viernes, 2 diciembre 2022

Encuentro nacional de jóvenes jueces: “Para impartir justicia hay que ser buena persona y hacer el bien”

Temas como la vocación profesional, el estudio de los anteproyectos de ley y las nuevas normas procesales, el uso de la ciencia y la tecnología para el trabajo de los tribunales y el aporte de los más jóvenes al sistema de justicia en Cuba, son algunos de los tópicos que este sábado debaten más de 150 juristas con Rubén Remigio Ferro, Presidente del Tribunal Supremo Popular.

En un encuentro al que asisten representantes de todas las provincias del país, los participantes iniciaron el día en el Complejo Escultórico Comandante Ernesto Che Guevara, donde una representación de ellos participó en la tradicional ceremonia de cambio de flores, uno de los símbolos más bellos del lugar. Asimismo, también rindieron tributo a los combatientes del Frente de Las Villas, en una actividad que significó la previa para los debates.

Según dijo Remigio Ferro, encuentros como este se organizan para “dialogar y romper barreras, escuchar opiniones, observaciones y también críticas, con ese espíritu que siempre tienen los jóvenes”. Como parte de sus reflexiones, señaló la dosis de sensibilidad y sencillez que deben tener los jueces cubanos, sobre todo “porque nuestro sistema de justicia tiene un sólido componente martiano”. Un juez —apuntó—, implica ser buena persona y hacer el bien.

Respecto a la vinculación de los estudiantes de especialidades del Derecho con los tribunales nacionales, en el encuentro trascendió el éxito que significa la vinculación constante entre los centros de formación y el sistema profesional de justicia. Del mismo modo, los asistentes resaltaron los esfuerzos para ofrecer a los graduados cada vez más opciones de superación profesional en los centros de altos estudios.

En el, Alejandra Castro Tapia, estudiante de cuarto año de Licenciatura en Derecho en la Universidad de La Habana, explicó que a sus 20 años es un privilegio para ella estar vinculada al Tribunal Provincial Popular. “Esas oportunidades que siempre nos dan a los más jóvenes de formar parte de un colectivo, escucharnos y enseñarnos, significa un honor que no podemos desaprovechar”.

Sobre el tema, el Presidente del Tribunal Supremo Popular reflexionó sobre el valor de la formación de los jueces desde la etapa de pregrado como una de las vías para trabajar la vocación con las especialidades del Derecho, pero también para conseguir graduados más preparados y competentes.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *