domingo, 26 septiembre 2021

Díaz-Canel: la complejidad es para asumirla como reto

Ha sido un año en el que hemos enfrentado a la COVID-19, con todas sus implicaciones en el orden económico y también en el social. Ahora nos preparamos para iniciar un año que también va a ser complejo y muy retador, destacó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Hemos vencido un año duro, donde el principal reconocimiento tiene que ser para el pueblo que, encabezado por el Partido, ha enfrentado el recrudecimiento del bloqueo, de todas las amenazas, las presiones y las restricciones que hemos tenido a partir de las medidas que ha ido aplicando, de manera creciente, el Gobierno de Estados Unidos, reflexionó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, este jueves, durante la más reciente videoconferencia realizada con los gobernadores y el intendente del municipio especial Isla de la Juventud.

Por otra parte, dijo, ha sido un año en el que hemos enfrentado a la COVID-19, con todas sus implicaciones en el orden económico y también en el social. Ahora nos preparamos para iniciar un año que también va a ser complejo y muy retador, destacó.

Es el año del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba y también en el que vamos a conmemorar el quinto aniversario de la desaparición física del Comandante y el 95 de su natalicio, motivaciones que, consideró, son suficientes, desde el punto de vista político, para reactivar y renovar nuestros compromisos en todo lo que tenemos que hacer.

En tal sentido, refirió cómo se debe seguir avanzando en el cumplimiento de lo aprobado en el vii Congreso del Partido y los programas fundamentales de Gobierno. De igual manera, insistió en la prioridad que se debe conceder en todas las instancias de Gobierno a la Estrategia Económica y Social y a la Tarea Ordenamiento, a las cuales se unen inevitablemente los nuevos desafíos en el enfrentamiento a la COVID-19.

Temas como el cumplimiento del plan nacional de construcción de viviendas, las afectaciones ocasionadas por la tormenta tropical Eta, el autoabastecimiento local, las inquietudes de la población ante el incremento desmedido de los precios de varios productos y el nuevo escenario epidemiológico que vive el país, centraron los análisis del encuentro conducido por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y en el cual participaron el segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, y el vicepresidente, Salvador Valdés Mesa, así como viceprimeros ministros y titulares de varias carteras.

A BUEN RITMO LA EJECUCIÓN DE VIVIENDAS

Si bien al cierre del mes de octubre del presente año, el segundo de la aplicación de la Política de la vivienda, el cumplimiento de ese plan se encuentra al 98 % de ejecución, todavía sigue siendo un reto para el país incrementar los ritmos, tanto de las edificaciones por esfuerzo propio como de las estatales o de las que se realizan mediante el empleo de subsidios.

Justamente estos dos últimos aspectos son los más atrasados de manera general, en los cuales, enfatizó el Presidente Díaz-Canel, se debe avanzar con mayor celeridad. Desde este momento tenemos que preparar la garantía de que podemos iniciar 2021 con una continuidad del Plan y creando también las bases para su cumplimiento.

Destacó el propósito de ir avanzando en la creación de habitables agradables y funcionales, sobre todo en las comunidades agrícolas, que nos permitan tener mejores condiciones para lograr atraer y motivar la fuerza de trabajo hacia la producción de alimentos, que es hoy la tarea que en lo económico decide.

Durante el intercambio, donde también se evaluaron aspectos como la producción de cemento, la recuperación de afectaciones ocasionadas por eventos climatológicos y el estado de la documentación técnica de los inmuebles, el Primer Ministro subrayó que se debe atender el tema de las ilegalidades urbanísticas, un asunto que no anda bien y debe ser asumido con total responsabilidad, en primer lugar, por las entidades estatales, las cuales todavía no han logrado resolver el problema.

No en todos los lugares, enfatizó, se está actuando en función de cumplir lo que está indicado y restituir la legalidad, y este no es un asunto solo del Instituto de Planificación Física, la principal responsabilidad está en los territorios y como tal debe ser atendida.

PRECIOS Y ORDENAMIENTO MONETARIO

Teniendo en cuenta que una de las principales causas de disgusto que, en las últimas semanas, ha manifestado la población, está asociada al incremento desmedido de los precios, sobre todo, de los productos agropecuarios, fue este también un tema que centró la atención.

Tras la explicación de la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, acerca de las acciones acometidas y otras que se pondrán en vigor, el Primer Ministro valoró que es un aspecto en el que tenemos que actuar con coherencia y rigor, y en lo cual debemos ser capaces de sumar al pueblo, para que denuncie los hechos y sea parte del combate.

El tema precio, aclaró el Presidente de la República, es un asunto de Gobierno muy importante, que tiene impacto en la circulación mercantil minorista, en el equilibrio y saneamiento financieros, y también en la población, a lo cual se suma ahora que constituye uno de los retos más complejos que tenemos en la Tarea Ordenamiento.

La batalla con los precios es para que no haya ilegalidades, para que sean los adecuados y no haya desbalance, subrayó.

