Lun, 14 junio 2021

Teletrabajo:una buena opción en tiempos de la Covid-19

El Teletrabajo resulta una buena opción en tiempos de la Covid-19.

El  teletrabajo no es un término muy familiar para los cubanos, quienes históricamente han trabajado directamente en sus puestos laborales. Sin embargo, desde el mes de septiembre del pasado año, cuando el país tuvo que decretar varias  medidas para enfrentar la coyuntura energética como consecuencia del recrudecimiento del bloqueo económico, el teletrabajo se alzó como una modalidad de empleo muy viable.

Es una práctica con respaldo legal en la Ley No. 116/2013 del Código de Trabajo que entró en vigor en junio de 2014. La normativa establece en su artículo 20 que la relación laboral se formaliza con el contrato del que son partes el trabajador y el empleador y donde el sitio en el que se ejerce la actividad es acordado mutuamente. El  trabajador recibe el ciento por  ciento de su salario, incluso el  estipendio del  almuerzo, en caso de que su organismo lo tenga.

Esta es una forma flexible de empleo que permite al trabajador realizarlo sin su presencia física en la entidad durante una parte importante de la jornada de trabajo, y como norma general, implica el uso frecuente de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Al cierre de enero del  presente año lo utilizaban  5 mil personas, mientras en febrero más de 42 mil.

La  llegada  de la COVID -19 a Cuba impuso nuevas medidas de orden     económico, social, higiénico-sanitario y laboral. Dentro de estas últimas destaca el teletrabajo, en la actualidad con 112 mil 140 trabajadores acogidos a esta modalidad de empleo.

Sectores como el Instituto Cubano de Radio y televisión (ICRT), Educación, la Ciencia, la Cultura y el Transporte son de los que  hoy aprovechan las bondades del teletrabajo.El mismo ofrece flexibilidad  de su horario, comodidad, evita gastos en transportación y alimentación, así como descongestiona el ambiente  laboral  y en estos momentos constituye una excelente manera para enfrentar a la COVID -19.

Sin dudas que el  teletrabajo llegó a Cuba por necesidades coyunturales, sin embargo, su práctica ha demostrado su viabilidad, por  lo que llegó  para quedarse.


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.