domingo, 26 septiembre 2021

Despide la salud villaclareña el 2016 con buenos indicadores

El sector de la salud en Villa Clara despide el año 2016 con numerosos logros y también con múltiples desafíos que impulsarán a una mayor calidad del servicio en el venidero 2017.

El sector de la salud en Villa Clara despide el año 2016 con numerosos logros y también con múltiples desafíos que impulsarán a una mayor calidad del servicio en el venidero 2017.

Uno de los resultados más relevante del sector de la salud en Villa Clara durante el 2016 lo constituye la tasa de mortalidad infantil, que se ha mantenido por debajo de 4.0, siendo una de las más bajas del país. Al cierre de esta información se encontraba en 3.2 por cada mil nacidos vivos, con una muerte materna directa y la tasa de defectos congénitos en 1.0.

Los municipios de Sagua La Grande, Caibarién, Cifuentes y Ranchuelo mantuvieron este indicador en cero. En tanto la tasa de natalidad en el territorio disminuyó notablememte con respecto al año anterior con 518 nacimientos menos.

La actividad quirúrgica se cumplió según los pronósticos realizándose más de 63 mil 700 cirugías. El  número de consultas externas y consultas médicas fue muy superior a las del 2015. Se redujo el número de estudios realizados a través de medios de diagnósticos, consolidándose el uso del método clínico.

Durante 43 meses consecutivos la provincia cumplió su plan de donaciones de sangre, aunque estas no satisfacen la demanda de la actividad quirúrgica en el centro de Cuba.

La provincia con una esperanza de vida aproximada de 79 años logra reducir la cifra de mortalidad por tumores malignos así como por enfermedades del corazón y cerebro vasculares.

Referente al programa de inversiones se presentaron atrasos como consecuencia del retardo en la llegada de los suministros no así en el montaje de nuevos equipos, plan que se cumplió a un 113 %. Un buen saldo experimentó el plan de reparación y mantenimiento donde fueron beneficiadas 247 instituciones de salud de un pronóstico de 214.

En la actualidad, más de dos mil 900 colaboradores villaclareños prestan servicios en más de 32 países, sin embargo se logró una cobertura médica favorable en la atención primaria de salud.

Pero el 2016 también tuvo sus insatisfacciones para los trabajadores del sector siendo el atraso en el programa de inversiones el talón de Aquiles.

Además hubo un incremento de los pacientes con infecciones respitaratorias agudas y con síndrome febril inespecífico. De igual forma se mantuvo la inestabilidad con más de 90 fármacos en la red de farmacias, así como con el suministro de armaduras de espejuelos en las ópticas.

No debemos olvidar la difícil situación epidemiológica que tuvo la provincia tras el alza de los niveles de infestación por el mosquito aedes aegypti, lo que obligó a una campaña antivectorial intensiva.

El 2017 impone nuevos desafíos para el sector de la salud en Villa Clara donde elevar la calidad del servicio será tarea de primer orden.


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.