Mar, 15 junio 2021

¿Cesó la reproducción del flamenco rosado en Villa Clara?

La leyenda del Ave Fénix asegura que es factible la renovación y sugiere que tenemos posibilidad de que podemos ser más fuertes, grandes y sabios luego de cada reto.

La leyenda del Ave Fénix asegura que es factible la renovación y sugiere que tenemos posibilidad de que podemos ser más fuertes, grandes y sabios luego de cada reto.

Recordé la historia de la mítica ave capaz de resurgir de sus propias cenizas tras recibir la confirmación de que por quinto año consecutivo no se reporta nidificación del flamenco rosado en Cayo Las Picúas, el único sitio de reproducción de la especie documentado al norte de Villa Clara hasta la fecha

Presencié este evento la primavera del 2010 cuando filmaba las historias que alimentaron el documental “Invasión Azul”, allí sugerí la idea que la sobre elevación del nivel de la mar generada por el cambio climático obligaría a estas aves a buscar un mejor lugar para perpetuarse. Encontré huevos arrastrados por la corriente y nidos bajo las aguas de la última marea.

Cuatro años más tarde el profesor de la Universidad de La Habana Vicente Berovides, retornó al lugar y encontró nidales en un punto más elevado del Cayo y adelantó la mala noticia de que documentó pocos nidos y huevos. Cuando el investigador regresó semanas más tarde para revisar el desarrollo de los pichones encontró que ningún animal había sobrevivido y los montículos de fango de 30 centímetros de alto se hallaban inundados. Desde ese momento hasta la fecha, los especialistas de Flora y Fauna en Villa Clara no han hallado evidencias de nuevos eventos reproductivos en el área o en islotes cercanos.

Conocer y estudiar los nidales del flamenco rosado aportan datos para modelar la presencia actual y futura de la especie.  Los especialistas documentan cerca de 3500 flamencos rosados en las cercanías de Carahatas con una pequeña la cantidad de ejemplares jóvenes pero su presencia en la colonia ofrecen indicios de que muy cerca de allí han tenido lugar reproducciones exitosas.

Para hallar el lugar hará falta realizar reconocimientos con drones y barcos precisamente ahora que los pichones y sus nodrizas comienzan el camino que les convertirá en esas bellas aves de fuego.  Evidentemente estamos en presencia de un cambio de ciclo en la naturaleza y será necesario repensar el manejo y la protección de la especie. En nuestro caso debemos hacer lo que resulte necesario para que estos animales sigan siendo uno de los símbolos del amor de los villaclareños por la naturaleza, propiciando con ciencia y cuidados el renacer de sus nidales y colonias


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.