Mié, 21 abril 2021

En el surco, por la seguridad alimentaria de todo un pueblo

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido exhortó a la realización de movilizaciones productivas en los campos de Cienfuegos tras los perjuicios ocasionados por la tormenta tropical Eta

A tensar los resortes imprescindibles, acometer todo el esfuerzo necesario, hacer las cosas bien, de forma ágil y no perder ni un minuto en el surco para, en la medida de lo posible, revertir los perjuicios ocasionados por la tormenta tropical Eta, llamó en los campos de Cienfuegos el Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura.

Exhortó a la realización de movilizaciones productivas, pero atendiendo al número de personas y, sobre todo, que las labores se distingan por su eficacia.

A lo largo de una extensa jornada de trabajo, durante la cual peinó prácticamente todos los principales polos agrícolas del territorio, Machado Ventura comprobó, in situ, que la divisa actual de los cienfuegueros es justo esa: trabajar sin descanso en pos de paliar la situación provocada por las intensas lluvias y los atrasos que estas generaron.

Félix Duartes Ortega, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, quien acompañó al Segundo Secretario a lo largo de la jornada, le informó que existen 900 hectáreas de atraso en las siembras de la campaña de frío en el polo agropecuario de Horquita, y otras 300 en el de Juraguá, ambos ubicados en Abreus, y recorridos por Machado Ventura.

De igual forma, se registran niveles de afectación considerables en los plátanos del polo de Venero, en Aguada de Pasajeros; y hay 400 000 posturas perdidas en los semilleros de tabaco de Cumanayagua, explicó Duartes Ortega.

En Horquita, donde el Segundo Secretario instó a aplicar el doble turno y extender la permanencia en el surco de los trabajadores, se está trabajando de forma continua para alistar las tierras y poder sembrar las primeras 90 hectáreas de papa con semilla nacional.

Hay maquinaria, hay combustible y los hombres están comprometidos para una campaña de frío, para la cual disponen de todas las semillas agámicas y botánicas de los diferentes cultivos, sostuvo Rolando Pérez Ramos, director del polo.

El boniato fue cosechado, de forma rápida, mediante movilizaciones, y transportado a la red de placitas para su venta a la población.

Prioridad en Horquita son las más de 350 hectáreas de frijol comprometidas para la alimentación del pueblo, subrayó Félix Duartes Ortega.

Similar espíritu de trabajo fue apreciado por Machado Ventura en el polo de Juraguá y en la finca de frutales del productor Edey Suárez Martínez, perteneciente a la Empresa de Cítricos Arimado, enclave en el cual recorrió la superficie cultivable, los perjudicados semilleros de tabaco de bandeja tecnificada (que ahora resiembran con la variedad Criollo 2010) y las recuperadas casas de cultivo tapado, donde el 90 % de la producción tiene entre sus fines la obtención de divisas para el país.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.