«La premisa es que no se pueden permitir precios abusivos y especulativos, y hay que salir a discutir, con los que en estos momentos están subiendo los precios, por qué lo están haciendo». Aquí no le hemos subido el impuesto a nadie, seguimos ofreciendo Salud y Educación gratuitas para todos y hemos tenido un gasto social tremendo para proteger a la población en medio de la COVID-19; entonces, ¿bajo qué concepto un cuentapropista o, incluso, una entidad estatal se aparece ahora con que está subiendo los precios?, cuestionó el Jefe de Estado.

El enfrentamiento a este fenómeno tiene que ser riguroso, actuando correctamente, de manera ágil y profesional, sin permitir componenda ni corrupción, y con sanciones que sean severas y ejemplarizantes, insistió.

Asimismo, llamó a que sea transparente la gestión de precios y darlos a conocer por todos los medios de comunicación, para que la población sepa cuáles son y pueda actuar ante cualquier violación.

El Presidente se refirió a la Tarea Ordenamiento, un asunto complejo pero inevitable en el actual escenario, del cual todo el mundo tiene que ser responsable y se tiene que sentir parte, porque lo estamos haciendo para ordenar la economía en función de todos. Este es un problema de todos, del sector estatal y del no estatal; es un asunto del pueblo, del país, y defenderlo es pensar como país, valoró. De ahí su insistencia en que requiere de una atención y de un aseguramiento al detalle.

PONER A PRODUCIR LA TIERRA

Otro de los temas evaluados fueron los daños provocados en varios territorios del país por la tormenta tropical Eta, que afectó esencialmente la vivienda, los viales y la agricultura, en esta última con impacto en diez cultivos y atrasos en la campaña de siembra de frío.

En el caso específico de la vivienda, se reportaron 779 afectaciones, de las cuales se había solucionado al momento de la reunión el 16 %.

El Presidente Díaz-Canel manifestó que en un año muy golpeado por los fenómenos meteorológicos urge seguir consolidando los polos productivos, romper trabas, potenciar las experiencias de los mejores productores, y darles uso a las tierras ociosas, todo lo cual está estrechamente relacionado con el

autoabastecimiento municipal. El tema no es solo entregar tierras ociosas, también cómo controlar y estimular que se utilicen y aporten, destacó.

Los municipios, aseveró, tienen que defender sus sistemas productivos locales, porque cada vez la vida nos está llevando más a que tenemos que depender de lo que hagamos con nuestros propios esfuerzos y por eso es necesario potenciarlo a nivel de comunidad, a nivel local. «Desde el Gobierno tenemos que hacer todo el esfuerzo por motivar, destrabar, alentar, apoyar, controlar y exigir», afirmó.

Poner a producir la tierra, acentuó, es una de las tareas más importantes que tenemos en el presente para el futuro, y tenemos que ser capaces de resolver las cosas con nuestros propios esfuerzos.

ENFRENTAR RETOS

Ante el incremento de casos positivos de la COVID-19 que se ha experimentado durante los últimos días, asociado sobre todo a viajeros que arriban al país, en la jornada de trabajo el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda se refirió al cumplimiento del protocolo de Salud para el aislamiento en los hogares, donde se incluye la espera del resultado de los PCR del primero y quinto días en las viviendas, procedimiento que no siempre se ha cumplido.

El Primer Ministro consideró vital la necesidad de que en las comunidades se cumpla con rigor lo que se ha establecido por el Ministerio de Salud Pública. Urge incrementar la exigencia y eliminar el relajamiento de las medidas que, en muchos lugares, se han generado para minimizar la transmisión, reflexionó.

Sobre ese asunto, el Presidente de la República consideró como uno de los mayores retos, dentro de la nueva normalidad, lograr mantener bajo control la situación. Hemos mostrado capacidad para enfrentar la pandemia, tenemos mucha más experiencia y, en el actual contexto, el comportamiento de los viajeros y sus familias tiene que partir de la responsabilidad para evitar los contagios.

«Estamos viviendo tiempos complejos y, en todos los años de Revolución, todos los tiempos lo han sido, y todos los tiempos también para nosotros en el futuro van a ser complejos, porque siempre vamos a tener al mismo enemigo con un ideal y nosotros defendiendo el nuestro. Por lo tanto, la complejidad es para asumirla como reto, y nosotros hemos mostrado capacidad para enfrentar los retos y los desafíos.

«Una vez más hemos derrotado y desarticulado las perversas intenciones del imperio de destruir la Revolución y el pueblo, una vez más, se ha crecido.

«Debemos consagrarnos a que esa estoica convicción compartida de resistencia para preservar la enorme obra de justicia social de la Revolución, sea apoyada con un crecimiento productivo y eficiente, a partir de nuestras propias realizaciones, de lo que seamos capaces de hacer por nosotros mismos, que nos dé más soberanía y nos haga menos dependientes de las importaciones y de los factores externos», concluyó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.