domingo, 26 septiembre 2021

Memoria Viva.La República II

Tras el incuestionable esplendor constructivo registrado en Santa Clara en los primeros 30 años de República (1900-1930), la ciudad entra en una nueva fase de estancamiento a causa de la crisis económica en que estaba sumido el país tras la conclusión de la Primera Guerra Mundial, agudizada desde 1929.

Tras el incuestionable esplendor constructivo registrado en Santa Clara en los primeros 30 años de República (1900-1930), la ciudad entra en una nueva fase de estancamiento a causa de la crisis económica en que estaba sumido el país tras la conclusión de la Primera Guerra Mundial, agudizada desde 1929.

Tras el incuestionable esplendor constructivo registrado en Santa Clara en los primeros 30 años de República (1900-1930), la ciudad entra en una nueva fase de estancamiento a causa de la crisis económica en que estaba sumido el país tras la conclusión de la Primera Guerra Mundial, agudizada desde 1929.

De 1931 a 1933 los presupuestos de la ciudadfueroninferiores a los de 1920 y disminuyó igualmente su crecimiento poblacional, pese a que se ubicara en el quinto lugar nacional en cantidad de habitantes.

Fue esa una etapa convulsa desde el punto de vista político, llena de constantes muestras de inconformidadal Gobierno de Gerardo Machado y luego, a otros que sucederían. Las principales manifestaciones de rechazo las interpretaron en ese entonces los jóvenes del Instituto de Segunda Enseñanza de Santa Clara, quienes inundaron el Parque Vidal tras el derrocamiento del represivo tirano.

Todo ello se refleja en el pobre desarrollo arquitectónico que mostró la urbe en el período, en el que se asumen fundamentalmente en el sector residencial, nuevas tendencias constructivas como el Art Decó, de gran auge entre los años 1936- 1946, con una decoración más sencillaque respondía a la precaria situación económica del período.

A partir de 1940, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, se reactiva nuevamente la industria azucarera cubana, con ello las riquezas y se generalizaa partir de la década del 50el Movimiento Moderno. Se realizaron innumerables proyectos por la empresa privada e inicia la construcción de barrios más exclusivos en las periferias de la ciudad, entre ellos los repartos Escambray y Riviera.

chalet reparto escambray
Chalet años 50, reparto Escambray

Es construida en Santa Clara la Terminal de ómnibus, un nuevo aeropuertoal nordeste de la ciudad,centros hospitalarios y edificios educacionales como el Colegio de los hermanos Maristas (1940) y la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

Esa institución inició sus actividades académicas el 30 de noviembre de 1952 como viejo anhelo de los jóvenes de la regióny continúa siendo en el presente uno de los más importantes centros de la enseñanza superior en Cuba.

uclv marta abreu

En el centro de la ciudad y sus entornos también fueron levantados sobre antiguas construcciones coloniales que fueron demolidas al efectonuevos inmuebles de viviendas como el Edificio Cuba, cimentado en el espacio que ocupaba la Iglesia Metodista, fundada en 1900.

edificio Cuba

Pertenece igualmente a este periodo de resurgimiento constructivo otras de las grandes obras acometidas en la ciudad: la Catedral de Santa Clara de Asís, una bellísima edificación de estilo neogóticoconcluida en el año 1954 en una de las principales arterias de la urbe. Por su eclecticismo se le calificó como la Notre Dame de Cuba.

catedral sc

El edificio más representativo de laciudaden la etapafue el Gran Hotel Santa Clara Hilton, hoy Santa Clara Libre, mandado a construir por el magnate local del transporte urbano Orfelio Ramos. Fue erigido sobre los terrenos que ocupabanhasta entonces la repostería “El 20 de mayo” y el Café ElCosmopolita. Con su estructura de once pisos, de puro hormigón y acero, rompió la unidad ecléctica en torno al Parque Vidal y se convirtió en el más alto del interior del país.

edif 20 mayo

Desde su inauguración el 22de abril de 1956 el Gran Hotel emergió como símbolo de la ciudadytrazó pautas en lagestión turística en el centro de Cuba. 

gran hotel

En contrapartida al aparente desarrollo mostrado por la ciudad, las diferencias sociales se van acrecentando, con el surgimiento de extensas zonas de barrios marginales e insalubres y la falta de atenciónal tratamiento de las aguas albañales, que comienzan a provocar la contaminación y el deterioro de los dos ríos que atraviesan a la ciudad de sur a norte.Santa Clara crecía, pero no constataba una evolución industrial que permitiera un desarrollo durable de su economía, y del sustento poblacional.  

familia precaria sc

Ello provocó la agudización de las contradicciones y luchas por una renovación social, que dieron lugar a varias manifestaciones, la consolidación y apoyo del ideal revolucionario y hasta acciones en varios puntos de la ciudad el 9 de abril de 1958.

Tras el Desembarco del Yate Granma, el fortalecimiento del Ejército Rebelde y el desarrollo de la invasión de Oriente a Occidente, las fuerzas de la Columna Número 8 “Ciro Redondo” comandada por Ernesto Guevara de la Serna (Ché), inician la Toma de Santa Clarael 28 de diciembre de 1958.

descarrilamientoo tren blindado

Tras instalar la primera Comandancia en la Universidad Central, la tropa rebelde se adentra en Santa Clara, descarrila el Tren Blindado que llevaba importantes refuerzos logísticos al Oriente del país, y con el apoyo popular fueron tomados en acciones sucesivas: el Gobierno Provincial, el cuartel de los Caballitos, la Jefatura de Policía, el Gran Hotel, el Escuadrón 31, la cárcel y la Audiencia. La rendición de los efectivos del Regimiento Militar “Leoncio Vidal”, tercero en importancia en el país, se produjo el primero de enero de 1959.

La Batalla de Santa Clara fue la acción decisiva que permitió el Triunfo de la Revolución Cubana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.