domingo, 19 septiembre 2021

Ranas y sapos

Cuentan que los aborígenes cubanos identificaron y representaron a muchas de sus divinidades con ranas y sapos y aseguraron que sus peculiares “cantos” anunciaban las lluvias y la prosperidad en la vida y las cosechas.

Con el tiempo los sentimientos positivos hacia estos animales decayeron. Actualmente la protección de los anfibios se ve dificultada porque muchas personas manifiestan fobias y otras formas de rechazo hacia estas especies, las atacan y destruyen sus puestas.

La rana toro es quizás el anfibio más conocido, fue una especie introducida de norteamérica con fines alimentarios, que desplazó a las locales y se erigió en la cúspide de la cadena alimentaria de nuestros acuatorios, hasta que el pez claria terminó barriendo con ella al depredar con gran efectividad sus larvas y ejemplares jóvenes.

En Villa Clara la Empresa Acuícola contaba con una brigada en Placetas que trabajaba en los humedales del Sur del Jíbaro y hacían excelentes campañas de caza, hasta que la producción decayó y fue necesario reubicar a estas personas en otras labores.

Hasta el presente se conocen 57 especies de ranas y sapos en Cuba, de ellas 54 solo se pueden encontrar en nuestra isla pero estas son muy difíciles de observar y solo se puede conocer de su presencia por el canto o el ojo entrenado del experto que aprende a encontrarlas.

Está por concluir el período seco y la naturaleza creará las condiciones para que comience la fiesta reproductiva de la especie. Seamos tolerantes, cada día se acumulan reportes de cómo el cambio climático y las elevadas temperaturas favorecen la desaparición de los anfibios. tanto por los cambios en el funcionamiento de los ecosistemas como por la aparición de enfermedades que las diezman.


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.