Mar, 15 junio 2021

Un submarino nazi fue hundido al norte de Villa Clara

Un atardecer de inicio de los años 90 solicité a los que me acompañaban en una pesquería, acercarnos a un punto al noreste de Cayo Mégano, donde Norberto Collado aseguró que fue hundido el submarino nazi U 176 durante la Segunda Guerra Mundial.

La mar un tanto picada y la insuficiente cantidad de hielo y combustible, hicieron que el tránsito por el lugar fuera más rápido de lo deseado y careciera de las condiciones para intentar reconstruir cómo fue la persecución que terminó cuando esta nave fue impactada por una de las tres cargas de profundidad que le lanzaron los marinos cubanos, luego que el submarino fue avistado por un avión explorador en el área.

Luego de la guerra se supo que el U-176   estaba al mando del Capitán de Corbeta Reiner Dierksen, su tripulación estaba compuesta por 53 marineros, cargaba 22 torpedos, alcanzaba una velocidad de 7.3 nudos bajo el agua y podía descender hasta los 230 metros. El U-176 había hundido 11 naves en nuestra área entre julio de 1942 y mayo de 1943

Como estos submarinos no disponían del combustible suficiente para realizar sus acciones bélicas y regresar a Europa sin reabastecerse, se han buscado documentos capaces de probar la implicación de Fulgencio Batista o del General Manuel Benítez, entonces jefe de la policía Republicana, en el reabastecimiento a cambio de oro y joyas, de estas naves en Cuba

Una enorme página en blanco se generó en la historiografía cubana cuando Batista quemó su papelería horas antes de huir del país la madrugada del primero de enero de 1959. Se asegura que en las llamas desaparecieron sus corruptelas más íntimas y quizás esta fue una de ellas.

A pesar de que la falta de datos es agobiante, algunos han intentado aclarar el suceso.

El profesor universitario Hernán Venegas ha sido quizás el villaclareño que más profundo ha llegado investigando lo sucedido al capitán Dierksen y sus marineros.

Venegas me contó que contactó a la embajada de Alemania en el 2007 y trató de establecer un proyecto desde el mundo académico para localizar la nave y estudiar los archivos militares en busca de evidencias de este olvidado incidente, pero el país europeo considera este tipo de pecios como tumbas y desea mantener alejadas cámaras y filmaciones de los restos de un pasado nada glorioso.

Poco después que la televisión transmitió para todo el país un capítulo de la serie Historias Sumergidas que cuenta lo ocurrido  al U-176, recibí decenas de cartas y llamadas  aportando nuevas pistas.

Una de ellas fue la posible detección de los restos del submarino en enero del 2002 por parte de un equipo científico que buscaba, al norte de Cuba, restos de galeones tragados por el mar durante los primeros años de la conquista de América.

En la historia volví a pensar el pasado año, cuando realicé un programa de televisión  sobre un dron que opera la Universidad Central para realizar investigaciones subacuáticas, pero incapaz de alcanzar la profundidad necesaria para avistarle. El hundimiento del U-176 fue la única verdadera victoria naval de un país de América Latina durante la Segunda Guerra Mundial; para algunos es una página más para pasar y olvidar, para mí es un hecho intrigante que resulta necesario documentar desde la ciencia y la historia.


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

2 comentarios

  1. Sobre ese submarino yo estuve también investigando hace un tiempo, e incluso Venegas me contactó. Yo publiqué parte de esa historia en un trabajo de la página web de Telecubanacán hace ya unos años. Tengo muchas fotos de la tripulación y de la embarcación con bandera cubana que hundió ese submarino.

  2. El U- 176 el cual era una poderosa unidad de profundidad del tipo IX-C Transoceánico pesado su construcción fue ordenada el 23 de diciembre de 1939 a los astilleros Deutsche Schiff und Maschinenbau AG (AG Weser) Bremen y botado al agua en solemne ceremonia el 12 de septiembre de 1941. Con iguales características se fabricaron 54 aparatos. Poseía, además de los 22 torpedos de 533 mm, 1 pieza artillera de 105 mm. con 110 proyectiles, 1 cañón AA 37 mm. con 940 proyectiles y otro de 20 mm. con 1 500 proyectiles. Podía almacenar 208 toneladas de combustible y 44 minas. Alcanzaba una velocidad de sumersión de 7.3 nudos y llegaba a profundidades de 230 metros bajo el agua. Este tipo de embarcación de superficie podía desplazarse a una velocidad de 18.2 nudos. Su casco estaba confeccionado de madera y tenía 8 compartimientos, entre ellos el puente de mando. Tenía una capacidad de combustible de 1900 galones de diesel. El U-176 le fue comisionado al Käpittanleutnant Rainer Dierksen, el 15 de Diciembre de 1941. Los IXC eran uno de los submarinos más modernos de su época, que lo convertían en una excelente maquina bélica; entre sus características técnicas más destacadas se observan las siguientes. Yo tengo realizada una investigación que aborda el papel que desempeño Cuba en la Segunda Guerra Mundial, si desean conocer un poco mas de esta etapa de la historia pónganse en contactos conmigo. Saludos.