Vie, 23 julio 2021

Declaración de la Unión Nacional de Juristas de Cuba: «No aceptamos, ni permitiremos injerencias»

Está en curso la fabricación de pretextos, se promueve el caos y el desorden para desestabilizar nuestra tranquilidad ciudadana y que se desencadene una guerra civil interna, acciones éstas orientadas, financiadas, orquestadas y apoyadas por el gobierno de los EE. UU.

La Unión Nacional de Juristas de Cuba observa con preocupación y denuncia la manipulación mediática de los últimos días en torno a la realidad cubana con la que se pretende mostrar una situación de ingobernabilidad que provoca sufrimiento humanitario extremo, lo que es falso y responde a una estrategia intervencionista puesta en práctica anteriormente en otros países, para enarbolarla como justificación de una intervención armada en nuestro país.

Está en curso la fabricación de pretextos, se promueve el caos y el desorden para desestabilizar nuestra tranquilidad ciudadana y que se desencadene una guerra civil interna, acciones éstas orientadas, financiadas, orquestadas y apoyadas por el gobierno de los EE.UU. Ante ello es imperativo movilizar a la comunidad internacional para desmantelar estas intenciones. Disfrazan con velo de humanitario el viejo anhelo de imponer por la fuerza el cambio del sistema político cubano.

Una Intervención Humanitaria se sustenta en el uso de la fuerza no autorizado por parte de otro/s Gobierno/s o de una Organización Internacional, para sustituir el accionar legítimo de un gobierno dentro de su territorio. La propia Cruz Roja, propuso denominar intervención armada y no intervención humanitaria, pues precisamente su característica principal es el uso de la fuerza foránea. En consecuencia, no existe norma ni consuetudinaria ni convencional en el Derecho Internacional que respalde esta clase de uso de la fuerza.

El gobierno de los Estados Unidos ha tenido en la pandemia un aliado para arreciar el Bloqueo económico, comercial, financiero y mantener las 243 medidas que lo arrecian, implementadas por el gobierno de Trump, a lo que se suma la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo. Situación que ha mantenido el Presidente Biden en este periodo y que incrementa las dificultades, carencias y privaciones que sufren las familias cubanas.

La Unión Nacional de Juristas de Cuba, rechaza este intento de manipulación. No existe asidero en el Derecho Internacional para la intervención humanitaria y sí para el derecho de nuestra nación a defender el sistema político acogido por la Constitución cubana de 2019, aprobada por referendo popular por la inmensa mayoría de nuestro pueblo, incluso si fuera necesario repeler en legítima defensa cualquier intento de incursión armada foránea en la isla.

Cuba brinda permanentemente ayuda solidaria, está igualmente abierta a ella y la agradece. El gobierno cubano trabaja denodadamente en la implementación de nuevas estrategias y acciones concretas para contener el pico pandémico de la COVID-19 y para desarrollar sus candidatos vacunales e inmunizar a toda la población, así como contribuir a la de los pueblos del tercer mundo subdesarrollado.

Cuba exige respeto a los principios del Derecho Internacional de autodeterminación, independencia y soberanía de nuestra nación. No aceptamos, ni permitiremos injerencias.

Unión Nacional de Juristas de Cuba


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.