Mar, 15 junio 2021

Un militante de convicciones probadas

La historia de Roberto López García, el guajiro de la finca Güines, es la historia de un joven que a pesar de ser de una familia acomodada en los albores de la juventud, abrazó la causa de los humildes y se dispuso a luchar contra el gobierno de la época. Según cuenta Roberto, ante los crímenes, atropellos y desigualdad social imperante, no dudó en incorporarse al Movimiento 26 de julio y posteriormente al Triunfo de la Revolución, en la marina de guerra, unirse a las filas de Partido Comunista de Cuba.

Es Roberto un quemadense sencillo, de hablar pausado y de principios probados, con una historia de vida fraguada en la marina de guerra, como trabajador del comercio en su pueblo natal Quemado y posteriormente en los servicios comunales donde culminó su vida laboral. Toda una vida que consagró al cuidado de su familia y a acompañar en el municipio los proyectos nacidos al calor de la nueva sociedad. Un genuino hombre de pueblo, orgulloso de ser uno de los fundadores del Partido en este territorio y a las puertas del cónclave partidista, exhorta que la vanguardia de la revolución se debe caracterizar por la modestia y el desinterés como principales principios.

En la actualidad este quemadense jubilado cumple con toda tarea que se le demande en beneficio de la sociedad. En tiempos de pandemia, donde se protege en casa, alega que se siente orgulloso porque en estos momentos el pueblo cubano pese al bloqueo, ha sabido salir adelante en el combate contra el letal virus y orgulloso que nuestros candidatos vacunales recojan las esencias de una historia que se fragua desde las gestas independentistas en Cuba.

Sencillamente un hombre de honradez y principios probados.


Marcia Daniel Manrique

Periodista Licenciada en Educación 1999. Desde Quemado de Güines cuenta historias novedosas desde el norte de Villa Clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.