Vie, 25 junio 2021

Un campesino que se hizo periodista

El sueño de Jesús Álvarez López desde pequeño siempre fue convertirse en la voz de muchos, y la constancia y el esfuerzo en el estudio le permitieron hacer realidad sus sueños.
Jesús Álvarez López siente orgullo de su profesión y de vincularla a sus raíces campesinas. Foto: Vanguardia.
Jesús Álvarez López siente orgullo de su profesión y de vincularla a sus raíces campesinas. Foto: Vanguardia.

Este campesino de pura cepa, natural de Venturilla en el municipio de Manicaragua, es la voz que cada amanecer se escucha por la CMHW defendiendo lo que sucede en el surco. Un periodista que alcanzó el “Premio Provincial Por la Obra de la Vida Roberto González Quesada”.

Sencillo, jaranero, buen compañero, responsable y leal con lo que hace y dice, aseguró en una entrevista en la televisora provincial de Villa Clara, que ya estar entre los nominados al premio era privilegio y un premio en sí, sobre todo porque Roberto González Quesada fue un reconocido maestro del periodismo y mi amigo por demás.

Jesús sigue siendo campesino aun después de tantos años en la ciudad y 35 laborando en la radio provincial, siente orgullo al decir: soy de Manicaragua y de cuna campesina; y como periodista defiende este sector.

Estudio Filología para llegar al periodismo y hoy atesora un gran número de premios y reconocimientos. Para él lo que le afecta al pueblo, le afecta a él y su línea es la defensa del pueblo, especialmente de los campesinos que se entregan a la tierra con amor para sacarle la riqueza de cada surco.

Disfruta mucho de la familia: tiene cinco hermanos, tres hijas y un hijo, una nieta y un sobrino nieto, a los que adora. Recuerda siempre Jesús que el puntal de la familia es su padre, y sigue en Venturilla. Es el ejemplo a seguir por todos, asegura con orgullo.

En la revista especial en tiempos de COVID de Telecubanacán este soldado de la palabra no dejó de hablar del sector que atiende y sus altibajos, intercambió sobre la vinculación de las formas productivas al abastecimiento de placitas y puntos de ventas de la agricultura. Una medida que ya había tenido otro escenario hace unos años, y ahora se renueva y para bien, aseveró.

Es una manera de llevar los productos frescos desde la finca a la placita y de esta a la mesa, aunque no estamos satisfechos, se avanza en tal sentido, confirmó Álvarez López, y eso es lo que tenemos que defender desde mi posición en la sociedad.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.