sábado, 23 octubre 2021

Vacuna de Moderna contra COVID-19 muestra 100% de eficacia para evitar casos severos

La compañía estadounidense Moderna dio a conocer este lunes su petición inmediata a Estados Unidos y Europa, con el fin de obtener la debida autorización para comercializar su vacuna contra la COVID-19, la cual ha mostrado en los ensayos clínicos una eficacia del 94,1% en la prevención de la enfermedad y del 100% para evitar casos severos.

En un comunicado, el director ejecutivo de la firma, Stéphane Bancel, anunció: “Creemos que nuestra vacuna proporcionará una herramienta nueva y poderosa que puede cambiar el curso de esta pandemia y ayudar a prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes”.

El pasado 16 de noviembre la compañía anticipaba ya resultados de los ensayos clínicos correspondientes a la fase tres. Ahora confirma la efectividad de su vacuna, siendo así la segunda empresa de Estados Unidos, luego de Pfizer, que solicita de emergencia la luz verde para empezar a vender su producto: mRNA-1273.

De no existir contratiempos en el camino hacia la aprobación, se prevé que ambas vacunas puedan empezar a administrarse antes de que culmine el 2020.

En cuanto concierne a Moderna, las primeras inyecciones podrían tener lugar a partir del 21 de diciembre, de acuerdo con declaraciones de Bancel entrevistado por The New York Times.

Efectividad total contra la COVID-19 severa

Más de 30 000 personas fueron reclutadas por Moderna para participar en el estudio, unos como voluntarios para recibir la vacuna y otros para un placebo, previo al seguimiento requerido de cara a identificar si se contagiaban con la enfermedad y la tipología de síntomas presentados.

Los datos de este lunes refieren 196 casos de contagio con COVID-19: 185 en pacientes que habían recibido el placebo y solamente 11 dentro de la lista de a quienes se les había administrado la vacuna.

Desarrollaron casos severos de la enfermedad 30 pacientes y uno resultó fallecido, todos incluidos en el grupo del placebo, de ahí que la compañía atribuyese a la mRNA-1273 una eficacia del 100% en términos de prevención de cuadros clínicos graves.

Conforme refirió Bancel, el análisis corrobora la capacidad de la mRNA-173 de evitar el nuevo coronavirus con una eficacia del 94,1% y de evitar totalmente casos severos.

La empresa de biotecnología en cuestión señaló también que la efectividad de la vacuna “fue constante” en los diferentes grupos de edad, raza, etnia y género y que, aun cuando se realizan constantes revisiones, hasta el momento no se han identificado problemas serios.

Las reacciones adversas más comunes registradas fueron: dolor y enrojecimiento en la zona inyectada, mialgia, dolor de cabeza, artralgia y fatiga.

El estudio de la tercera fase efectuado por la empresa supera  los dos meses de seguimiento medio postvacunación, conforme lo exige la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para la autorización de uso de emergencia.

Más candidatas para la vacunación

De tal suerte, la vacuna de Moderna secunda a la de Pfizer y su socia alemana BioNTech en la lista de espera de la aprobación por la FDA y se postula como nueva candidata vacunal en el corto plazo.

Respecto a la capacidad productiva, Pfizer ha anunciado que prevé la fabricación de 50 millones de dosis en lo que queda de año y 1 300 millones más en 2021, en tanto Moderna estima que dispondrá de 20 millones para uso en territorio norteamericano el calendario en curso y producirá entre 500 y 1 000 millones de unidades a nivel global el año venidero.

Las dos vacunas utilizan la novedosa tecnología de ARN mensajero, la cual permite usar el mecanismo de generación de proteínas de una célula para generar la respuesta inmunológica deseada contra virus como el SARS-CoV-2.

La verdad es que la mRNA-173 tiene una importante ventaja comparativa en relación con su análoga de Pfizer, pues puede mantenerse con refrigeración normal y no requiere las temperaturas por debajo de los 70 grados bajo cero, por lo que abarata costos de transportación y almacenaje, así como lo posiciona como producto más accesible a zonas rurales o economías en desarrollo.

Ventaja que se traduce en un precio de venta mayor, mientras su contendiente promete ofrecer su vacuna sin ánimo de lucro durante la pandemia y de modo permanente, con carácter ulterior, para los territorios más pobres.

Esa vacuna, que ha mostrado una eficacia de hasta el 90% en pruebas, es una de las grandes esperanzas para muchos países, pero ha generado ciertas dudas por la forma en que se han desarrollado los ensayos clínicos.

Para Moderna, la vacuna contra el coronavirus podría suponer un verdadero hito: el anuncio de este lunes propulsaba en Wall Street las acciones de la firma, que arrancaron la sesión con un alza de más del 16% y que, tres horas después, continuaban por encima del 17%.

Solo durante este mes, tras las declaraciones que han sido noticias sobre su vacuna contra la pandemia, Moderna progresó casi un 90% en bolsa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.