objetivo de hacer adecuaciones en los horarios para desplazar la demanda en los horarios picos. También se fomentará el uso de las bicicletas, triciclos y motocicletas eléctricas, “previstos para desarrollar la movilidad en los próximos meses”.

Se continuará el proceso de perfeccionamiento del sistema ferroviario, para lo cual marcha un grupo de decisiones organizativas en aras de una mayor eficiencia, que incluye una reorganización del transporte azucarero.

El titular añadió que se creará una nueva unidad de ferrocarril para prestar servicios a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en tanto se seguirá desarrollando las transportaciones de pasajeros y las de cargas, con el servicio expreso “que ha estado detenido y que próximamente debe reiniciarse con una mejor organización”.

Se trabajará en la transformación del sistema de atención a las vías férreas. “Ya hemos trabajado en un proyecto de mantenimiento que se ha dilatado por las limitaciones actuales, pero el ferrocarril no puede esperar. Necesitamos también modificar formas e incentivos de esos trabajadores que garantice una mayor estabilidad en esa fuerza de trabajo”.

Otras medidas: 

Perfeccionar los procedimientos para la comercialización de motores de combustión interna en el país. 

Se permitirá la atención en talleres estatales de las formas de gestión no estatal y se valorará qué talleres estatales podrán pasar a una forma de gestión no estatal (en este caso ya existe experiencia en La Habana). 

Se continuará promoviendo las cooperativas y se arrendarán medios de transporte por entidades estatales para determinadas formas productivas

Promover que algunas entidades que prestan hoy servicios para el sector estatal y empresas extranjeras que puedan prestar el servicio en moneda libremente convertibles

Impulsar el comercio electrónico. En este caso incluye promover que los transportistas privados que hacen viajes interprovinciales se incorporen a la aplicación Viajando e incorporar la venta de boletos aéreos al comercio electrónico.  

Incrementar con el apoyo de la Unión de Industrias Militares el entrenamiento de tripulantes, choferes, maquinistas en el uso de las nuevas tecnologías.

Encontrar incentivos para aumentar la producción de piezas de repuesto tanto por el sector estatal como por el no estatal.

Ampliar al resto del país experiencias que funcionan solo en La Habana. 

Unificar los servicios de taxis

El ministro de Transporte concluyó que en la segunda etapa de recuperación se concentrarán en las medidas ya en marcha y en la incorporación de las nuevas, validadas en los principales documentos rectores del país. 

“El Ministerio continuará trabajando con el mismo esfuerzo, sin dejar de reconocer las insatisfacciones, actuando sobre las prioridades”, resumió.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.