Vie, 23 julio 2021

COVID-19 en el mundo: La pandemia podría retroceder el desarrollo humano por primera vez en 30 años, alerta PNUD

La pandemia de COVID-19 podría ser más grave aún que la crisis financiera que entre 2007 y 2009 derrumbó a la economía mundial, alertó este jueves el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

«El desarrollo humano global, como medida combinada de la educación, la salud y las condiciones de vida en el mundo, podría retroceder este año por primera vez desde la introducción de este concepto en 1990», aseguró el organismo en un informe titulado «COVID-19 y desarrollo humano. Evaluando la crisis, imaginando la recuperación».

De acuerdo Achim Steiner, administrador del PNUD, a pesar de las diferentes crisis que enfrentó el mundo a lo largo de estas tres décadas, el desarrollo humano consiguió avanzar a diferentes ritmos en cada país.

Sin embargo, señala el experto, el triple impacto del nuevo coronavirus en salud, educación e ingresos, puede alterar esta tendencia.

De hecho, según el informe, los retrocesos en aspectos fundamentales del desarrollo humano se están dando ya en la mayoría de los países de todas las regiones.

Por ejemplo, con el cierre de escuelas las estimaciones del PNUD indican que el 60 % de los niños y niñas en el nivel primario no están recibiendo ninguna educación, lo que llevará a la desescolarización global a niveles desconocidos desde la década de 1980, explica el documento.

«El impacto conjunto de estos choques podría dar lugar a un retroceso inédito en los niveles de desarrollo humano. Y ello sin contar con otras consecuencias importantes, como en el avance hacia la igualdad de género», dijo.

Asimismo, las previsiones apuntan a que la caída del desarrollo humano será mucho mayor en los países en desarrollo, que cuentan con menos medios para gestionar los efectos sociales y económicos de la pandemia.

Con respecto a las estrategias a corto plazo, el PNUD propuso la adopción de intervenciones enfocadas en la equidad para impulsar la reacción de las economías y las sociedades, de manera que se logren mitigar los profundos efectos de la pandemia.

OMS reporta casi cinco millones de casos de COVID-19 en el mundo

Foto: Stefan Jeremiah / Reuters

La pandemia de COVID-19 en el mundo acumula ya casi cinco millones de casos confirmados, según las cifras actualizadas de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

De acuerdo con el reporte oficial de este órganismo de la ONU, a nivel
internacional se contabilizan cuatro millones 900 mil contagios.

Estados Unidos se mantiene como la nación más afectada, con un millón 500
mil casos y casi 100 mil fallecidos, pese a lo cual en el país avanzan
las medidas de desconfinamiento.

En el continente de América, el epicentro de la pandemia con más de dos millones de enfermos, las miradas se centran en Brasil, dado el incremento de casos y la inexistencia de una plan oficial sólido dirigido a frenar la expansión del virus.

Con más de 270 mil contagios y casi 18 mil decesos, el gigante
suramericano se ubica como el tercer país más afectado en todo el orbe.

La actitud de los Ejecutivos estadounidense y brasileño se aleja
ampliamente de las recomendaciones realizadas en los últimos meses por
la OMS, que ha pedido a los estados extremar las medidas para frenar la
propagación de un virus peligroso y altamente contagioso.

El epicentro de la pandemia de coronavirus se desplaza hacia Sudamérica

Foto: Silvio Avila/AFP

El continente americano es la región más afectada del mundo por la pandemia de coronavirus. Hasta el momento registra más de 2,1 millones de contagios. La situación más preocupante está en EE.UU., que acumula más de la mitad de estos casos, pero también en naciones como Brasil y Perú.

«En las últimas 24 horas, 106.000 casos fueron reportados a la OMS, la cifra más alta en un solo día desde el inicio de la pandemia», informó el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En Sudamérica, se observa con preocupación el avance del virus en países como Brasil, Ecuador y Perú.

