Sáb, 19 junio 2021

Un programa que no se detiene en tiempos de pandemia

Durante la pandemia, en Villa Clara se ha mantenido la vitalidad del programa nacional de prevención de cáncer cérvico- uterino, donde ha resaltado la consulta provincial de patología de cuello.

El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno del cáncer cérvico-uterino es una prioridad en Villa Clara, de  allí que durante la etapa pandémica las  consultas provinciales de patología de cuello y las cirugías en el hospital ginecobstétrico Mariana Grajales se han mantenido con un reajuste de sus horarios.

“Nunca dejamos de realizar las consultas, incluso ni en los momentos de mayor agudeza de la enfermedad. El 2020 fue muy tenso para todos los médicos y enfermeras que laboramos en este programa, pues nos enfrentábamos al unísono a patologías del tracto vaginal y a un virus silencioso y muy contagioso. Reajustamos las consultas de manera escalonada y ya en el 2021 tenemos una mayor experiencia en la atención a pacientes con patologías de cuello en el nuevo contexto epidemiológico”, explica el doctor Mario Gutiérrez, especialista  de II grado  en Ginecobstetricia y jefe provincial de esta consulta.

Durante  este año esta consulta atiende además a las mujeres que participaron el estudio del virus del papiloma humano (VPH), realizado a mediados del 2020 y  causante del cáncer cérvico-uterino.

“Tenemos incluidas en el programa a un grupo de mujeres que a la azahar  participaron en el estudio  del VPH  y fueron diagnosticadas con lesiones  altas de cuello  y hoy ya reciben tratamiento en nuestro  servicio”, comenta el especialista Mario Gutiérrez.

En Villa Clara existe un programa  bien articulado que garantiza  la salud cérvico-uterina de las mujeres desde la atención primaria de salud con la realización de la citología. Sin embargo, durante los últimos años se experimenta un alza de las patologías de cuello en mujeres jóvenes.

Según el especialista, esto obedece fundamentalmente a la falta de protección en las relaciones sexuales donde la tendencia es al comienzo de estas en edades cada vez más tempranas, lo que implica una agresión a un epitelio desprotegido e inmaduro.

El cáncer cérvico-uterino es un problema de salud en países subdesarrollados, en la mayoría de ellos está fuertemente asociado al comienzo en edad temprana de las relaciones  sexuales, al cambio frecuente de pareja y  a la infección del cérvix por algunos tipos del virus del papiloma humano, entre otras causas.

 En Cuba tiene una alta incidencia situándose entre las cinco primeras causas de muerte cuando no se detecta en estadío temprano. De allí el llamado a la prevención consciente y responsable a través del uso de métodos de barreras en las relaciones sexuales, la realización de la prueba citológica con la  periodicidad establecida y la adecuada educación sexual.


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.