lunes, 2 agosto 2021

Cuba garantiza regreso de tripulantes cubanos a bordo de los cruceros Panorama y MSC Preziosa

En la mañana de este sábado arribó a la Bahía de La Habana el velero Panorama con tres tripulantes cubanos y otros 19 tripulantes, también cubanos, que laboraban en el crucero MSC Preziosa. Cuba realiza gestiones para traer de vuelta al país a otros 76 cubanos que permanecen en 12 cruceros por todo el mundo

El velero Panorama con tres tripulantes cubanos y otros 19 tripulantes, también cubanos, que laboraban en el crucero MSC Preziosa. Foto tomada del Facebook de Naturaleza Secreta Foto: Tomada de Facebook

En la mañana de este sábado arribó a la Bahía de La Habana el velero Panorama con tres tripulantes cubanos y otros 19 tripulantes, también cubanos, que laboraban en el crucero MSC Preziosa, informó a través de su página de Facebook el equipo de Naturaleza Secreta, un proyecto audiovisual de Mundo Latino que trabaja en la compilación de la memoria histórica de estos días “pandémicos”.

Los 22 trabajadores de ambos barcos no son los únicos que se encontraban fuera de la isla cuando el Gobierno decidió adoptar medidas cruciales, como el cierre de fronteras, para frenar la expansión por la nación de la COVID-19, enfermedad generada por el coronavirus SARS-CoV2, detectado a finales de 2019 en China.

De acuerdo con la información publicada por Naturaleza Secreta, Cuba realiza gestiones para traer de vuelta al país a otros 76 cubanos que permanecen en 12 cruceros por todo el mundo.

TODA EL ÁREA TENÍA CERRADAS LAS FRONTERAS, NO HABÍA POSIBILIDAD DE RETORNO

Sobre la experiencia del retorno y lo que significo de pronto quedarse fuera de Cuba en tiempos tan complejos, comenta Omar Enriques Cabrera Gómez, primer oficial del Panorama: “Llegamos a Barbados el 22 y el 25 cuando empezamos a coordinar el vuelo para regresar a Cuba, Panamá había cerrado fronteras también, Copa estaba cerrada. El embajador de Cuba en Barbados me dijo que toda el área tenía cerradas las fronteras, que no había posibilidad, entonces la compañía decidió que seguíamos para Grecia; pero el 26 ya se empezaron conversaciones entre la compañía y el gobierno cubano, las autoridades de SELECMAR, que es nuestra empresa empleadora, y finalmente decidieron recoger el grupo este de 19 tripulantes que estaban en el crucero MSC Preziosa para repatriarlos para Cuba con los dos tripulantes de nuestro velero y yo en este caso seguiría para Grecia; pero ayer decidieron que finalmente me quedaría en La Habana porque se haría complicado el regreso”.

EL MOMENTO MÁS FELIZ FUE CUANDO LLEGAMOS A LA HABANA

Reinier Armas, tripulante del crucero MSC Preziosa, dice: “Nosotros trabajábamos en el barco MSC Preziosa, desde el momento en que se tornó la situación más difícil con el coronavirus, el barco determinó desembarcar a todos los pasajeros y solo nos quedamos los tripulantes en un periodo de más o menos 10 días de cuarentena, tomando todas las medidas higiénicas para evitar el posible caso y la incertidumbre creció porque cerraron todos los aeropuertos y no había posibilidades de cómo retornar a nuestro país.

Realmente queríamos volver, tú sabes que el cubano es familiar y siempre quiere estar al lado de la familia en situaciones como esta; pero entendíamos que era necesario primero que nada regresar bien de salud, para evitar el mínimo contagio una vez que llegáramos aquí.  Y después reunirse con la familia que todo el mundo nos espera, toda la familia llamando, preocupados; pero el momento más feliz fue cuando llegamos a La Habana y pudimos coger cobertura, conectarnos a internet y poder hablar con la familia, porque realmente era muy difícil la conexión durante la travesía”.  

MUCHOS COLEGAS DE LA REGIÓN TODAVÍA SE ENCUENTRAN A BORDO

Acerca de la situación que se vive en otros barcos, detenidos en alta mar y sin seguridad de que su tripulación pueda volver a casa, explica Roxana Mesa Hernández: “Nosotros podemos decir que realmente somos afortunados porque muchos colegas de la región todavía se encuentran a bordo, afortunados de que nuestro gobierno pudo gestionar esta repatriación con esta compañía y verdaderamente llegamos a salvo”.  

GRACIAS A NUESTRO GOBIERNO QUE SIEMPRE ACOGE A SUS HIJOS

A Edel Gómez le preocupaba lo que sucedería de detectarse un caso de COVID-19 a bordo:  “Cada vez era más grande la incertidumbre sobre la salud de nuestros familiares, sobre nuestra propia salud a bordo, un caso de coronavirus a bordo del MSC Preziosa implicaba que estuviésemos totalmente aislados en un buque donde no existían las mejores condiciones para enfrentar esta pandemia. Si otros países no habían podido regresar a su gente, a nosotros también nos quedaba esa incertidumbre, pero bueno, gracias a nuestro gobierno que siempre acoge a sus hijos, regresamos de nuevo a la patria”.

ESTAMOS DISPUESTOS A PASAR TODOS LOS PROTOCOLOS DE SEGURIDAD

“Entendemos la preocupación que existe en general con nuestro arribo porque provenientes de un crucero y sobre todo con la situación que ha habido con muchísimos cruceros alrededor del mundo, es lógico que exista esta preocupación, sobre todo porque la frontera de Cuba ya está cerrada, y nosotros hemos llegado en una situación excepcional, incluso salimos antes de que se anunciara el cierre total de la frontera por parte del gobierno cubano, entendemos esta preocupación y estamos dispuestos a pasar todos los protocolos de seguridad que se han creado, a pasar el tiempo en cuarentena, sobre todo por nosotros y también por nuestros familiares. Realmente no existe ningún riesgo, estuvimos el tiempo aislados para saber que no tenemos síntomas, pero aun así estamos dispuestos a respetar estos protocolos y a pasar el tiempo que sea necesario en cuarentena”, cuenta Wendy Rivera Ramírez.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.