lunes, 27 septiembre 2021

La cosa está fea, pero la vamos a poner buena los revolucionarios

La cosa está mala en Cuba, es la frase más escuchada durante los últimos días. Y es verdad que la cosa, como dicen en el lenguaje popular, está dura y se ha puesto más negra con los apagones de los últimos días. Claro que la cosa no puede pintar bonita, porque hace más de un año la nación enfrenta una pandemia unida al recrudecimiento del bloqueo económico con la aplicación de 43 medidas.

La cosa está mala en Cuba, es la frase más escuchada durante los últimos días. Y es verdad que la cosa, como dicen en el lenguaje  popular, está dura y se ha puesto más negra con los apagones de los últimos días. Claro que la cosa no puede pintar bonita, porque hace más de un año la nación enfrenta una pandemia unida al recrudecimiento del bloqueo económico con la aplicación de 43 medidas.

Cuba esta mala, sí, presenta una escasez de alimentos, de medicamentos, piezas de repuesto y de muchas cosas más, pero en medio de tantas penumbras, ha luchado durante más un año por la vida de las personas, ha garantizado con sus luces y sombras, la atención de casos positivos y sospechosos a la COVID-19, ha mantenido con mucho esfuerzo la canasta básica, esa que llega a todos los núcleos familiares, ha garantizado la mayoría de los medicamentos del llamado tarjetón, las dietas médicas de miles de cubanos, la distribución de artículos alimenticios y de aseo personal de una u otra forma a los núcleos familiares.

La cosa está fea en Cuba, pero a pesar de ello, se ha mantenido la atención y tratamiento de los pacientes oncológicos; se han realizado las cirugías de emergencias y urgencias, incluso algunas de ellas realizadas por primera  vez en Cuba, se han logrado 5 candidatos  vacunales con una  eficacia probada, se ha logrado mantener a distancia el sistema educativo.

La cosa en Cuba está dura y fea, eso lo sabemos todos, pero la vamos a poner buena los revolucionarios, porque los problemas de esta país los resolvemos dentro, no necesitamos que de fuera vengan a imponernos recetas, las que sabemos no vienen con buenas intenciones.

La  cosa la tenemos que poner  buena los revolucionarios: ayudando, cooperando, luchando contra la pandemia y contra una sarta de oportunistas que por 4 pesos le siguen el juego a una disidencia maltrecha. La vamos a poner  buena con la unidad que siempre ha caracterizado a esta  nación que tiene memoria histórica y no olvida el ropaje con el que siempre  viene la ayuda del Norte.


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.