Jue, 24 junio 2021

Fonticiella, el hombre del dragón rojo

Un cáncer nos acaba de llevar a Domingo Fonticiella. Telecubanacán, consciente que el biólogo perdía la batalla contra la enfermedad, decidió retransmitir en un velado homenaje la premiada serie “Historias Sumergidas”, uno de los tantos proyectos audiovisuales en los que se implicó los últimos 35 años.

Fonticiella pasará a la historia como uno de esos iluminados que fundó de raíz la Acuicultura en Cuba. Comenzó criando anguilas en la estación de Pavón en Encrucijada, participó en la introducción de especies comerciales que no compitieran entre sí por los mismos alimentos en los acuatorios y desde la ciencia aconsejó a los directivos sobre cómo organizar los esfuerzos pesqueros.

Le conocí a finales de los años 80 y la vida lo ubicó entre esos amigos que nunca se despintaron. En una ocasión mientras atravesamos la presa Alacranes me di cuenta que ya en su mente se tejían las redes de lo que serían los primeros modelos biomatemáticos para predecir los volúmenes de captura de los embalses cubanos. Con el tiempo se convirtió en  experto de la FAO y cuando regresaba de sus viajes por varios países del mundo, siempre hacía tiempo para encontrarnos y echar a andar nuevos proyectos.

Colocó en la parte delantera de su auto un sencillo dragón rojo que me aseguró que representaba en las culturas asiáticas sus votos de fortuna y felicidad para todos aquellos que conocía y que desearan compartir junto a él este trayecto que llamamos vida.

Ahora que ha partido físicamente he recordado nuevamente ese dragón alegre y juguetón y entré a internet para buscar entre miles una imagen para representarlo.  Creo que Fonticiella de alguna manera siempre va a estar entre las personas que tuvimos el privilegio de conocerle.


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.