Vie, 25 junio 2021

Ser Padre es un honor

Ser padre es la felicidad y la realización más grande de mi vida. Lo demás es pura crónica social.

Ser padre es la felicidad y la realización más grande de mi vida. Lo demás es pura crónica social.

Cada vez que leo u oigo decir que madre es una sola pero que padre es cualquiera, me sonrío, porque  en ello va una dosis de ignorancia o ingenuidad extrema o de una malicia que proviene, cuando menos, de una experiencia  personal o familiar negativa.  

Y estoy muy claro que son muchos más los malos padres que las malas madres. Eso tiene una razón social y hasta biológica, la primera asentada en la usanza familiar de casi todas las sociedades conocidas hasta el presente donde a la madre le fue asignado siempre el cuidado directo de los hijos; y la segunda por ser ella el reservorio natural de la concepción, gestación, alumbramiento, alimentación y cuidados primigenios de la criatura que se ha convertido en hijo.

Pero de ahí a afirmar que padre es cualquiera es cuando menos de una simpleza torpe e hiriente. Padre es el que participa en la concepción del nuevo ser y eso solo lo hace un individuo y más importante aún, padre es el que, al igual que la madre, hace de la vida de sus hijos y asumiendo cualquier rol tradicional o moderno, el sentido principal de su existencia…y ese hombre que actúa así, tomando como propia la máxima felicidad de su prole, el que no se lleva a la boca un mejor bocado que el de su hijo, el que no viste y calza mejor, el que siempre subordina su agenda vivencial a la necesidad de sus crías, el que educa con rigor pero con amor, el que acompaña en la enfermedad y en la salud, el que ríe en la alegría y sufre en silencio el dolor propio para no preocupar al hijo, ese hombre no merece que se le tilde o agrupe entre los “ cualquiera”.

Mejor sería decir, madre y padre son uno solo, porque mala madre y mal padre es cualquiera que no merezca el honor y el orgullo de serlo. Ser padre, como lo es el mío y la gran mayoría de los padres cubanos, es la felicidad y la realización más grande de mi vida… Lo demás es pura crónica social.


Luis Evidio Martínez Díaz

Periodista Graduado en la UH como Licenciado en Periodismo 1991, prefiere el debate y el análisis de los acontecimientos que le circundan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.