jueves, 23 septiembre 2021

En práctica la solidaridad

Desde la finca del productor Nelson Hernández Pérez, con destino a la Atenas de Cuba, Matanzas, una de las provincias más afectadas con el impacto de la COVID-19 en Cuba , salía alrededor de doscientos cincuenta quintales de calabaza. Un ejemplo de la labor altruista de los campesinos quemadenses , hombre con pies y corazón en el surco, que en tiempos de contingencia extienden su brazo solidario a territorios necesitados, a la vez que en el municipio también han donado un grupo de sus productos del campo a los centros de aislamiento.

Como este productor quemadense , otros noventa y cinco  coterráneos se han acogido a la Ley 358 , decreto ley que permite  la entrega y explotación de tierras estatales con el fin de impulsar la producción de alimentos. Más de nueve meses han  transcurridos desde que Nelson  se incorporó a la explotación de la máquina de riego en áreas de la Granja Güines, con el fin de potenciar la producción de alimentos. Ello le reporta a este productor beneficios tanto para la economía familiar, como para el municipio eminentemente agrícola , donde se trabaja en busca la soberanía alimentaria.

Desde el área donde se destaca una cultura agrícola apelando al policultivo, para aprovechar cada espacio de tierra se hace evidente la voluntad de producir con apego a la ciencia y la técnica. Así se evidenciaba durante la cosecha del cultivo de la calabaza,  variedad INIVIT 2010 que ha llegado a alcanzar rendimientos cercanos a las veintitrés toneladas por hectáreas . Según refiere este campesino, que se ha dedicado por años a la ganadería y a la actividad cañera, para él era un sueño dedicarse a los cultivos varios. Esto se materializó al recibir la máquina de riego antes improductiva, y donde antes crecían malezas, hizo suya la premisa de de producir pese a los enormes desafíos que impone una agricultura carente de insumos para combatir las malezas o fertilizar los suelos.

Hoy, entre los cultivos que predominan en el área, se encuentran el maíz, la yuca, el boniato, entre otros cultivos que exhiben excelentes potencialidades productivas en estos suelo ferralíticos rojos, pertenecientes a La Empresa Agropecuaria Quemado. A la actividad agrícola incorpora a sus hijos, un orgullo para Nelson, campesino que camina satisfecho, porque que el relevo en estos campos está asegurado.

campo quemado

Marcia Daniel Manrique

Periodista Licenciada en Educación 1999. Desde Quemado de Güines cuenta historias novedosas desde el norte de Villa Clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.