viernes, 24 septiembre 2021

La historia es La Plaza

Inaugurado el 28 de diciembre de 1988, el sitio atrae por su solemnidad y belleza, una obra monumental donde intervinieron Jorge Cao Campos, Blanca Hernández Guivernau y el escultor José Delarra, y que arribó a inicios de este año a más de cuatro millones 905 mil visitantes.

Inaugurado el 28 de diciembre de 1988, el sitio atrae por su solemnidad y belleza, una obra monumental donde intervinieron Jorge Cao Campos, Blanca Hernández Guivernau y el escultor José Delarra, y que arribó a inicios de este año a más de cuatro millones 905 mil visitantes.

Inaugurado el 28 de diciembre de 1988, el sitio atrae por su solemnidad y belleza, una obra monumental donde intervinieron Jorge Cao Campos, Blanca Hernández Guivernau y el escultor José Delarra, y que arribó a inicios de este año a más de cuatro millones 905 mil visitantes.

Destacan en el conjunto arquitectónico La Plaza que concebida para la realización de actividades políticas, patrióticas, militares, culturales, también ha devenido espacio de uso cotidiano, donde en sus 17mil  556 metros cuadrados y amparados bajo la sombra de  14 palmas que simbolizan la fecha del natalicio del Che, el transeúnte puede contemplar la imagen del Guerrillero; al final dos fuentes de forma estrellada, y en el pavimento figuras que muestran la unidad entre los hombres y pueblos del mundo.

Al frente destaca La Tribuna con 2000 metros cuadrados de extensión y capacidad para 900 personas, donde la escultura de 6  metros y 80 centímetros, realizada en bronce por el escultor José Delarra, muestra un Che que avanza, con la mirada puesta en  la Sierra del Escambray y la América del Sur.

3

También se observa el mural donde figuras a relieve reflejan momentos del último proceso insurreccional cubano. Las tres jardineras representan ofrendas florales permanentes al Che, muestran frases expresadas por él y la carta de despedida al Comandante en Jefe Fidel Castro.

4

Por su parte, justo debajo de la construcción, emerge el Memorial, que atesora los restos de los combatientes internacionalistas que guiados por Ernesto Che Guevara lucharon en la selva boliviana en 1967. La selva boliviana, el escenario agreste, y los nichos nacidos de la propia piedra, cargan de emoción el ambiente. Orgullosa y vital se alza la llama, que perpetúa la historia de estos hombres, quienes encabezados por el Guerrillero inmortal, forman parte ya de la vida misma de toda la América.

6

Carmen Milagros Martín Castillo

Periodista Licenciada en Periodismo por la UCLV 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán, amante del universo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.