Brasil

Está a punto de alcanzar los 19.000 decesos después de que en la última jornada se contabilizasen 888 muertes. Ya suma más de 290.000 contagios confirmados.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha sido muy criticado desde que comenzó a propagarse el virus en el país, al que llegó a calificar como una «gripecilla».

Bolsonaro no ha sido partidario de medidas tan estrictas como las cuarentenas decretadas en otros países sudamericanos, europeos o asiáticos.

Perú

Aunque con una letalidad muy inferior a la registrada por varios países europeos e, incluso, EE.UU., con algo más de 3.000 fallecidos, este miércoles superaba la barrera de los 100.000 casos confirmados, situándose de esta manera como el país con más contagios por cada 100.000 habitantes del subcontinente y el segundo en término relativos, por detrás de Brasil.

A pesar de la gravedad de la situación, el país ha comenzado una paulatina flexibilización del estado de emergencia, con la salida de los menores de 14 años tan solo durante media hora al día y a menos de 500 metros de su domicilio desde el pasado 18 de mayo.

En el resto el subcontinente y de los países que integran América Latina las situaciones son diversas.

 Ecuador

Con más de 34.000 infectados y 2.888 decesos, el país sumó 49 nuevas defunciones en las últimas 24 horas, mientras que hay 1.805 muertos que presentaron síntomas compatibles con la enfermedad, aunque no han sido confirmados.

Más de la mitad de todos los casos ecuatorianos (51,6 %) se concentran en la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil.

México

Ya se han notificado más de 56.000 casos y 6.000 fallecidos. A pesar de que Ciudad de México es uno de los focos más importantes de la pandemia en la República, ya se está planteando un proyecto de vuelta a la normalidad gradual que podría ponerse en práctica a partir del 15 de junio, dependiendo de la evolución de la propagación del coronavirus y del grado de ocupación hospitalaria.

Chile

Es el tercer país más afectado de Sudamérica, tras superar ya la cifra de los 50.000 infectados, aunque su letalidad hasta la fecha es muy reducida y solo han tendido que lamentar 544 muertes.

Argentina

Este miércoles ha cumplido dos meses de cuarentena. Se han registrado algo más de 9.000 casos y de 400 defunciones, mientras que el país ha comenzado a abrir paulatinamente la economía.

Genetistas españoles detectan a responsables de casi la mitad de contagios por coronavirus

El virus SARS-CoV-2, en una imagen obtenida a través de un microscopio electrónico de transmisión. Foto: Rusia Today

Entre un tercio y la mitad de los contagios de coronavirus en todo el mundo son responsabilidad de los llamados «supercontagiadores», individuos especialmente proclives a la transmisión del SARS-CoV-2 y que la transmiten a un mayor número de personas.

Así lo confirma un estudio desarrollado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y por el Instituto de Investigaciones Sanitarias (IDIS).

El estudio analizó casi 5.000 genomas de coronavirus, y sin dudas su éxito más llamativo fue la demostración de la existencia y del impacto en la pandemia de «personas con alta sensibilidad para transmitir el virus COVID-19».

La figura del «supercontagiador» estaba siendo discutida desde un punto de vista epidemiológico sin que existieran datos concluyentes al respecto, «pero ahora los investigadores han logrado revelar evidencia de su existencia»,  aclara la nota difundida por la USC.

En una entrevista concedida al diario ‘La Voz de Galicia’, Antonio Salas, uno de los conductores de la investigación, describe el perfil de estas personas:

Tienen «una mayor carga viral» pero unos síntomas que «no son lo suficientemente llamativos» o son directamente asintomáticos. Otra característica de estos individuos es que «sus tiempos de incubación son muy largos, más de dos semanas, hasta 24 días como apuntan algunos trabajos iniciales». «Durante ese tiempo son un magnífico contagiador», subraya Salas.

El estudio ha revelado igualmente que, en determinados lugares, estos agentes altamente contagiadores dieron lugar a lo que los genetistas llaman «efectos fundadores locales», que terminan traduciéndose en brotes epidémicos de alcance variable a nivel local o incluso nacional.

(Con información de Rusia Today y Prensa Latina)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.