jueves, 23 septiembre 2021

Transitemos todos por el camino correcto

No basta con el llamado y la perseverancia de las autoridades gubernamentales y sanitarias del país si nosotros no colaboramos como está establecido.

Ayer la cifra de contagios a la COVID-19 superaba los 80, una de las más altas de este rebrote y hoy, aunque disminuye a 52 siguen siendo alta a mi criterio y también al del Doctor Francisco Duran, Director Nacional de epidemiología del Ministerio de Salud Pública.

Soy de los tantos cubanos que coincide plenamente con los criterios de nuestro especialista y lo espera cada amanecer para conocer del parte, y sobre todo cuando no se cansa de llamar a la responsabilidad y a la prudencia de todas las personas.

Es un compromiso de cada uno cumplir con lo establecido para evitar el contagio y su propagación, pero no todos lo cumplen.

Cuba hoy reportó 52 casos como ya dije. Los diagnosticados, pertenecen a La Habana; Pinar del Río; Matanzas; Artemisa y Ciego de Ávila.  Y aunque Villa Clara reporta Cero casos, durante 8 días consecutivos y evolución positiva en los contagiados no podemos confiarnos.

Conozco de la atención y cuidado de los infestados y de la estricta vigilancia de los contactos y sospechosos, pero a mi criterio una parte de la población continua un tanto confiada e imprudente.

Como todos los villaclareños he tenido que asistir a la compra de artículos de aseo y alimentos según el proyecto diseñado por las autoridades de la provincia para este fin, y veo que para muchas personas el distanciamiento físico no cuenta.

Hoy por octavo día consecutivo se reporta Cero casos y quizás esto hace que muchos se confíen y cometan errores como los que he visto en estos días. Mal uso de la mascarilla y no distanciamiento establecido.

En mi compra de estos días me sentí como el bicho raro al guardar ese distanciamiento físico que a mi criterio aún no se logra en esos lugares y que es responsabilidad también de las autoridades que mantienen el orden, exigirlo. En fin, vi caras feas al alejarme de la cola hasta el momento de entrar al establecimiento.

Las colas bien organizadas, pero aun las personas siguen sin guardar la distancia prudente, al menos así pienso, y me gustaría que todos lo vieran muy necesario, como realmente lo es.

No basta con el llamado y la perseverancia de las autoridades gubernamentales y sanitarias del país si nosotros no colaboramos como está establecido. Y como no me cansaré como el doctor Durán de decirlo hasta ver erradicada la pandemia, lo repito una y mil veces más. La distancia establecida, la mascarilla y la higiene individual hoy siguen siendo la única vacuna que tenemos al alcance de todos.

Sé que la situación de Camajuaní va mejorando, de igual manera la de Mataguá, pero ¿y nosotros?, por qué no ayudamos con nuestra prudencia y sensatez a que sea más llevadera nuestra vida en tiempos de pandemia. Solo así saldremos de ella y evitaremos más muertes mientras la vacuna sigue su camino de prueba y se aplique a todos como esperamos. 

Meritorio resulta el trabajo del Laboratorio de Biología Molecular de nuestra provincia como todos los que en Cuba entera se dedican al estudio de los casos, meritorio también el papel de las autoridades competentes del gobierno, de salud, del orden y otras tantas instituciones que hoy trabajan en evitar la propagación de la enfermedad, pero meritorio debía ser también el de cada ciudadano porque aun en este trecho del camino falta mucho por andar. Acabemos de transitarlo todos de la manera correcta y solo así lograremos ganar la batalla.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.