sábado, 16 octubre 2021

Fauci enciende alarmas en Estados Unidos, el virus se recrudece

El número de nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos está trepando gradualmente a un nivel “inquietante” en los últimos días, y el país corre grave peligro de sufrir una nueva ola de infecciones a pesar del proceso frenético de inmunización.

La alarma fue dada por el virólogo Anthony Fauci, consultor médico en jefe del presidente estadounidense Joe Biden. En entrevista con CNN, Fauci explicó que “es casi una carrera entre vacunar al mayor número posible de personas y un nuevo salto en las infecciones, peor de lo que predijeron los expertos”.

Según datos reportados por el periódico The New York Times, ayer Estados Unidos registró 73.200 positivos, y en la última semana hubo una media de 65.556 casos por día, con un + 14% del promedio de las dos semanas anteriores.

Esto a pesar de la velocidad con la que avanza la campaña de vacunación: alrededor de 109 millones de personas en los Estados Unidos de hecho han recibido al menos una dosis, lo que equivale a más del 33% de la población, y los 50 estados se han comprometido a entregar vacunas para todos los adultos antes del 19 de abril.

Entre las principales causas del aumento de infecciones se encuentra la propagación de la variante británica, que ahora es la cepa dominante en la sociedad estadounidense.

Para contrarrestar esta propagación, Fauci instó a los estadounidenses a vacunarse y a seguir medidas preventivas, principalmente el uso de máscaras y el distanciamiento social.

“Esperen un poco más este no es el momento de declarar la victoria prematuramente”, advirtió. Luego, el virólogo dijo que confiaba en que, gracias a la vacunación masiva, aún se podría evitar una nueva ola de casos de coronavirus.

Mientras tanto, según datos de la Universidad Johns Hopkins, se descubrió que casi la mitad de los casos de COVID en Estados Unidos en los últimos siete días (44%) se registraron en solo cinco estados: Nueva York, Michigan, Florida, Pensilvania y Nueva Jersey.

De hecho, ha habido casi 197.500 casos nuevos en los cinco estados, en comparación con más de 452.000 infecciones en todo Estados Unidos. El pico es particularmente pronunciado en Michigan, donde el promedio semanal de nuevas infecciones por día llegó a 6.719 casos el domingo, más del doble del número dos semanas antes.

La gobernadora demócrata Gretchen Whitmer, sin embargo, dijo que no tiene la intención de endurecer las restricciones.

Sin embargo, la situación aumenta la presión sobre el gobierno federal para
que considere cambiar la forma en que se distribuyen las vacunas enviando
más dosis a las áreas “calientes”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.