Lun, 14 junio 2021

Para ellos, nuestro homenaje diario

El 22 de Diciembre de 1961, en la Plaza de la Revolución, Fidel anunció la culminación de la Campaña de Alfabetización y Cuba fue proclamada Territorio Libre de Analfabetismo. Desde ese dia se declaró esa fecha como Día del Educador.

Aun cuando el calendario nos regala el día 22 de diciembre para homenajear al maestro, quizás porque procedo de una familia donde muchos de sus miembros se dedican a educar, es que pienso que todos los días del almanaque son válidos para homenajearlos. Cualquier fecha del año valida esa noble y hermosa profesión.

El magisterio es una hacendosa labor que lleva implícita mucho amor y esfuerzo. Una noble tarea a la que dediqué gran parte de mi vida como ya dije.

Sin el maestro no existirían los médicos, los ingenieros, los electricistas, los informáticos, los agrónomos, y el resto de las profesiones que existen en el mundo. De ahí que repito merecen el mayor de los respetos y elogios.

En esta fecha recuerdo a mi tía abuela paterna y a mi abuela que con menos frecuencia, también fue educadora. Evoco a mi hermana que dedica su vida a la profesión, a mis hijas y sus esposos, que también lo hicieron hace unos años.

Recuerdo los inicios de mi vida laboral en la ESBU «Camilo Cienfuegos» de mi pueblo natal, Mata. Repaso mis días frente a las aulas que no fueron pocos, y a tantos y tantos adolescentes que eduqué y preparé para la vida y que hoy cuando los veo como hombres y mujeres ejerciendo sus profesiones, me hacen sentir un gran orgullo.

No olvido a los maestros de entonces, los que están aún ejerciendo el magisterio en el mismo centro educativo y los que ya no están por cualquier causa. Todos excelentes en las materias que impartían, y muy significativa, sus maneras de educar y forjar a sus estudiantes.

Aunque no me gustaría relacionar nombres porque todos son dignos de homenajear y recordar, solo mencionaré a dos hermanas; Las Aguerridos, (Regla Y Mercedes), quienes tras la jubilación, volvieron a las aulas del mismo centro educativo y aún están ejerciendo. Son un orgullo de ese pueblo que las vio crecer.

En este 22 de diciembre voy a la remembranza porque la fecha no es un capricho del almanaque, fue escogida en reconocimiento a la obra educacional que atesora la Revolución cubana, este día de 1961; en la Plaza de la Revolución, Fidel anunció la culminación de la Campaña de Alfabetización y Cuba fue proclamada Territorio Libre de Analfabetismo.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.