sábado, 31 julio 2021

COVID-19 en el mundo: La OMS descarta posibilidad de una vacuna en 2020

La vacuna contra el nuevo coronavirus causante de la COVID-19 tardará en llegar de 10 o 12 meses, aseguró la directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, quien descartó la posibilidad de que pueda estar disponible este año.

No obstante, de acuerdo con la funcionaria, durante las próximas semanas habrá «buenas noticias» respecto a los tratamientos para combatir esa enfermedad.

De acuerdo con Neira, por mucha prisa que se tenga, todavía hay muchos procesos que seguir, para asegurar que la «vacuna en el mercado sea segura». «Ojalá me equivoque y sea antes», agregó.

Neira sostuvo que pronto se sabrá si el uso del fármaco hidroxicloroquina aporta o no beneficio a los pacientes. Esto, después de que la OMS retomara investigaciones con este medicamento, tras una suspensión temporal por un posible aumento del riesgo de muerte y enfermedades cardiacas.

En lo referente a la inmunidad contra el nuevo coronavirus, Neira señaló que esta podría durar entre seis y 12 meses, aunque de momento no existe evidencia científica sólida que respalde esta teoría.

«En otros virus de la misma familia la inmunidad dura varios meses, por lo que cabe esperar que las personas que se han infectado por el nuevo coronavirus y han generado anticuerpos puedan tener inmunidad entre seis y 12 meses», argumentó.

Por ahora tampoco existe evidencia que sustente la hipótesis de que el calor debilite al coronavirus, pero se sabe que «todos» los virus respiratorios tienen una estacionalidad.

«Necesitamos un año completo para saber cómo se comporta el virus respecto a la estacionalidad, pero todo parece indicar que existe una relación, aunque Singapur nos ha despistado, porque ha tenido muchos casos de coronavirus y su clima es húmedo y cálido», señaló la funcionaria.

La representante de la OMS es optimista en que, de tener lugar una segunda oleada de contagios, especialmente en Europa, esta no tendrá las mismas dimensiones que la primera.

«Lo mejor es que los países se preparen para el peor escenario y se dejen sorprender por el mejor», concluyó Neira, recordando que las «drásticas» medidas de contención del patógeno dieron en su mayoría resultados positivos.

España sería la economía más golpeada del G20 si se produce un rebrote del nuevo coronavirus

espana

Un dependiente con mascarilla en un mercado de Madrid. Foto: AP

La economía española sería la más castigada por la crisis si se produjera un rebrote de la pandemia este año, tanto entre los países del G20 como entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Así estimó este organismo internacional en su informe semestral de perspectivas, publicado este 10 de junio.

De acuerdo con la OCDE, en ese escenario el PIB español caería en un 14,4 %, por delante de Francia, con un descenso del 14,1 %; Italia, con un 14 % y el Reino Unido, también con un 14 %. Además, estima que sin esa segunda oleada España también tendrá uno de los peores resultados, situándose como el cuarto país como mayor disminución del PIB (-11,1 %), tras el Reino Unido (-11,5 %), Francia (-11,4 %) e Italia (-11,3 %).

Este mismo informe dispara la tasa de paro para España en la peor de las circunstancias hasta el 20,1 % este 2020, situación que se agravaría el próximo 2021 hasta llegar al 21,9 %.

Estas perspectivas pesimistas son compartidas con países como Italia y Francia, es decir, aquellos que han implementado medidas restrictivas más estrictas y durante más tiempo para luchar contra la expansión del coronavirus.

Se trata de economías que han visto más dañado su sector turístico, que además tiene un peso muy importante en su PIB y en la creación de empleo.

La OCDE sugiere que la recuperación económica debería venir de la mano de la reactivación del consumo y de la inversión, variables que ya se ha constatado que han tenido una sensible caída durante el primer trimestre del año.

En cuanto al déficit, el organismo sostiene que España se situará en una horquilla entre el 10,3 % del PIB y el 12,5 %, lo que situaría la deuda pública entre el 117,8 % y el 129,5 %, dependiendo de si hubiera o no un rebrote de la epidemia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.