Vie, 11 junio 2021

La pesquisa exige mayor rigor

La pesquisa activa es una herramienta que facilita la detección de enfermedades relevantes en el perfil epidemiológico como es el caso de la Covid-19. En Villa Clara esta acción ha demostrado su efectividad cuando se realiza bien, de allí la urgencia de consolidar la misma

La  pesquisa activa es una tecnología sanitaria que incluye acciones diagnósticas tendentes a identificar el estado de salud individual en grupos de población, con la finalidad de establecer los factores de riesgo existentes y descubrir tempranamente la morbilidad oculta para la atención médica  oportuna.

En Cuba se ha utilizado con muy buenos resultados  en el pesquisaje  de enfermedades  como la tuberculosis, el cólera, el dengue y ahora con la Covid-19.

Desde que inició la pandemia en Cuba, esta es una de las vías para contener la cadena de contagio por el SARSCoV2. En Villa Clara ha crecido cuantitativa y cualitativamente. A los estudiantes y profesores de la Universidad de Ciencias Médicas se han unido los trabajadores de las diferentes áreas de salud, así como de otros organismos.

Sin embargo, esta es una herramienta que hay que pulirla para no dejar brechas al nuevo coronavirus.

La falta de sistematicidad en la pesquisa y en algunos lugares del territorio la ausencia de la misma, así como el débil  trabajo los fines de semana, son  de la insatisfacciones. De igual forma la no recuperación de las casas cerradas y la realización de un cuestionario epidemiológico muy superficial donde no se detectan sintomatologías respiratorias, se convierten en puertas de entrada a la  Covid-19.

«Aun tenemos  problemas con la pesquisa, el domingo que es el día de mayor presencia de las personas en las viviendas, es cuando tenemos  menos personal porque los estudiantes de medicina recesan  y tenemos  que poyarnos con los trabajadores de la salud», explicó la doctora  Liudmila Corvodés, jefa de la Sección de Atención Primaria en la Dirección Provincial de Salud durante una  comparecencia en la revista especial de Telecubanacán de este  lunes 8 de febrero.

Según la funcionaria,  la pesquisa se realiza en la provincia de manera  diaria a los grupos vulnerables, a las personas con enfermedades crónicas  que se descompensen con facilidad, a los ancianos y deambulantes, así como a lactantes, embarazadas y puérperas. El resto de la población se pesquisa  en días alternos  y los que trabajan en los centros laborales.

Con  respecto a este último aspecto, se conoce que es una utopía, pues en la mayoría de los trabajos esta no se realiza, asunto que  debe corregirse, pues la realidad  ha arrojado  un importante  número de controles de focos, evidenciando las deficiencias en la labor..

“No podemos  guiarnos por las estadísticas, hay que ser objetivos  y  honesto con la pesquisa  sí de verdad queremos hacer las cosas bien. Cuando detectamos un caso positivo por cuerpo de guardia, descubrimos que llevaba varios días con sintomatología en la casa, y por tanto no fue  pesquisado. En muchas ocasiones son los casos que  evolucionan de  manera tórpida, como consecuencia a la demora en el diagnóstico”, argumenta  la doctora  Gretza Sánchez  Padrón, directora de Salud Pública en Villa Clara.

Consolidar en cantidad, calidad y sistematicidad la pesquisa activa deviene  hoy un imperativo no solo por el  incremento de casos positivos en el tercer  rebrote, sino además por la alta focalidad del mosquito aedes aegypti, trasmisor del dengue,  y que puede camuflajear los síntomas del SARSCoV2.


Carmen Milagros Martín Castillo

Periodista Licenciada en Periodismo por la UCLV 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán, amante del universo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.